Psyathome

Síntomas comunes y cómo afrontarlos

Mucha gente cree erróneamente que el duelo es una sola emoción, pero el duelo normal es en realidad un sentimiento poderoso y multifacético, y, a menudo, la respuesta incontrolable que experimentan los seres humanos después de un evento personalmente doloroso o traumático, como la muerte de un ser querido. En otras palabras, el duelo puede afectarnos no solo emocionalmente sino también física, mental e incluso espiritualmente.

Cuando está pasando por un duelo, puede sentirlo tanto mental como físicamente. Durante este tiempo, puede experimentar una variedad de síntomas físicos que son parte de la respuesta normal al duelo.

Este artículo analiza algunos de los síntomas físicos del duelo y describe algunas de las estrategias que puede utilizar para afrontarlo.

Problemas digestivos y cambios de peso

A menudo relacionado con la interrupción de los hábitos o rutinas normales de alimentación, el duelo a menudo puede causar problemas digestivos temporales como estreñimiento, diarrea, dolor de estómago, una «sensación de vacío» en el estómago, náuseas o náuseas.

Los cambios en el peso también son comunes. En los días, semanas y meses posteriores a la muerte, las personas a menudo agregan algunas libras a su peso normal. La falta de ejercicio, la falta de cuidado personal, comer en exceso, salir a comer con más frecuencia y comer más comida chatarra pueden influir en los cambios de peso. El aislamiento de los seres queridos que, de lo contrario, fomentarían hábitos alimentarios más saludables o más regulares también puede ser un factor contribuyente.

Cuando están de duelo por una muerte, muchas personas «comen poco», no comen comidas regulares o simplemente no comen nada. Particularmente durante los primeros días o las primeras semanas después de la muerte, los dolientes encargados de planificar el funeral, el funeral y los servicios de entierro pueden encontrar la gran cantidad de detalles y decisiones necesarios, así como la afluencia de familiares y amigos, distrayéndolos y simplemente comiendo. cuando pueden, en momentos extraños, o simplemente «sobre la marcha».

Resumen

El duelo puede contribuir al malestar estomacal, así como a los cambios de peso. El duelo a menudo también crea una distracción emocional que puede crear un sentimiento general de apatía sobre el bienestar físico y el cuidado personal.

Dolor, incomodidad o enfermedad

El cerebro puede desencadenar respuestas físicas genuinas a cosas reales o imaginarias que percibimos. La experiencia de duelo por una muerte puede inducir sentimientos genuinos de dolor o incomodidad en nuestro cuerpo, como dolores de cabeza o migrañas, dolor de corazón, pesadez en las extremidades, dolores en el cuello, la espalda o las articulaciones esqueléticas, o dolores musculares en general.

Además, un estudio encontró que las personas que ya tienen un alto riesgo cardiovascular podrían experimentar un mayor riesgo de ataque cardíaco en los días posteriores a la muerte de una persona importante.

El estrés de perder a un ser querido por la muerte y el duelo posterior pueden reducir o suprimir su sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible a resfriarse o contraer la gripe. Además, aquellos con una condición de salud crónica existente pueden experimentar un empeoramiento de sus síntomas.

La investigación también ha demostrado que el duelo está relacionado con mayores niveles de inflamación en el cuerpo. La inflamación es un predictor de problemas cardiovasculares, otras enfermedades y aumento de la mortalidad.

Problemas para dormir

Los problemas para conciliar el sueño por la noche o el insomnio absoluto pueden privar a una persona en duelo de los beneficios de recuperación necesarios que proporciona una buena noche de sueño. Esta falta de sueño puede afectar su apariencia, como crear hinchazón en la cara y los ojos, entre otras cosas.

Además, la falta de sueño adecuado debido al duelo a menudo afecta la coordinación física, la funcionalidad y respuesta cognitivas y la presión arterial de un individuo.

Si bien el sueño es una función humana diaria esencial, dormir demasiadas horas a la vez, o durante todo el día, en realidad puede agotar su energía y dejarlo con una sensación de letargo.

