Psyathome

¿Qué es un hogar grupal?

¿Qué es un hogar grupal?

Los hogares grupales brindan terapia, supervisión las 24 horas y apoyo a personas con necesidades de salud complejas en un entorno similar al hogar. Este enfoque a veces se utiliza para tratar a los adolescentes que experimentan problemas de salud mental o de conducta.

A diferencia de las grandes instalaciones de tratamiento residencial o los hospitales psiquiátricos, los hogares grupales atienden a una pequeña cantidad de adolescentes. Residen en un entorno familiar con personal capacitado.

Además de los hogares grupales para adolescentes, este modelo de atención también está disponible para personas con afecciones médicas, discapacidades intelectuales y adultos mayores que necesitan atención supervisada.

Este artículo analiza cómo funcionan los hogares grupales y las señales de que un adolescente puede beneficiarse de este tipo de tratamiento. También explora algunos de los usos, ventajas y posibles peligros de los hogares grupales para adolescentes.

Señales de que un adolescente podría beneficiarse de un hogar grupal

Ningún padre quiere imaginar tener que colocar a su hijo en un hogar grupal. Pero a veces, un entorno residencial es el mejor lugar para un adolescente que necesita ayuda intensiva.

Los adolescentes que pueden beneficiarse de un entorno de hogar grupal incluyen aquellos que tienen:

  • Condiciones concurrentes que hacen que el tratamiento sea más complejo
  • Apoyo inadecuado en el hogar.
  • Malos resultados de experiencias previas en programas ambulatorios
  • Problemas de seguridad debido a amenazas de violencia, autolesiones o pensamientos suicidas
  • Recaída por uso repetido de sustancias

Un profesional de salud mental también puede recomendar un hogar grupal si un adolescente ha experimentado cambios severos en el estado de ánimo o el comportamiento o tiene problemas disciplinarios en la escuela o en la comunidad.

Los hogares grupales también pueden proporcionar una transición desde un nivel más alto de cuidado residencial. Después de una corta estadía en un hospital psiquiátrico, o después de haber sido dado de alta de un centro de detención juvenil, un adolescente puede ser trasladado a un hogar grupal para continuar trabajando en sus objetivos.

Por lo general, el objetivo de un adolescente es eventualmente regresar a casa. La duración de la estadía en un hogar grupal puede variar entre un mes y varios meses (o quizás incluso años).

Cómo funcionan los hogares grupales

El horario diario para los residentes de hogares grupales está estructurado para incluir la participación activa en la terapia, la escuela y las actividades de aprendizaje. El personal hace cumplir reglas y consecuencias claras para crear un ambiente seguro que ayude a los adolescentes a crear cambios positivos.

Los residentes generalmente asisten a escuelas públicas locales con personal de hogares grupales que mantienen un contacto cercano con los maestros para monitorear el comportamiento y el progreso académico de los adolescentes.

Mientras se vive en el hogar grupal, los privilegios a menudo se obtienen a través de un sistema de niveles o un sistema de economía de fichas. Los adolescentes pueden obtener privilegios, como tiempo para usar dispositivos electrónicos u oportunidades para salir de paseo, según su comportamiento. Los adolescentes que sigan las reglas tendrán acceso a más privilegios.

Los adolescentes que viven en un hogar grupal participan activamente en las actividades cotidianas del hogar, como ir de compras y preparar comidas, limpiar la casa y planificar actividades grupales.

Dentro del contexto de vivir y aprender juntos, el hogar grupal brinda oportunidades para que los adolescentes aprendan nuevas habilidades con el apoyo del personal. El personal brinda capacitación continua y busca oportunidades de enseñanza cuando surgen problemas. Los adolescentes pueden aprender habilidades desde cómo lavar la ropa hasta cómo manejar su ira, en preparación para una vida independiente.

Resumen

Los hogares grupales pueden ayudar a los adolescentes a practicar habilidades en un entorno seguro y supervisado. Además de utilizar estrategias de gestión del comportamiento, como los sistemas de economía de fichas que permiten a los niños obtener privilegios por su buen comportamiento, los hogares grupales también ayudan a los adolescentes a desarrollar habilidades para la vida que les permitirán vivir de forma independiente en el futuro.

