Psyathome

¿Qué es la proyección como mecanismo de defensa?

¿Qué es la proyección como mecanismo de defensa?

La proyección es un mecanismo de defensa en el que un individuo reconoce sus rasgos o impulsos inaceptables en otra persona para evitar reconocer esos rasgos o impulsos en sí mismo de forma subconsciente.

Por ejemplo, alguien que intimida a otro por estar ansioso e inseguro puede hacerlo para evitar reconocer que exhibe esas mismas tendencias.

Orígenes de la proyección

Sigmund Freud propuso la idea de los mecanismos de defensa como parte de su teoría psicoanalítica. Un mecanismo de defensa es una estrategia inconsciente que usan las personas para defender el ego contra características personales incómodas que les causarían ansiedad si las reconocieran conscientemente.

Freud inicialmente propuso la proyección como uno de varios mecanismos de defensa, que su hija, Anna Freud, amplió en su libro, «El ego y los mecanismos de su defensa».

Desarrollo de Proyección

La proyección depende de una comprensión internalizada del bien y del mal y, por lo tanto, no puede usarse como un mecanismo de defensa hasta que el individuo desarrolle una conciencia a mediados de la infancia.

No obstante, la proyección se considera bastante primitiva porque se basa en una comprensión en blanco y negro de lo bueno y lo malo. Como resultado, los estudios han demostrado que es más probable que los niños utilicen la proyección como mecanismo de defensa en la adolescencia temprana y media y menos en la adolescencia tardía, ya que comienzan a emplear mecanismos de defensa más maduros, como la identificación, en la que un individuo interioriza y reproduce el comportamiento de otro.

El hecho de que la proyección se considere inmadura no significa que los adultos no la usen. En un momento u otro, los adultos inevitablemente utilizarán algún tipo de mecanismo de defensa para protegerse contra una amenaza a su sentido de identidad. Sin embargo, los adultos difieren en el tipo de mecanismos de defensa que usan, algunos dependen constantemente de mecanismos de defensa inmaduros y otros emplean mecanismos de defensa maduros.

La investigación con hombres ha demostrado que cuando suelen emplear mecanismos de defensa más maduros, tienden a tener una mejor salud física, resultados profesionales y satisfacción conyugal. Mientras tanto, un estudio de adultos jóvenes demostró que el uso extensivo de la proyección como mecanismo de defensa se asoció con un estilo de personalidad sospechoso e hiperalerta en los hombres y un estilo de personalidad sociable, confiado y no deprimido en las mujeres.

Ejemplos de proyección

La proyección puede utilizarse como mecanismo de defensa en cualquier circunstancia. Las personas protegen su autoestima negando características, impulsos o sentimientos que encuentran amenazantes mientras ven esas mismas características en otra persona. Algunos ejemplos incluyen:

  • Una esposa se siente atraída por un compañero de trabajo pero no puede admitir sus sentimientos, así que cuando su esposo habla de una compañera de trabajo, ella se pone celosa y lo acusa de sentirse atraído por la otra mujer.
  • Un hombre que se siente inseguro acerca de su masculinidad se burla de otros hombres por actuar como mujeres.
  • A un atleta le disgusta instintivamente un miembro del equipo de hockey, pero con el tiempo comienza a creer que su compañero de equipo lo odia.
  • Una mujer critica a su hija por interrumpirla mientras habla, cuando en realidad interrumpe regularmente a su hija.
  • Alguien se siente culpable por sentir el impulso de robar, lo que lo lleva a sospechar que otros planean tomar su billetera u otros objetos de valor.
  • Un joven ignora sus propios impulsos agresivos y, en cambio, cree erróneamente que su amigo tiene tendencias agresivas.

¿La proyección como mecanismo de defensa o algo más?

Desde que Freud introdujo por primera vez la proyección como un mecanismo de defensa, la gente a menudo ha usado el término en conversaciones cotidianas. Sin embargo, cuando hablan de la proyección en términos sencillos, no suelen pensar en ella como un elemento defensivo.

En estos casos, la proyección describe ver los rasgos propios en otros o, un poco más específicamente, ver rasgos en otros que uno cree incorrectamente que no poseen. Sin embargo, en ninguno de estos casos se utiliza la proyección para proteger al ego contra las características que uno encuentra amenazantes. Las características personales que uno proyecta sobre los demás pueden ser positivas o neutras.

Para ser realmente un mecanismo de defensa, la proyección debe basarse en la conceptualización inicial de Freud. Ver los rasgos indeseables de uno en los demás mientras los niega en uno mismo ayuda a un individuo a defender su ego. La proyección definida de esta manera se conoce como proyección defensiva o clásica.

Sin un elemento defensivo, uno no debe considerar la proyección como un mecanismo de defensa, sino como un sesgo cognitivo en el que se asume que otras personas son similares. La idea de que las personas sobrestiman el número de personas que comparten sus rasgos, deseos, pensamientos y sentimientos se denomina falso consenso. y los estudios han proporcionado amplia evidencia de esta tendencia.

Impacto de la Proyección Defensiva

Como muchos mecanismos de defensa, a corto plazo, la proyección puede ser útil. Al negar las verdades incómodas sobre sí mismos, las personas pueden afrontar mejor sus ansiedades y mantener su autoestima.

Sin embargo, la proyección en última instancia puede volverse dañina porque puede alterar las relaciones interpersonales y generar problemas como el acoso, los celos y culpar a la víctima. También puede hacer que el individuo cree subconscientemente un mundo social hostil que cree que está poblado por personas que exhiben los rasgos que más le desagradan y que menos desea confrontar en sí mismo.

Además, los estudios han demostrado que el uso frecuente de la proyección defensiva se asocia con características relacionadas con los trastornos de personalidad límite, narcisista, histriónico y psicopático.

Cómo reconocer y superar la proyección

Dada la naturaleza subconsciente de los mecanismos de defensa, reconocer su propio uso de la proyección defensiva puede ser un desafío, pero es posible.

  • El primer paso es autorreflexión. Trate de ser honesto consigo mismo acerca de lo que lo hace sentir inseguro y ansioso, y examine los rasgos e impulsos que tiene y que menos le gustan de usted mismo.
  • Entonces, tratar de ver su comportamiento objetivamente para ver si puede estar proyectando alguna de las ansiedades que tiene sobre usted mismo en otra persona. Trate de no juzgarse a sí mismo durante esta exploración; observe y evalúe honestamente sin detenerse en nada de lo que descubra.

Este puede ser un proceso incómodo, por lo que puede ser mejor llevarlo a cabo con un profesional de la salud mental. Un terapeuta o consejero familiarizado con los mecanismos de defensa y la proyección, en particular, puede guiarlo en este proceso y ayudarlo a enfrentar lo que encuentre. Además, un terapeuta puede ayudarlo a sentirse más cómodo con las características, los pensamientos y los sentimientos que le han hecho proyectar en los demás en primer lugar.

En última instancia, este trabajo puede ayudarlo a superar por completo su uso de la proyección. Después de todo, es mucho menos probable que las personas que se conocen y se aceptan a sí mismas, incluso las características que no les gustan, confíen en la proyección defensiva porque ya no necesitan negar ninguna parte de sí mismas.

Deja un comentario

¿Qué es el sentido de pertenencia?

¿Qué es un sentido de pertenencia? La necesidad de pertenecer, también conocida como pertenencia, se refiere a la necesidad emocional humana de afiliarse y ser

¿Qué es el privilegio blanco?

El privilegio blanco es un concepto que destaca las ventajas sociales injustas que tienen los blancos sobre los no blancos. Es algo que está presente

Rich Scherr – Mente muy bien

Reflejos Editor desde hace mucho tiempo de Potomac Tech Wire y Bay Area Tech Wire Periodista deportivo independiente para The Baltimore Sun Ex escritor de

Autocontrol

La autoconfianza y la seguridad en la toma de decisiones son comunes en individuos con autoliderazgo. ¿Te apetece? que es liderazgo Un líder, además de