Psyathome

¿Qué son los Mecanismos de Defensa?

Los mecanismos de defensa son métodos que las personas utilizan para hacer frente a los sentimientos de estrés o ansiedad. Estos métodos pueden variar ampliamente en su grado de ayuda o potencialmente causar más daño. Para la mayoría de las personas, los mecanismos de defensa son comportamientos inconscientes.

Identificar y reconocer los mecanismos de defensa adaptativos y desadaptativos, así como sus causas fundamentales o desencadenantes, puede ayudarlo a comprenderse y cuidarse mejor.

Sigmund Freud, el renombrado psicoanalista, fue el primero en proponer la idea de los mecanismos de defensa. Freud creía que las personas inconscientemente usaban mecanismos de defensa para protegerse de pensamientos, sentimientos o situaciones difíciles o incómodas.

Este artículo desglosa los mecanismos de defensa usados ​​con más frecuencia y por qué las personas los usan. También analiza situaciones en las que podría necesitar ayuda y qué tipo de ayuda estaría disponible para usted.

Tipos de mecanismos de defensa

Los mecanismos de defensa a veces se clasifican en defensas primitivas o defensas maduras. Los mecanismos de defensa primitivos son los primeros en ocurrir en el desarrollo e incluyen regresión, negación, escisión, proyección, fijación, fantasía, identificación, agresión pasiva, racionalización, formación de reacción, idealización y actuación.

Los mecanismos de defensa maduros pueden ser más útiles e infligir menos daño a usted y a los demás. Las defensas maduras implican aceptar la realidad incluso si no le gusta. Los pensamientos, sentimientos y situaciones incómodos se interpretan y abordan de formas menos amenazantes en lugar de negarlos.

Las personas pueden practicar la elección de utilizar mecanismos de defensa maduros, ya que es posible que no sucedan de forma natural. A menudo requieren intención, práctica y esfuerzo. Los mecanismos de defensa maduros incluyen altruismo, anticipación, humor, sublimación y supresión.

A principios del siglo XX, Anna Freud, la hija de Sigmund Freud, destacó diez de los mecanismos de defensa más comunes que usa la gente. Los psicoanalistas están constantemente ampliando este número. Aquí hay un desglose de los tipos más comunes de mecanismos de defensa que usa la gente.

Evitación

La evasión es un mecanismo de defensa que la gente usa para evitar manejar un problema en cuestión. Con la evitación, descartará cualquier pensamiento o sentimiento incómodo o negativo sin tratar de comprenderlo.

También puede evitar personas o lugares que lo hagan sentir incómodo en la medida en que interrumpa su vida personal.

A la larga, la evasión puede no ser una solución sostenible y puede agravar una situación estresante. Si es seguro y posible hacerlo, abordar y resolver directamente una situación estresante puede ser más útil. Usar drogas o alcohol para eludir el manejo de sus sentimientos o una situación difícil también es una forma de evasión.

Negación

La negación se usa para evitar lidiar con una situación estresante o abrumadora. Cuando una persona está en negación, se niega a aceptar la realidad de su situación.

Por ejemplo, si está pasando por un divorcio difícil, puede negar el hecho de que su pareja está a punto de dejarlo hasta que suceda. El problema con la negación es que te impide enfrentar una situación cuando deberías hacerlo.

Si acabas de recibir noticias impactantes o que te cambiaron la vida, la negación puede darte algo de tiempo para aceptar tu nueva realidad. Sin embargo, si permanece en un estado de negación, podría interrumpir su vida al mantenerlo desconectado de la realidad.

Proyección

La proyección es un acto inconsciente de tomar emociones o rasgos no deseados que no te gustan o te niegas a aceptar de ti mismo y atribuírselos a otra persona. Por ejemplo, una persona que es infiel puede sospechar o acusar a su pareja de ser infiel.

Distorsión

La distorsión es la mala interpretación de tu entorno para ver lo que quieres ver, de la forma en que quieres verlo. Su cerebro inconsciente puede buscar datos que respalden sus creencias e ignorar la evidencia en su contra para proteger su ego para que pueda percibirse a sí mismo como correcto o bueno en lugar de haber cometido un error.

Una ilusión es un tipo de distorsión. Puede surgir en respuesta a sentimientos como la soledad o la insuficiencia.

Los delirios, como la mayoría de los mecanismos de defensa, se manifiestan en formas que van desde adaptativas hasta desadaptativas. Una persona puede tener una ilusión adaptativa cuando lee y cree en los horóscopos, eligiendo solo lo que es cierto para ellos y sorprendiéndose de que sean tan precisos, mientras ignora o descarta cualquier cosa del horóscopo que no resuena con ellos.

Un ejemplo de delirio de mala adaptación podría ser una persona que niega la existencia de COVID-19 y se niega a usar una máscara para evitar la propagación de la enfermedad. Pueden encontrar información para respaldar su creencia e ignorar toda evidencia que sugiera lo contrario, incluso en detrimento de su propia salud o la de un ser querido.

Represión

Con la represión, una persona bloqueará sentimientos y emociones dolorosas o abrumadoras en situaciones en las que los experimente. A menudo no tienes control sobre los pensamientos y emociones que reprimes.

Sin embargo, los recuerdos o sentimientos reprimidos no desaparecen simplemente. Durante la terapia, o en ciertos momentos desprevenidos, es posible que los descubras. Una persona que fue abusada por sus padres cuando era niño, por ejemplo, puede reprimir los recuerdos y no darse cuenta de ellos como adulto, insistiendo en que sus padres fueron maravillosos y nunca los lastimaron.