Usos de los Hogares de Grupo

El tratamiento proporcionado en un hogar grupal se enfoca principalmente en mejorar la autoestima, enseñar nuevas habilidades y responsabilizar a los adolescentes por su comportamiento. Algunas de las condiciones o problemas que pueden abordarse en un hogar grupal incluyen:

  • Abuso y trauma
  • Ansiedad
  • Problemas de comportamiento
  • Comportamiento delictivo o violencia.
  • Depresión
  • Trastornos de la alimentación
  • Desordenes mentales
  • Poca autoestima
  • Problemas sociales
  • uso de sustancias

Algunos hogares grupales ofrecen tratamiento especializado para problemas específicos, como el autismo o el comportamiento sexual inapropiado.

La mayoría de los programas de hogares grupales incluyen:

Si el objetivo es que un adolescente regrese a casa, la participación de la familia es fundamental. La participación en la terapia familiar es esencial para ayudar a la familia a estar preparada para el regreso del adolescente a casa.

Impacto de los Hogares de Grupo

Los hogares grupales ofrecen un entorno terapéutico pequeño donde el personal conoce bien a cada adolescente. Se pueden abordar las necesidades individuales de cada adolescente.

El entorno hogareño es cómodo y familiar y, en este entorno, los adolescentes aprenden habilidades para llevarse bien con los miembros de la familia. Con un fuerte apoyo familiar, un hogar grupal puede ser una buena opción para muchos adolescentes que tienen problemas emocionales o de conducta.

Suelen ser buenas soluciones para los adolescentes que necesitan más apoyo. Mientras reciben ayuda, los padres pueden aprender nuevas estrategias para ayudar a un adolescente a sobrellevar el eventual regreso a casa.

Las investigaciones sugieren que los adolescentes experimentan cambios positivos en su comportamiento mientras están en un hogar grupal. Sin embargo, hay poca investigación que sugiera que estos efectos positivos se mantengan a largo plazo.

Se necesita más investigación para comprender mejor la eficacia de los hogares grupales para adolescentes. En particular, se necesitan más estudios para explorar qué modelos de tratamiento pueden ser más efectivos para problemas específicos que los adolescentes podrían enfrentar.

Peligros potenciales

Puede ser difícil conseguir que una compañía de seguros de salud cubra el costo de vida en un hogar grupal. Dado que solo atienden a una pequeña cantidad de adolescentes, los costos pueden ser bastante altos.

También puede ser difícil encontrar una cama disponible en un hogar grupal. Muchos de ellos tienen largas listas de espera y, con bastante frecuencia, puede ser difícil encontrar un hogar grupal ubicado dentro del mismo sistema escolar del adolescente.

Los niños en cuidado de crianza pueden ser colocados en un hogar grupal por largos períodos de tiempo. Pueden ser muy restrictivos en comparación con vivir en un hogar de acogida y la rotación del personal puede interferir con la capacidad del niño para desarrollar vínculos saludables cuando un hogar grupal se convierte en una ubicación a largo plazo.

Resumen

Si bien los hogares grupales para adolescentes pueden ser útiles, no son la opción adecuada para todos los niños. Es importante hablar con el proveedor de atención médica y el terapeuta de su hijo para determinar qué enfoque de tratamiento se adapta mejor a las necesidades de su adolescente.

Deja un comentario

Es un nuevo día para la neurodiversidad

Donde antes los conceptos de neurodiversidad y neurodivergencia eran extraños para las personas neurotípicas, en los últimos años hemos comenzado a ver una mayor conciencia

Kristen Fuller, MD – Mente muy buena

Reflejos Cubre temas basados ​​en evidencia en salud mental y medicina de adicciones. Escritor colaborador de NAMI, Psychology Today y centros de tratamiento de adicciones

Fobia a los perros. Como superarlo

¿Reconoces estos comportamientos?: Vas caminando por la calle y cuando se acerca un perro cambias de acera y te alejas considerablemente. O si pasas cerca

Superar el complejo de inferioridad

El complejo de inferioridad es uno de los complejos psicológicos más conocidos y también uno de los problemas más limitantes que podemos padecer. La persona

Mujeres que quieren demasiado

La ninfomanía, también conocida como hipersexualidad femenina, es una adicción interminable, una adicción al sexo que afecta a todos los ámbitos de la vida y

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga