Psyathome

Reencuadre cognitivo: definición, técnicas y eficacia

¿Qué es el reencuadre cognitivo?

El reencuadre cognitivo es una técnica que se utiliza para cambiar su forma de pensar para que pueda ver una situación, persona o relación desde una perspectiva ligeramente diferente. El reencuadre cognitivo es algo que puede hacer en casa o en cualquier momento que experimente un pensamiento distorsionado, pero puede ser útil contar con la ayuda de un terapeuta, especialmente si está atrapado en un patrón de pensamiento negativo. Cuando la técnica se utiliza en un entorno terapéutico y se practica con la ayuda de un terapeuta, se conoce como reestructuración cognitiva.

La idea esencial detrás del reencuadre es que el marco a través del cual una persona ve una situación determina su punto de vista. Cuando se cambia ese marco, el significado cambia y el pensamiento y el comportamiento a menudo cambian junto con él.

Otra forma de entender el concepto de reencuadre es imaginarse mirando a través del marco de la lente de una cámara. La imagen que se ve a través de la lente se puede cambiar a una vista más cercana o más lejana. Al cambiar ligeramente lo que se ve en la cámara, la imagen se ve y se experimenta de manera diferente.

Técnicas

El reencuadre se puede utilizar para cambiar la forma en que las personas piensan, sienten y se comportan. Aquí hay algunos ejemplos de cómo se puede usar el reencuadre en la terapia.

Terapia familiar

En una sesión de terapia familiar, Carla se queja amargamente de que su madre está demasiado involucrada en su vida y la regaña constantemente sobre lo que debería estar haciendo. Al intentar cambiar la visión negativa de Carla sobre su madre, el terapeuta ofrece este replanteamiento: «¿No es amar a tu madre enseñarte formas de cuidarte a ti mismo para que estés preparado para vivir solo sin ella?»

Terapia Individual

Una persona en terapia individual lucha por aceptar las limitaciones de tener una enfermedad crónica. El terapeuta intenta reformular cómo ven su enfermedad diciendo: «¿Puedes pensar en tu enfermedad como un recordatorio incorporado para cuidar tu salud a lo largo de tu vida?»

Un hombre está molesto porque no fue elegido para un ascenso. El terapeuta le pregunta qué cosas positivas pueden resultar de no ser promovido. El hombre podría notar que el nuevo trabajo vino con algunas tensiones adicionales no deseadas y que podría trabajar hacia otro rol que se adapte mejor a sus necesidades y objetivos profesionales a largo plazo.

Una mujer está molesta por recibir una multa por enviar mensajes de texto mientras conduce, por lo que su terapeuta habla sobre los peligros de enviar mensajes de texto mientras conduce. Eventualmente, ella es capaz de ver que el boleto podría ayudarla a disuadirla de volver a involucrarse en el comportamiento peligroso en el futuro.

En qué puede ayudar el reencuadre cognitivo

La reestructuración cognitiva se puede utilizar para tratar una amplia variedad de condiciones, que incluyen:

  • Adiccion
  • Ansiedad
  • Dolor crónico
  • Depresión
  • Trastornos de la alimentación
  • Insomnio
  • Trastornos del dolor
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Desorden de ansiedad social
  • Estrés

Además de las condiciones de salud mental, se ha descubierto que la reestructuración cognitiva ayuda a las personas a lidiar con lo siguiente:

  • cuidado
  • Dolor y pérdida
  • Baja autoestima
  • Positividad
  • Problemas de relación

Beneficios del Reencuadre Cognitivo

La reformulación cognitiva, ya sea que se practique de forma independiente o con la ayuda de un terapeuta, puede ser una forma útil de convertir problemas o pensamientos negativos en oportunidades de cambio y crecimiento.

Si bien esta técnica se usa a menudo en terapia, también es algo que puede usar en casa. Con la práctica, puede aprender a recordarse a sí mismo que su conclusión inicial es solo una explicación posible.

Cambia tu punto de vista

Es fácil pensar que su perspectiva es la única forma de ver un problema. El reencuadre cognitivo te enseña a hacerte preguntas como: «¿Hay otra forma de ver esta situación?» o «¿Cuáles son algunas otras posibles razones por las que esto podría haber sucedido?» Señalar alternativas puede ayudarlo a ver las cosas desde otro punto de vista.

Validar emociones

No intentes negar o invalidar lo que sientes. Si está ayudando a un niño o adolescente a replantear una situación, recuerde validar sus sentimientos diciendo: «Sé que estás nervioso porque no te ha devuelto la llamada. Sé que cuando me siento nervioso siempre imagino los peores escenarios, pero a menudo, esas cosas que imagino ni siquiera son ciertas».

Mostrar compasión

También puede ayudarse a sí mismo oa su hijo a mantenerse mentalmente fuerte al preguntar: «¿Qué le dirías a un amigo que tiene este problema?» Es posible que descubra que es más probable que hable con los demás de una manera más amable y compasiva que con usted mismo.

El objetivo debe ser ayudar a desarrollar un diálogo interno saludable. Eventualmente, aprenderá a reconocer que hay muchas maneras de ver la misma situación.

Eficacia

Se han realizado numerosos estudios sobre los efectos terapéuticos de la reestructuración cognitiva y el reencuadre cognitivo para los pacientes, así como los beneficios del reencuadre cognitivo para proveedores y cuidadores en términos de prevención del agotamiento. Aquí están algunos ejemplos:

  • Se ha demostrado que el reencuadre cognitivo es una técnica eficaz para ayudar a minimizar la ansiedad y la depresión y mejorar la calidad de vida durante la pandemia de COVID-19.
  • Un estudio sobre profesionales que trataron a personas con trastorno por uso de sustancias descubrió que la reformulación cognitiva les ayudó a experimentar menos agotamiento y mejores resultados en el tratamiento.
  • En los cuidadores de personas con demencia, se encontró que el reencuadre cognitivo reduce la ansiedad, la depresión y el estrés del cuidador y mejora la comunicación y la calidad de vida en general.
  • Un estudio sobre personas con enfermedades mentales y PTSD encontró que la reestructuración cognitiva redujo los síntomas y mejoró el funcionamiento.
  • Un estudio de 2014 mostró que la reestructuración cognitiva redujo el procesamiento posterior al evento (PEP), o los pensamientos reflexivos que tiene después de una situación social, para las personas con trastorno de ansiedad social.

Cosas para considerar

Si bien puede practicar el reencuadre cognitivo por su cuenta, requiere tiempo, esfuerzo y paciencia. Puede ser un desafío ser honesto contigo mismo y detectar los patrones de pensamiento negativos que se interponen en tu camino por tu cuenta. Sin embargo, cuando sabe qué buscar, se vuelve más fácil.

Algunas distorsiones cognitivas comunes, o tendencias y patrones de pensamiento o creencia, que pueden causar patrones de pensamiento negativos incluyen:

  • Pensamiento de todo o nada: Ver situaciones en términos absolutos
  • culpando: Atribuir problemas complejos a una sola causa
  • catastrofismo: Siempre imaginando lo peor que puede pasar en cualquier situación
  • Descontando lo positivo: Ignorar o descartar las cosas buenas que te suceden
  • filtros mentales: Enfocarse solo en lo negativo y nunca en lo positivo
  • Declaraciones de «debería»: Siempre sintiendo que no has estado a la altura de las expectativas de lo que «deberías» hacer en una situación

Considere si es mejor abordar estas distorsiones cognitivas por su cuenta o trabajar con un terapeuta para identificar y desarrollar estrategias de afrontamiento. Especialmente si tiene ideas suicidas, es imperativo hablar con un profesional de la salud mental.

Si tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la prevención del suicidio en 1-800-273-8255 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Cómo empezar

Si está listo para probar la reestructuración cognitiva para usted o para un ser querido, hay algunos pasos que puede seguir para ayudar a encontrar el mejor terapeuta para sus necesidades.

  • Obtener una referencia. Habla con tu médico para que te derive a un terapeuta. También puede consultar el directorio de terapeutas certificados que ofrece la Asociación Nacional de Terapeutas Cognitivo-Conductuales para ubicar a un profesional con licencia en su área.
  • Pregunta por el seguro. Comuníquese con su proveedor de terapia para asegurarse de que acepte su seguro y verifique con su proveedor de seguro cuántas sesiones cubren por año.
  • Sopesa tus opcionesincluido si se siente más cómodo con la terapia presencial o en línea.
  • Piensa en lo que te llevó a la terapia.y esté preparado para responder preguntas sobre su historial médico y personal.

Deja un comentario

Israel Fontoura – Mente muy bien

Reflejos Israel recibió una Maestría en Ciencias de la Escuela de Graduados en Periodismo de la Universidad de Columbia. Ha sido productor de comercio editorial

Liliana Almeida, MA – Psyathome Mind

Reflejos Liliana Almeida, PhD, es supervisora ​​clínica en la Universidad de Rutgers y brinda psicoterapia individual, grupal y familiar. Acerca de Psyathome Mind Muy bien