Psyathome

Terapia Ambulatoria: Definición y Eficacia

¿Qué es la terapia ambulatoria?

Terapia Ambulatoria

La terapia para pacientes ambulatorios se define como cualquier servicio de psicoterapia que se ofrece cuando el cliente no está admitido en un hospital, programa residencial u otro entorno para pacientes hospitalizados. La terapia para pacientes ambulatorios es un recurso para las personas que buscan apoyo para problemas de salud mental que no requieren apoyo las 24 horas ni control de seguridad.

La terapia ambulatoria se puede ofrecer a través de hospitales, en consultorios médicos que emplean terapeutas, prácticas grupales o prácticas privadas.

Psicólogos, trabajadores sociales clínicos, consejeros y ciertos profesionales médicos pueden ofrecer terapia ambulatoria. Los pasantes y los estudiantes que trabajan para obtener títulos o licencias en salud mental también pueden ofrecer terapia ambulatoria con la supervisión y supervisión de un profesional calificado y con licencia.

Tipos de terapia ambulatoria

La terapia ambulatoria puede adoptar muchas formas, según las necesidades del cliente. La terapia individual, la terapia de grupo, la terapia familiar y la terapia de pareja se pueden proporcionar en un entorno ambulatorio. Las sesiones pueden variar en frecuencia, incluso semanalmente, dos veces por semana, cada dos semanas y mensualmente, según la necesidad individual del cliente y el progreso en el tratamiento.

Los terapeutas que ofrecen servicios ambulatorios pueden practicar desde muchas orientaciones teóricas diferentes según el estilo personal y la formación del terapeuta. La mayoría de las orientaciones que se imparten en los programas clínicos y de asesoramiento se pueden implementar en un entorno ambulatorio, lo que incluye:

  • terapia adleriana: Un enfoque de terapia breve que enfatiza el establecimiento y el logro de objetivos específicos, así como la psicoeducación sobre la salud mental.
  • Terapia de comportamiento: Una forma de terapia destinada a cambiar los comportamientos problemáticos reforzando los comportamientos preferidos.
  • Terapia cognitiva: Un enfoque de terapia típicamente a corto plazo que explora cómo los pensamientos de uno afectan los sentimientos y comportamientos.
  • Terapia de conducta cognitiva: Una forma de terapia destinada a ayudar a las personas a identificar la conexión entre pensamientos, comportamientos y emociones desadaptativos y realizar cambios positivos en estos patrones.
  • terapia humanista: Un enfoque de la salud mental que ayuda a los clientes a identificar su «verdadero yo» y determinar cómo vivir su vida más auténtica.
  • Psicoanálisis: un enfoque de terapia de conversación a largo plazo que implica explorar cómo la mente inconsciente de uno afecta los pensamientos, sentimientos y comportamientos.
  • Terapia psicodinámica: Un enfoque de terapia a largo plazo que implica una exploración y comprensión profundas de las emociones y los pensamientos a través de la terapia de conversación.
  • Terapia basada en fortalezas: Un enfoque de la terapia que enfatiza las fortalezas ya existentes de los clientes y ayuda al cliente a identificar y usar estas fortalezas en su vida.

Técnicas de Terapia Ambulatoria

Las técnicas de terapia variarán según la orientación teórica del terapeuta, así como las necesidades individuales del cliente. Todas las orientaciones incluyen terapia de conversación, que ayuda al cliente a articular sus necesidades y objetivos de tratamiento y le permite al terapeuta determinar qué intervenciones podrían ser más útiles.

Debido a que la terapia ambulatoria consta de sesiones con tiempo entre ellas, muchos terapeutas ambulatorios asignarán tareas entre sesiones. Las asignaciones pueden incluir el seguimiento de pensamientos y emociones, ejercicios de atención plena o meditación, o probar diferentes estilos de comunicación o resolución de conflictos.