Desafortunadamente, dormir ofrece un «refugio» que a menudo ayuda a los dolientes a escapar temporalmente del dolor de la aflicción, por lo que independientemente de si una persona en duelo naturalmente duerme demasiado tiempo o elige tomar una siesta para tomar algunos Zzs más, muchas personas que lloran una muerte se despiertan. sentirse menos que renovado después de demasiadas horas.

Resumen

El duelo puede conducir a problemas con el sueño. Dormir demasiado o muy poco puede contribuir a otros problemas, como la fatiga.

Dificultad con las actividades diarias

Otros síntomas físicos comunes del duelo pueden dificultar el hacer frente a las actividades diarias. Por ejemplo, puede experimentar síntomas de fatiga o nerviosismo que dificultan el desempeño de las tareas normales.

El duelo es un trabajo duro y, como se señaló anteriormente, afecta nuestros cuerpos. Por numerosas razones, incluidos los malos hábitos alimenticios y los patrones de sueño interrumpidos, los dolientes a menudo experimentan bajos niveles de energía, sensación de fatiga o debilidad en los músculos.

Sentirse nervioso o ansioso a menudo se manifiesta de manera física, como tamborilear con los dedos, caminar de un lado a otro, inquietud, incapacidad para sentarse y relajarse en un lugar durante mucho tiempo, manos/pies sudorosos o húmedos, o sensación de hormigueo o entumecimiento en esas mismas extremidades.

Además de los efectos físicos que puede experimentar al llorar una muerte, algunos dolientes también informaron experimentar sequedad en la boca, sensibilidad al ruido, temblores o sensación de temblores, opresión en la garganta o el pecho, dificultad para respirar y aumento de los síntomas de alergia.

¿Qué es el duelo complicado?

Alrededor del 7% de las personas en duelo experimentarán lo que se conoce como duelo complicado. Esto implica la presencia continua de síntomas intensos de duelo que persisten por más tiempo que el período normal de duelo. Estos síntomas incluyen la incapacidad de concentrarse en otra cosa que no sea la muerte, intensos sentimientos de ira y tristeza, sentimientos de desesperanza y dificultad para aceptar la realidad de la muerte.

Lidiando con el duelo

Desafortunadamente, no existe un método para eliminar o evitar los efectos físicos que podría experimentar después de una pérdida. Si bien es difícil y, a menudo, doloroso, el duelo es una respuesta normal y necesaria a la muerte de un ser querido, y la mayoría de las personas notará una reducción de los efectos físicos inducidos por el duelo con el paso del tiempo.

Para algunos síntomas, como malestar estomacal, los medicamentos de venta libre pueden ser útiles. Siempre tome estos medicamentos como se indica en la etiqueta.

Si alguno de los efectos físicos que está experimentando no desaparece con el tiempo o se siente insoportable, debe consultar a su médico o proveedor de atención médica. Este es particularmente el caso de dolor o malestar físico, problemas digestivos, enfermedad o gripe, o si empeora un problema de salud crónico existente.

Además, la forma más importante en que puede ayudarse a sí mismo durante el duelo es cuidar de sí mismo y de sus necesidades. Muchos de los efectos físicos del duelo enumerados anteriormente surgen por no escuchar a nuestro cuerpo y no practicar los hábitos saludables que de otro modo tendríamos. Aquí hay varias formas importantes en que los dolientes pueden cuidarse a sí mismos.

Mantente hidratado

Bebe mucha agua a lo largo del día y evita el consumo excesivo de alcohol. El alcohol actúa como un diurético y puede deshidratar tu cuerpo.

Ejercicio

Si hacía ejercicio regularmente antes de la muerte de su ser querido, intente continuar con esa rutina tanto como sea posible. Y si llevas un estilo de vida sedentario, entonces considera encontrar algo de tiempo para hacer ejercicio todos los días, como sacar a pasear a tu perro, andar en bicicleta o pedirle a un amigo que pasee contigo en el parque local o en el centro comercial.

Incluso el ejercicio diario moderado puede ayudarlo a dormir mejor, ayudarlo a resolver algunas molestias o rigidez muscular y, a menudo, puede levantarle el ánimo y mejorar su perspectiva.

