Psyathome

Terapia de color: definición, tipos, técnicas, eficacia

¿Qué es la terapia de color?

La cromoterapia, también conocida como cromoterapia, es una forma de terapia que utiliza el color y la luz para tratar ciertas afecciones de salud mental y física. Podemos rastrear esta forma de terapia hasta los antiguos egipcios. Hicieron uso de habitaciones llenas de sol con vidrios de colores con fines terapéuticos.

Aunque la terapia del color ha ganado cierta popularidad a lo largo de los años, todavía no es una forma de terapia ampliamente aceptada en la medicina occidental. Muchos expertos médicos lo consideran bastante experimental.

La base de la terapia del color es que los diferentes colores evocan diferentes respuestas de cada individuo. Las personas encuentran colores específicos terapéuticos o estimulantes. Los expertos que creen en esta teoría creen que el color puede impactarnos positivamente de varias maneras y ayudar con una serie de condiciones.

En algún momento, todos hemos experimentado la premisa de la terapia del color. Para algunas personas, ver el verde en la naturaleza en su carrera diaria es un estímulo instantáneo para el estado de ánimo o se sienten un poco mejor al instante con su vestido amarillo favorito. La práctica de la terapia del color también se remonta a su origen indio. Según la filosofía india, los siete colores principales del círculo cromático realzan los chakras de nuestro cuerpo.

Tipos de terapia de color

En la terapia del color, se cree que diferentes colores pueden tratar diversas afecciones. Los terapeutas del color creen que la falta de un color particular en su cuerpo podría ser responsable de su condición de vida. Aquí hay una lista de los colores más comunes que se usan durante la terapia del color y cómo podemos usarlos.

  • rojo: El rojo se usa para energizar o vigorizar a una persona que se sienta cansada o deprimida. Sin embargo, el rojo también puede provocar que las personas ya estén tensas, razón por la cual se usa con cuidado en la terapia del color.
  • Azul: Los cromaterapeutas usan el azul para tratar la depresión y el dolor. También se cree que los tonos más oscuros de azul tienen propiedades sedantes y pueden ser útiles para las personas que experimentan insomnio u otros trastornos del sueño.
  • Verde: El verde es el color de la naturaleza y, según los cromaterapeutas, puede ayudar a aliviar el estrés y relajar a una persona.
  • Amarillo: El amarillo puede usarse para mejorar tu estado de ánimo y hacerte feliz y optimista.
  • naranja: El naranja, al igual que el amarillo, se puede utilizar para provocar emociones felices en las personas. También se cree que el color cálido y brillante puede estimular el apetito y la actividad mental.

Técnicas

Hay dos técnicas principales de la terapia del color. Puede hacerse a través de la vista, es decir, mirando un color en particular con la esperanza de que su cuerpo obtenga la respuesta deseada, o reflejando directamente ciertos colores en partes del cuerpo con la esperanza de que pueda ayudar a tratar una dolencia en particular.

Los terapeutas del color creen que el color puede entrar en nuestro cuerpo a través de los ojos o la piel. Cada color que podemos ver tiene su longitud de onda y frecuencia única. Cada frecuencia única tiene un efecto diferente en las personas y se utiliza para diferentes propósitos. Los colores cálidos se utilizan normalmente para efectos estimulantes, mientras que los colores fríos se utilizan para efectos calmantes.

Con qué puede ayudar la terapia de color

La cromoterapia tiene multitud de usos. Hay alguna evidencia que sugiere que puede ayudar con algunas de las siguientes condiciones:

La terapia del color es una forma de tratamiento de medicina alternativa, y aún se necesita investigar mucho más sobre su efectividad en el tratamiento de las condiciones anteriores.

Actualmente no hay investigaciones que respalden que la terapia del color pueda usarse únicamente como un tratamiento eficaz para cualquiera de estas afecciones.

