Psyathome

¿Qué es un alcohólico funcional?

¿Qué es un alcohólico funcional?

Un «alcohólico funcional» (o «alcohólico de alto funcionamiento») no es un diagnóstico médico formal, sino un término que se usa coloquialmente para describir a una persona que depende del alcohol pero que aún puede funcionar en la sociedad. Se puede usar el término «actualmente funcionando» ya que no es probable que sigan funcionando (y no abusen del alcohol) indefinidamente.

Beber rara vez les hace perder el trabajo y otras obligaciones (aunque sucede ocasionalmente). Por lo general, pueden administrar áreas de la vida, incluidos trabajos, hogares y familias.

A menudo parecen física y mentalmente sanos. Sin embargo, es probable que estén luchando con antojos incontrolables, intentos fallidos de dejar de fumar y pensamientos obsesivos sobre su próximo trago, todas características de un trastorno por consumo de alcohol.

Si bien el término «alcohólico» se usó en el pasado, ahora se considera obsoleto y estigmatizante. Hoy en día, los profesionales de la salud dirían que una persona tiene un trastorno por consumo de alcohol (AUD).

Factores de riesgo

Según los Institutos Nacionales de Salud, los alcohólicos funcionales suelen ser «de mediana edad, bien educados, con trabajos y familias estables». Si bien se desconocen las causas, existen factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar un problema con el alcohol, entre ellos:

  • Consumo excesivo de alcohol (más de 5 bebidas por día)
  • Experimentar altos niveles de estrés.
  • Exposición a la presión de los compañeros para beber
  • Tener un padre o pariente cercano con un trastorno por consumo de alcohol
  • Tener un problema de salud mental, como ansiedad, depresión o esquizofrenia
  • Tener baja autoestima
  • Tomar más de siete tragos (para mujeres) o más de 14 tragos por semana (para hombres)

Signos de un alcohólico funcional

¿Podría ser que usted tiene un trastorno por consumo de alcohol a pesar de que sigue funcionando bien en la sociedad? ¿Es posible que su consumo de alcohol haya aumentado lentamente hasta el punto de convertirse en dependiente del alcohol sin siquiera saberlo?

Aquí hay algunas señales de alerta que indican que necesita ayuda:

  • ¿Eres el primero en llegar al bar después del trabajo o te sirves una copa en el momento en que llegas a casa del trabajo?
  • ¿Se siente agitado, irritable o nervioso si una reunión u otro acontecimiento le impide tomar una copa?
  • ¿A menudo hay ocasiones en las que bebe más o por más tiempo de lo que pretendía?
  • ¿Sueles bromear sobre el alcoholismo? Por ejemplo: «Soy un borracho, los alcohólicos van a las reuniones».
  • ¿Hablas constantemente de beber o te jactas de almacenar licor para que haya «suficiente» alcohol disponible?
  • ¿»Bebe» sus comidas o usa la hora de la comida como una excusa para empezar a beber?
  • ¿Se ha involucrado en algún comportamiento de alto riesgo (incluso si nunca lo atraparon), que incluye beber en exceso, conducir bajo la influencia, beber mientras cuida a sus hijos o practicar sexo sin protección?
  • ¿Alguna vez un ser querido lo confrontó acerca de la bebida? ¿Te hizo sentir enojado o irritado?
  • ¿Alguna vez has experimentado un apagón relacionado con el alcohol, durante el cual no podías recordar partes de la noche o cómo llegaste a casa?
  • ¿Tu forma de beber ha causado algún problema en tu relación?
  • ¿Alguna vez has ocultado tu consumo de alcohol?
  • ¿Experimenta síntomas de abstinencia cuando no puede beber alcohol?

Negación

Una de las principales razones por las que las personas que abusan del alcohol buscan ayuda son las eventuales consecuencias negativas de su consumo de alcohol. Cuando el dolor o la vergüenza empeoran lo suficiente, ya no pueden negar que es necesario abordar su forma de beber.

Para el alcohólico funcional, la negación es profunda, porque todavía tiene que encontrar consecuencias negativas significativas. Van a trabajar todos los días. No han sufrido económicamente. Nunca han sido arrestados.

Se dicen a sí mismos que no tienen ningún problema. Escuche las excusas:

  • “Tengo un gran trabajo y pago mis cuentas, así que no puedo tener problemas con el alcohol”.
  • “Solo bebo vino caro”.

Tolerancia

Un alcohólico funcional a menudo consume tanto alcohol como alguien con un trastorno por consumo de alcohol. Sin embargo, no mostrarán síntomas externos de intoxicación.

Esto se debe a que han desarrollado una tolerancia al alcohol hasta el punto de que les cuesta más sentir los efectos (incluidas las resacas). En consecuencia, deben beber cantidades cada vez mayores para obtener el mismo «zumbido» que desean.

Esta lenta acumulación de tolerancia al alcohol significa que el alcohólico funcional está bebiendo en niveles peligrosos que pueden resultar en:

  • Dependencia al alcohol
  • Daño orgánico relacionado con el alcohol
  • Deterioro cognitivo

Los bebedores empedernidos crónicos pueden mostrar una tolerancia funcional hasta el punto de mostrar pocos signos evidentes de intoxicación, incluso a altas concentraciones de alcohol en la sangre, lo que en otros sería incapacitante.

Retiro

Desafortunadamente, incluso cuando los alcohólicos funcionales comienzan a reconocer que tienen un problema con la bebida, todavía se resisten a pedir ayuda. En el momento en que admiten el problema, sus síntomas de abstinencia, que pueden comenzar unas pocas horas después de su último trago, pueden volverse cada vez más severos.

Los síntomas de abstinencia de alcohol incluyen:

  • Ansiedad o nerviosismo
  • pérdida de apetito
  • Depresión
  • Dificultad para dormir
  • Pupilas dilatadas
  • Ritmo cardíaco más rápido
  • Fatiga o cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Náuseas y/o vómitos
  • Pesadillas
  • No ser capaz de pensar con claridad.
  • Piel pálida
  • Inestabilidad
  • Transpiración
  • Temblor

Pueden tratar de dejar de fumar por su cuenta, pero los síntomas de abstinencia son demasiado desagradables o severos. Por lo tanto, continúan bebiendo para mantener a raya los retiros y el ciclo continúa.

Por lo general, solo cuando su consumo continuo se vuelve más doloroso que la perspectiva de pasar por el dolor de la abstinencia de alcohol, es cuando finalmente buscan ayuda. Pero no tiene por qué ser así. Hay ayuda disponible.

Obteniendo ayuda

Si solo tiene síntomas de abstinencia de leves a moderados, su proveedor de atención médica puede recomendar un tratamiento ambulatorio, incluida la desintoxicación médica que proporciona medicamentos, vitaminas y dieta para ayudar a facilitar el proceso de abstinencia.

Su proveedor también puede realizar pruebas para ver si ha desarrollado algún problema médico debido al consumo indebido de alcohol y recomendarle asesoramiento, rehabilitación y grupos de apoyo como alcoholicos anonimos o Recuperación INTELIGENTE.

Deja un comentario

10 cosas buenas de ser tímido

La timidez es un sentimiento de incomodidad o incomodidad en presencia de los demás. La mayoría de las personas tímidas aprenden a adaptarse a su