Coma alimentos nutritivos y nutritivos

Como se señaló anteriormente, a los dolientes a menudo les resulta difícil comer, incluso si tienen ganas de comer. En momentos como este, considere comer varias comidas más pequeñas durante el día si su horario interfiere con su rutina habitual de desayuno, almuerzo y cena.

Además, los alimentos que consuma deben consistir en artículos saludables y nutritivos en lugar de comida rápida o algo que compre en una máquina expendedora. Si no tiene tiempo o energía para comprar alimentos, considere pedirle a un ser querido que visite el mercado por usted.

Descanso

Si bien el duelo generalmente interrumpe nuestros patrones normales de sueño, es importante descansar adecuadamente. En la medida de lo posible, trate de desarrollar una rutina y un horario regulares para la hora de acostarse; minimice las distracciones, como la televisión, el iPad, la tableta o el teléfono celular; y mantén tu dormitorio oscuro. Además, trate de evitar las bebidas con cafeína durante al menos tres horas antes de acostarse.

Hacer planes

Hacer planes para el futuro y mantenerse ocupado también puede ayudar con el dolor físico del duelo. Tener cosas que hacer en el futuro puede darle algo que esperar. Mantenerse ocupado en este momento puede ayudar a distraer su mente de la incomodidad y el dolor.

Resumen

Si bien no existe una manera rápida o fácil de aliviar los síntomas físicos del duelo, hay pasos que puede seguir para comenzar a sentirse mejor. Mantenerse hidratado, estar físicamente activo, comer bien y descansar lo suficiente puede ayudar. Hacer planes para el futuro también puede ofrecer una distracción de sus síntomas físicos.

Una palabra de Psyathome

Las personas no solo experimentan el duelo a nivel emocional; también lo sienten en uno físico también. Estos síntomas pueden ser preocupantes a veces, pero es importante reconocer que el dolor físico que siente es una parte normal del proceso de duelo.

Muchos de estos síntomas se resuelven gradualmente por sí solos con el tiempo. Sin embargo, si están causando un deterioro grave o duran más de lo que cree que deberían, no tenga miedo de hablar con su proveedor de atención médica.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuánto duran los síntomas físicos del duelo?

    Muchos de los síntomas físicos más intensos del duelo ocurren en los primeros días y semanas después de una pérdida. Otros pueden durar más, pero a menudo mejoran gradualmente por sí solos a medida que comienza a sanar. Muchas personas comienzan a sentirse mejor dentro de las seis a ocho semanas y la mayoría de los síntomas de duelo se resuelven en gran medida dentro de uno o dos años.

  • ¿Qué le hace el duelo a tu cuerpo?

    El duelo puede causar una variedad de efectos en el cuerpo que incluyen aumento de la inflamación, dolor en las articulaciones, dolores de cabeza y problemas digestivos. También puede disminuir su inmunidad, haciéndolo más susceptible a la enfermedad. El duelo también puede contribuir a problemas cardiovasculares, dificultad para dormir y mecanismos de afrontamiento poco saludables.

  • ¿Cuáles son los síntomas físicos del duelo en los niños?

    Los niños pueden mostrar sus síntomas de manera algo diferente a los adultos. Algunos de los síntomas físicos que un niño puede experimentar incluyen dolores de cabeza, dolores de estómago, problemas para dormir, pesadillas y cambios en el apetito. Los niños pueden tener más dificultades para describir lo que sienten o comprender el origen de estos síntomas.

Deja un comentario

Trastornos del desarrollo infantil.

¿Te preocupa tu desarrollo? ¿Necesita apoyo para algunos de los trastornos que están afectando a su hijo? Los trastornos del desarrollo pueden aparecer de repente

Problemas de la convivencia

Hay varias razones por las que decidiste vivir con tu pareja: Razones económicas. Si compartes piso, ahorras en tus gastos. Planes futuros o matrimonio. Hace

Cómo ayudar a los niños timidos

La timidez infantil ha pasado desapercibida como problema durante muchos años, cuando los padres piensan que se trata de un rasgo de personalidad. Como el