Psyathome

¿Qué es la formación de reacción?

¿Qué es la formación de reacción?

En psicología, la formación de reacción es un mecanismo de defensa en el que una persona reemplaza inconscientemente un impulso no deseado o que le provoca ansiedad por su contrario, a menudo expresado de manera exagerada o llamativa.

Un ejemplo clásico es un niño que intimida a una niña porque, en un nivel subconsciente, se siente atraído por ella. Conscientemente, no puede enfrentar la realidad de sus sentimientos románticos, por lo que expresa desagrado hacia ella en lugar de aprecio.

Historia de la formación de reacción

El concepto de mecanismos de defensa fue propuesto inicialmente a fines del siglo XIX por Sigmund Freud como parte de su teoría psicoanalítica. Mientras que Freud inició la discusión sobre los mecanismos de defensa, su hija Anna Freud avanzó más en la idea al proponer 10 mecanismos de defensa importantes en su libro seminal, El ego y los mecanismos de defensa, publicado en 1936. Uno de esos 10 mecanismos de defensa fue la formación de reacción.

Cómo reconocer la formación de reacción

La formación de reacción es una forma en que el ego se defiende contra cualquier pensamiento o sentimiento que un individuo encuentre inaceptable debido a los estándares personales, familiares, comunitarios o sociales. Si bien esto puede proteger la autoestima del individuo en este momento, esto puede volverse problemático con el tiempo. Suprime el yo auténtico de uno, lo que daña el bienestar de uno.

Desafortunadamente, la formación de reacciones puede ser especialmente difícil de reconocer en la vida cotidiana. Alguien que defiende su ego de esta manera puede ser extremadamente apasionado por las creencias y preferencias que expresa externamente, mientras que sus verdaderas creencias permanecen enterradas en el subconsciente.

Aprender sobre los mecanismos de defensa y examinar su comportamiento puede ayudarlo a determinar si puede estar utilizando la formación de reacción para protegerse de pensamientos o sentimientos no deseados. Un profesional de la salud mental puede guiarlo mejor a través de este proceso, dado que puede explorar su comportamiento con usted y brindarle una perspectiva más objetiva.

Ejemplos de formación de reacción

Si bien la formación de reacción puede parecer contraria a la intuición, hay muchos escenarios en los que un individuo puede apoyar externamente un punto de vista mientras inconscientemente siente exactamente lo contrario.

Aquí hay algunos ejemplos adicionales de formación de reacción:

  • Durante la adolescencia, cuando las personas quieren separarse psicológicamente de sus padres, el adolescente expresa desprecio por sus padres para evitar reconocer cualquier sentimiento de amor o afecto hacia ellos.
  • La autoestima de un hombre se ve amenazada por la posibilidad de que no sea lo suficientemente masculino, por lo que lo compensa actuando de manera agresiva y machista.
  • Un drogadicto predica en voz alta contra el abuso de sustancias y por la abstinencia de ellas.
  • Las personas que no pueden aceptar conscientemente su ira y sus deseos agresivos actúan de manera tranquila y pasiva.
  • Un joven que anhela el romance pero parece que no puede encontrar una mujer que le devuelva su afecto protege su ego expresando creencias sexistas y misóginas.
  • Una mujer proclama que ella y su madre tienen la relación perfecta cuando, de hecho, la pareja tiene un historial de luchas y conflictos.

Evidencia de formación de reacción

Si bien no todos los mecanismos de defensa han resistido el escrutinio de la investigación, muchos estudios han proporcionado evidencia convincente de la formación de reacciones.

  • En una revisión de 1998 de la investigación sobre la formación reactiva, Baumeister, Dale y Sommer encontraron que los estudios demostraron que las personas exhiben formación reactiva y que defiende el ego, como esperaba Freud. Su revisión reveló que los estudios que exploran todo, desde respuestas a comentarios negativos sobre uno mismo hasta diversas formas de prejuicio, mostraron que cuando la autoestima de las personas se veía amenazada, respondían afirmando creer lo contrario de sus verdaderos sentimientos.
  • Por ejemplo, en un estudio, las mujeres que tenían un alto nivel de culpa sexual informaron niveles más bajos de excitación cuando se expusieron a estímulos eróticos, aunque las medidas fisiológicas revelaron que en realidad estaban más excitadas que otros participantes.
  • Asimismo, cuando una manipulación dejó a los participantes en otro estudio sintiéndose completamente acusados ​​de sexismo y luego leyeron sobre un caso de discriminación sexual en el que se contrató a un hombre en lugar de una mujer, respondieron al caso apoyando veredictos más duros para la universidad que los grupos de control. .
  • De manera similar, cuando a los participantes blancos en un tercer estudio que tenían puntos de vista igualitarios se les dijo que los comentarios fisiológicos mostraban que tenían creencias racistas sobre los negros, le dieron más a un mendigo negro después de salir del laboratorio que aquellos que no habían sido acusados ​​​​de racismo.

La consistencia de los resultados llevó a los investigadores a sugerir que la formación de reacciones es «una de las respuestas más prominentes y comunes a la amenaza de estima».

Estudios más recientes han seguido proporcionando pruebas de la formación de reacciones.

Por ejemplo, en un estudio de 2012, Weinstein y sus colegas usaron una prueba para medir la orientación sexual implícita de los participantes y les pidieron que identificaran su orientación sexual explícitamente. Los investigadores encontraron que cuando había una discrepancia entre la orientación sexual implícita y explícita de los participantes, era más probable que miraran con hostilidad a quienes se identificaban como homosexuales.

Estos participantes informaron una mayor homofobia, eran más propensos a respaldar políticas anti-gay y midieron una mayor hostilidad implícita hacia las personas homosexuales, una potente demostración de formación de reacción.

Cómo abordar la formación de reacciones

Trabajar con un consejero o terapeuta para identificar una formación de reacción significa que tendrá que reconocer pensamientos e impulsos que probablemente le resulten incómodos. El propósito es explorar y finalmente aceptar los pensamientos o impulsos subyacentes que causaron la ansiedad que condujo a la formación de la reacción en primer lugar. Este puede ser un proceso desafiante y prolongado.

Por ejemplo, una persona puede parecer amigable y tranquila, pero en realidad, la mayoría de sus amigos no le agradan. Un consejero ayudaría a la persona a identificar la discrepancia entre sus sentimientos y su comportamiento, exploraría por qué su aversión hacia sus amigos causa ansiedad y luego la ayudaría a aceptar sus verdaderos sentimientos.

Deja un comentario

Consejos para salir con alguien con TOC

Aunque cualquier relación íntima tiene sus altibajos, salir con alguien que padece una enfermedad mental crónica como el TOC puede presentar algunos desafíos adicionales, así

Cómo hacerte feliz

¿Cómo puedes hacerte feliz? Esta pregunta se encuentra en el centro de muchos objetivos que persiguen las personas. La felicidad, a menudo descrita como la

Tomar decisiones difíciles

Tener que tomar decisiones difíciles en la vida simplemente no sucede de vez en cuando, aunque todos los días tomamos decenas de decisiones, desde la

Psicología del deporte

¿Cómo te ayuda un psicólogo deportivo a mejorar tu rendimiento? Las emociones que experimentamos y las ideas que cruzan nuestra mente afectan nuestro desempeño diario.