Beneficios de la terapia de color

A lo largo de las décadas, se ha demostrado que la terapia del color tiene varios beneficios que van desde lo físico hasta lo mental. Algunos beneficios que uno podría recibir de la terapia del color incluyen:

  • El alivio del estrés: Ciertos colores como el azul y el verde pueden tener efectos calmantes en las personas estresadas o ansiosas.
  • Aumenta tu apetito: Los colores cálidos y estimulantes pueden aumentar su apetito cuando lucha con el deseo de comer.
  • Aliviar el trastorno afectivo estacional: Las personas sufren principalmente de trastorno afectivo estacional durante el clima más frío debido a la falta de luz solar y al hecho de tener que pasar períodos más prolongados en el interior. Los colores cálidos como el amarillo y el naranja podrían ayudar a aliviar los síntomas de esta afección.
  • Para aumentar tu energía: Se ha demostrado que colores como el rojo y el amarillo aumentan tu energía y te motivan más.

Eficacia

La eficacia de la cromoterapia como sistema de medicina alternativa se ha debatido a lo largo de los años. Mientras que algunas personas creen que puede tratar condiciones físicas y mentales, otras creen que esto es solo un mito.

En un estudio de 2015 sobre la efectividad de la cromoterapia como opción de tratamiento, los investigadores encontraron que la cromoterapia tenía efectos positivos en condiciones como el cáncer, la hipertensión, las infecciones de la piel y la depresión.

En un pequeño estudio de 2019 sobre la efectividad de la cromoterapia como tratamiento alternativo para la ansiedad en los estudiantes, los investigadores descubrieron que podía relajar y reducir la ansiedad entre los estudiantes que participaron en el estudio.

Cosas para considerar

Se necesita mucha más investigación para comprender cómo funciona la terapia del color y la efectividad de esta forma de terapia. Es importante saber que no es un tratamiento para muchos trastornos y condiciones. Hable con un médico si experimenta los síntomas de condiciones debilitantes como depresión severa o insomnio.

Si bien la premisa de la terapia del color es que ciertos colores provocan emociones específicas en la mayoría de las personas, esto no siempre funciona. Los seres humanos son únicos. Los efectos de ciertos colores en las personas pueden variar de persona a persona. Los colores que la mayoría de las personas pueden encontrar calmantes o relajantes pueden provocar ansiedad o deprimir a los demás.

Cómo empezar

Si bien la ciencia detrás de la terapia del color aún no se ha explorado en gran medida, es completamente inofensivo practicar la terapia del color por su cuenta. Aquí hay algunas formas en que puede comenzar a experimentar con la terapia del color:

  • Tomar una prueba. Si la cromoterapia le intriga, puede comenzar investigando un poco o hablando con un quimioterapeuta autorizado. Estos te ayudarán a descubrir colores que equilibren tu bienestar físico y mental.
  • Deshágase de las luces azules por la noche para dormir mejor. Las investigaciones muestran que la luz azul de sus computadoras portátiles, teléfonos y televisores puede afectar su ritmo circadiano, lo que afecta la calidad de su sueño. Se ha descubierto que usar anteojos anti luz azul o cambiar la configuración de sus dispositivos a tonos amarillos más cálidos ayuda.
  • Disfrutar de la naturaleza. Los estudios demuestran que los verdes de las hojas y la hierba que obtenemos en abundancia en la naturaleza nos relajan positivamente.
  • Sea intencional con las opciones de color. Cuando elija colores para cualquier cosa, desde el color de las paredes de su habitación hasta el color de la ropa que usa, elija colores que le parezcan estimulantes o que provoquen emociones positivas.

Es importante tener en cuenta que la cromoterapia no sirve como tratamiento definitivo para afecciones mentales o de salud. Si está experimentando una afección como depresión o un trastorno del estado de ánimo, es importante que hable con su médico al respecto.

Deja un comentario

Superar la fobia a volar

Las estadísticas indican que el avión es el medio de transporte más seguro: la posibilidad de sufrir un accidente aéreo es de 1 en 2,4

Cómo dejar de ser inestable emocionalmente

¿Qué es la inestabilidad emocional? La inestabilidad emocional, también conocida como desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad. La persona presenta una gran variación