En qué puede ayudar la terapia ambulatoria

Debido a que los terapeutas ambulatorios tienen la flexibilidad de aprovechar una variedad de orientaciones y técnicas teóricas, la terapia ambulatoria puede ayudar con una amplia variedad de problemas de salud mental.

Los terapeutas pueden usar la terapia ambulatoria para ayudar con muchos diagnósticos, incluidos depresión, ansiedad, trauma y estrés.

Beneficios de la terapia ambulatoria

La terapia en un entorno ambulatorio permite a los clientes programar sesiones según su disponibilidad, y pueden elegir la frecuencia y los objetivos del tratamiento según sus necesidades y prioridades.

La terapia ambulatoria permite que cualquier persona busque servicios de terapia y apoyo para su salud mental mientras les permite vivir sus vidas entre sesiones. Muchos clientes pueden continuar trabajando o yendo a la escuela mientras reciben servicios de terapia ambulatoria.

Dado que existen muchos tipos diferentes de terapia ambulatoria, los clientes pueden encontrar un terapeuta que satisfaga sus necesidades y preferencias individuales. La terapia ambulatoria también se puede realizar a través de telesalud, por lo que los clientes que viven en áreas rurales no tienen que viajar para recibir servicios.

Eficacia de la terapia ambulatoria

La “terapia ambulatoria” puede referirse a muchas técnicas y enfoques terapéuticos diferentes, que varían en su respaldo empírico y datos basados ​​en evidencia sobre la efectividad. Sin embargo, la terapia ambulatoria puede reducir el riesgo de una persona de necesitar una hospitalización psiquiátrica o servicios de salud mental para pacientes hospitalizados.

La investigación ha demostrado que varios servicios ambulatorios pueden aliviar los síntomas de los diagnósticos de depresión y ansiedad. al trastorno límite de la personalidad. Además, la terapia ambulatoria es un recurso y apoyo importante para los clientes después del alta hospitalaria, lo que incluye mejorar los resultados del tratamiento y reducir la necesidad de hospitalizaciones adicionales.

Cosas para considerar

Si tiene problemas con su salud mental pero puede vivir de forma independiente, la terapia ambulatoria podría ser un buen recurso para usted.

Las personas que requieren apoyo terapéutico continuo, necesitan ser vistos a diario o que no pueden vivir de forma independiente pueden requerir tratamiento residencial o hospitalario. Si experimenta una ideación suicida activa, es posible que necesite un mayor nivel de atención para garantizar su seguridad.

Al explorar las opciones de terapia ambulatoria, comuníquese con su compañía de seguros para obtener información sobre su cobertura y qué servicios de terapia podrían costarle. También puede hablar con su empleador acerca de si tiene un Programa de Asistencia al Empleado que brinde un número limitado de sesiones gratuitas.

Cómo empezar

Si cree que se beneficiaría de la terapia ambulatoria, puede encontrar un terapeuta cuya capacitación y estilo se ajusten a sus necesidades y preferencias.

Es probable que su primera sesión de terapia incluya proporcionar información sobre su historial personal, historial familiar y síntomas. Cuando comienza la terapia por primera vez, puede llevar tiempo generar confianza y una buena relación con su terapeuta, y es posible que se encuentre explorando emociones que no había abordado anteriormente. También es posible que deba probar con más de un terapeuta antes de encontrar un proveedor que sea adecuado.

Usted y su terapeuta trabajarán juntos para desarrollar un plan de tratamiento y objetivos que se ajusten a sus necesidades y aborden sus síntomas específicos. Comenzar la terapia ambulatoria puede ser estresante, pero le permite continuar viviendo su vida mientras recibe apoyo para sus necesidades de salud mental.

Deja un comentario

Will Meek, PhD – Mente muy buena

Reflejos Psicóloga consejera licenciada especializada en trastorno de ansiedad general Director de Consejería y Servicios Psicológicos en la Universidad de Brown Primer profesional de salud