Psyathome

Trastorno por consumo de cannabis: definición, síntomas, tratamiento

¿Qué es el trastorno por consumo de cannabis?

El trastorno por consumo de cannabis (CUD) es un diagnóstico dado por el consumo problemático de marihuana. CUD se introdujo en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición o DSM 5. (La edición anterior del DSM separó el uso problemático en dos trastornos diferentes: abuso de cannabis y dependencia de cannabis).

El trastorno por consumo de cannabis afecta aproximadamente al 10% de los 193 millones de consumidores de cannabis en el mundo, y captura la posibilidad de que las personas puedan verse afectadas negativamente por el consumo de marihuana sin ser necesariamente adictas. Sin embargo, también tiene espacio para reconocer la adicción al cannabis si se produce.

Signos y síntomas del trastorno por consumo de cannabis

Una de las cosas clave para recordar con el trastorno por consumo de cannabis es que involucra el consumo de cannabis que crea problemas para el usuario. Con eso en mente, al menos dos de los siguientes criterios o síntomas oficiales que ocurren dentro de un período de 12 meses indican un trastorno por consumo de cannabis:

  • Seguir consumiendo cannabis a pesar de problemas físicos o psicológicos
  • Continuar consumiendo cannabis a pesar de problemas sociales o de relación
  • Antojo de cannabis
  • Dificultad para controlar o reducir el consumo de cannabis
  • Renunciar o reducir otras actividades a favor del cannabis
  • Problemas en el trabajo, la escuela y el hogar como resultado del consumo de cannabis
  • Pasar mucho tiempo en el consumo de cannabis
  • Tomar cannabis en situaciones de alto riesgo
  • Tomar más cannabis de lo previsto
  • Tolerancia al cannabis
  • Retiro al suspender el cannabis

El hecho de que el nombre haya cambiado y el término «uso de cannabis» haya reemplazado a «abuso de cannabis» o «dependencia de cannabis» no significa que el cannabis no sea adictivo. De hecho, la investigación muestra de manera concluyente que el cannabis es adictivo.

Diagnóstico del trastorno por consumo de cannabis

Para diagnosticar el trastorno por consumo de cannabis, se evalúan los antecedentes de la persona. Esto incluye investigar si ellos o sus familiares inmediatos tienen antecedentes de abuso de sustancias o problemas de salud mental y también incluye su historial médico y exposición al estrés ambiental.

Las pruebas de laboratorio se pueden utilizar para ayudar a identificar el consumo de cannabis. Sin embargo, una prueba de drogas positiva no significa necesariamente que la persona tenga un trastorno por consumo de cannabis y una prueba de drogas negativa no lo descarta. En cambio, es más importante observar la ingesta de cannabis informada en comparación con la cantidad que está en la sangre.

Un diagnóstico de trastorno por consumo de cannabis puede depender, en parte, de sus efectos, como los 11 criterios o síntomas descritos anteriormente. La gravedad de los problemas de la persona se puede capturar al incluir un indicador adicional:

  • Templado: dos a tres síntomas
  • Moderar: cuatro a cinco síntomas
  • Grave: seis o más síntomas

La nueva clasificación del trastorno por consumo de cannabis (que separa el uso problemático de la dependencia o el abuso de cannabis) significa que alguien puede tener un trastorno grave por consumo de cannabis sin tener ninguna tolerancia o abstinencia, las características de la adicción. Del mismo modo, pueden cumplir los criterios de un trastorno leve por consumo de cannabis a pesar de experimentar una alta tolerancia física y síntomas de abstinencia.

CUD y otras condiciones de salud mental

Un diagnóstico de CUD puede complicarse por condiciones de salud mental comórbidas o concurrentes. Por ejemplo, el trastorno por consumo de cannabis está fuertemente asociado tanto con la depresión mayor como con el trastorno de ansiedad generalizada. Algunos estudios también han encontrado tasas más altas de trastorno por consumo de cannabis en personas con trastorno de estrés postraumático.

La investigación también ha informado conexiones entre este trastorno y otros trastornos específicos por uso de sustancias, algunos de los cuales incluyen:

  • Trastorno por consumo de sedantes
  • Trastorno por consumo de cocaína
  • Trastorno por consumo de estimulantes
  • Trastorno por consumo de drogas de club
  • Trastorno por consumo de alcohol

Causas del trastorno por consumo de cannabis

Los trastornos por uso de sustancias no tienen una causa específica que se ajuste a todas las personas diagnosticadas con esta afección. El estrés, la angustia emocional y otras condiciones de salud mental (como la ansiedad y la depresión) pueden contribuir al desarrollo del trastorno por consumo de cannabis.

Yale Medicine agrega que también puede haber un componente genético o hereditario, y uno de sus estudios identifica varias variantes genéticas que pueden aumentar el riesgo de desarrollar dependencia o adicción al cannabis.