La represión, por otro lado, es una forma consciente e intencional de represión en la que eliges no interactuar o hablar sobre pensamientos, sentimientos o situaciones angustiantes. Usted es consciente de ellos, pero puede posponer abordarlos hasta un momento posterior. Las formas en que se puede usar la supresión pueden variar desde desadaptativas hasta adaptativas.

Identificación

La identificación involucra a una persona que adopta los pensamientos y comportamientos de una persona que tiene poder sobre ellos. En muchos casos de identificación, se abusa de la persona que la utiliza como mecanismo de supervivencia.

Un gran ejemplo de identificación es en personas que tienen Síndrome de Estocolmo. En tales casos, forman un vínculo emocional con su captor o abusador y adaptan sus rasgos y comportamientos negativos.

Intelectualización

Con la intelectualización, las personas usan la razón, la lógica y los hechos para evitar situaciones o sentimientos incómodos. Muchas veces, las personas usan la intelectualización para evitar lidiar con sus emociones. Por ejemplo, podrían justificar hacer trampa en un examen porque necesitaban la calificación para graduarse.

Regresión

La regresión involucra a un individuo que se enfrenta a una situación traumática, estresante o que provoca ansiedad volviendo a una etapa de desarrollo anterior o volviendo psicológicamente a un período en el tiempo.

Por ejemplo, un niño que fue abusado y ha aprendido a ir al baño podría comenzar a orinarse en la cama nuevamente. Es posible que ocurra una regresión en cualquier etapa de tu vida.

Sublimación

La sublimación, en muchos casos, es un mecanismo de defensa positivo. Las personas que lo utilizan como mecanismo de defensa sustituirán sus impulsos más agresivos o problemáticos por alternativas más sanas y positivas.

Por ejemplo, una persona que ha estado sintiendo mucha ira y frustración reprimidas podría comenzar a practicar un deporte de contacto como el fútbol para canalizar estas emociones de manera saludable.

Disociación

La disociación implica desconectarse de uno mismo y de sus propios pensamientos, sentimientos, recuerdos o sentido de identidad. Suele ocurrir en respuesta a una situación traumática, como cuando se abusa de una persona. Como todos los mecanismos de defensa, las formas de disociación pueden variar de leves a extremas.

Los síntomas de disociación pueden incluir tener una experiencia extracorpórea (que puede ocurrir durante una violencia física extrema, como una violación o una agresión), sentirse como si fuera una persona diferente, sentirse insensible o desconectado emocional o físicamente, y no sentir ningún dolor . «Zonificarse» es una forma muy leve de disociación.

Una persona que utiliza con frecuencia la disociación como mecanismo de defensa puede desarrollar un trastorno disociativo. Si tiene un trastorno disociativo, no tendrá control sobre las situaciones y los escenarios de los que se disocia. La disociación a menudo ocurre inconscientemente.

Desplazamiento

El desplazamiento implica descargar sentimientos, frustraciones e impulsos difíciles en una persona u objeto menos amenazante. Por ejemplo, alguien a quien su jefe le grita y tiene un mal día en el trabajo podría no decirle nada directamente a su jefe. Sin embargo, pueden llegar a casa y gritar o descargar sus frustraciones con su hijo.

Por qué las personas usan mecanismos de defensa

Muchos mecanismos de defensa ocurren inconscientemente como intentos de proteger su ego y evitar sentimientos, pensamientos o impulsos incómodos. Pueden variar de leves a extremos y de inadaptados a adaptativos.

Puede ser útil trabajar con un terapeuta para ayudar a identificar y comprender cómo aparecen los mecanismos de defensa en su vida, psique y reacciones para que pueda profundizar su conciencia y ampliar su elección sobre cómo reaccionar cuando surgen situaciones o sentimientos estresantes.

Las personas que han sufrido abusos y tienen problemas de salud mental, como ansiedad y depresión, suelen utilizar mecanismos de defensa para hacer frente a su vida cotidiana. Si bien el uso de mecanismos de defensa a corto plazo puede hacerte sentir bien, debes evitarlos tan a menudo como puedas.

Cuándo podría necesitar ayuda

Si descubre que habitualmente recurre a los mecanismos de defensa para hacer frente incluso a las situaciones más incómodas, es posible que necesite ayuda.

La ayuda para las personas que dependen de los mecanismos de defensa suele ser una terapia. En la terapia, estará equipado con los medios para desarrollar formas de adaptación para lidiar con situaciones estresantes, incómodas o abrumadoras. Si su uso inconsciente de los mecanismos de defensa da como resultado un deterioro funcional significativo, es posible que desee consultar con un psiquiatra o un médico para explorar cómo pueden ayudar los medicamentos.

Una palabra de Psyathome

Los mecanismos de defensa son comunes y esperados. El uso de un mecanismo de defensa para protegerse en escenarios específicos puede ser adaptativo. Por ejemplo, intelectualizar una situación desafiante puede ayudarlo a darse cuenta de que tal vez surgió algún cambio positivo.

Sin embargo, lo mejor sería no confiar en mecanismos de defensa dañinos cuando se encuentre en una situación difícil porque puede hacer que se desconecte de la realidad. Si necesita ayuda, no dude en comunicarse con un profesional de la salud mental.

Deja un comentario

Tomar medicamentos psicotrópicos de manera segura

Si experimenta síntomas psiquiátricos significativos y persistentes, como depresión, ansiedad, cambios de humor, obsesiones y compulsiones, alimentación desregulada (es decir, atracones, purgas) o trastornos del

Apéndice en formato APA

Si está escribiendo un artículo de psicología para una clase o para publicación, es posible que deba incluir un apéndice en formato APA. Un apéndice

¿Eres un cleptómano? Te ayudamos

Te preguntas y puedes sufre de cleptomanía? Siga leyendo y obtenga toda la información que necesita para este problema. ¿Soy un cleptómano? Está a tu