Tratamiento para el trastorno por consumo de cannabis

Hay un par de opciones de tratamiento diferentes para las personas con trastorno por consumo de cannabis. Es importante tener en cuenta que si existe una afección concurrente, tratar ambas afecciones al mismo tiempo puede proporcionar el resultado de tratamiento más favorable.

Consejería y Terapia

Se ha encontrado que varios tipos de asesoramiento o terapia son beneficiosos para reducir el consumo de cannabis y los problemas posteriores que crea esta droga. Ellos son:

  • Terapia de conducta cognitiva: una forma de psicoterapia que ayuda a las personas a identificar patrones de pensamiento destructivos y luego cambiar esos patrones para influir positivamente en sus comportamientos.
  • Terapia de mejora motivacional: una terapia a corto plazo diseñada para ayudar a motivar a la persona a cambiar comportamientos dañinos
  • Manejo de la contingencia: una técnica de terapia conductual que utiliza un contrato formal entre el terapeuta y el cliente para ayudar al cliente a cambiar el comportamiento mediante el establecimiento de objetivos y al mismo tiempo establecer recompensas y sanciones.

Un estudio que involucró a 308 sujetos también encontró que las intervenciones en línea que incluyen asesoramiento por chat también pueden ser útiles para las personas con trastorno por consumo de cannabis, especialmente cuando las usan aquellos que tradicionalmente no utilizan las opciones de tratamiento ambulatorio.

Medicamento

En este momento, no hay ningún medicamento aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para tratar el trastorno por consumo de cannabis, aunque algunos medicamentos están actualmente bajo investigación. Hasta que existan tales opciones, el trastorno por consumo de cannabis se trata mejor a través de asesoramiento y terapia.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo se trata el trastorno por consumo de cannabis?

    El trastorno por consumo de cannabis se trata actualmente con asesoramiento y terapia, aunque se están investigando algunos medicamentos como posibles opciones de tratamiento. Algunos expertos en salud sugieren que, si se encuentra un medicamento, combinarlo con una terapia puede ofrecer a las personas con trastorno por consumo de cannabis el mejor pronóstico.

  • ¿Quién se ve más afectado por el trastorno por consumo de cannabis?

    Aproximadamente el 1,4 % de los adultos estadounidenses tienen un trastorno por consumo de cannabis, mientras que esta afección afecta al 9,3 % de los consumidores de cannabis. Las personas con mayor riesgo de desarrollar CUD incluyen aquellas que son más jóvenes, hombres, solteros, en un nivel de ingresos más bajo y que residen en un estado que tiene leyes de marihuana medicinal. Las personas con trastornos psiquiátricos también tienen un mayor riesgo.

  • ¿Cuáles son los efectos físicos del trastorno por consumo de cannabis?

    La respuesta a la pregunta puede variar según la respuesta individual de la persona a la droga, la forma de cannabis utilizada y el nivel de consumo de cannabis. Los efectos físicos del consumo de marihuana, en general, incluyen tos diaria, enfermedades e infecciones pulmonares más frecuentes, aumento del ritmo cardíaco y, en algunos casos, náuseas y vómitos intensos. Si el consumo de cannabis es intenso y prolongado, puede incluso cambiar las redes del cerebro.

  • ¿Cómo se diagnostica el trastorno por consumo de cannabis?

    Si se sospecha un trastorno por consumo de cannabis, se evalúan los antecedentes individuales y familiares de la persona, tanto en términos de consumo de sustancias como de problemas de salud mental. También se tienen en cuenta el historial médico y los factores estresantes ambientales. Para ser diagnosticado con CUD, se deben cumplir al menos dos de los 11 criterios descritos en el DSM 5. Si bien las pruebas de drogas pueden determinar el consumo de cannabis, no son necesariamente buenas para diagnosticar el trastorno por consumo de cannabis, ya que una prueba positiva no significa que exista un trastorno y una prueba negativa tampoco excluye este diagnóstico.

Deja un comentario

¿Qué es el efecto espectador?

Si fuera testigo de una emergencia frente a sus ojos, sin duda tomaría algún tipo de acción para ayudar a la persona en problemas, ¿verdad?

¿Qué es la moralidad?

¿Qué es la Moralidad? La moralidad se refiere al conjunto de normas que permiten a las personas vivir cooperativamente en grupos. Es lo que las

Susan Cowden, MS – Muy bien Mente

Reflejos Miembro de Academia de Trastornos de la Alimentación Terapeuta matrimonial y familiar apasionado por una serie de temas. Formación avanzada completada en terapia familiar

Ansiedad social o fobia

¿Qué es la fobia social? Tienes fobia social y temes a las situaciones sociales., los evitas o tienes pensamientos negativos sobre ellos. Probablemente estés preocupado