Psyathome

¿Qué es la depresión posparto (DPP)?

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto (DPP) es un tipo de depresión que ocurre después del parto. Es más grave que la «melancolía posparto», ya que puede interferir con la capacidad funcional de la nueva madre.

Es importante que las nuevas madres y los miembros de la familia estén atentos a los signos de depresión posparto. Es tratable y la intervención temprana puede ser clave para ayudar a las madres a sentirse mejor lo más rápido posible.

Síntomas

Es completamente normal que las nuevas mamás se sientan cansadas, malhumoradas o abrumadas después de dar a luz. Pero cuando estos síntomas interfieren con la capacidad de una nueva madre para funcionar y cuidar a su nuevo hijo, puede ser un signo de depresión posparto.

Los síntomas de la DPP varían de persona a persona. Y pueden fluctuar diariamente. En general, aquí hay algunos síntomas que experimentan las madres con esta condición:

  • Llanto y sentimientos inexplicables de tristeza.
  • Agotamiento pero incapacidad para dormir
  • Comer muy poco o demasiado
  • Dolores y molestias inexplicables
  • Cambios repentinos en el estado de ánimo
  • Sentimientos de desconexión con el nuevo bebé y culpa por no experimentar alegría
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Falta de interés en actividades que antes disfrutaba
  • Irritabilidad, ansiedad e ira que a veces se sienten fuera de control
  • Problemas para concentrarse, permanecer en la tarea y recordar cosas
  • Sentimientos de desesperanza e impotencia
  • Pensamientos intrusivos sobre autolesionarse o dañar al bebé

Los síntomas suelen aparecer a las pocas semanas de dar a luz, pero es posible que no aparezcan hasta meses después. A veces desaparecen temporalmente y luego resurgen.

Diagnóstico

Un médico o profesional de la salud mental puede diagnosticar PPD. Este diagnóstico se haría después de una entrevista y evaluación.

Muchos médicos rutinariamente preguntan a las nuevas madres si han tenido pensamientos de hacerse daño a sí mismas oa sus bebés y si se sienten deprimidas. Esto es parte del proceso de detección de la depresión posparto.

Los médicos pueden realizar algunas pruebas para descartar cualquier problema de salud que pueda estar contribuyendo a los síntomas. Las condiciones de la tiroides, por ejemplo, pueden causar depresión.

Una vez que se han descartado los problemas de salud física, se puede hacer un diagnóstico de depresión posparto si se cumplen los criterios.

Tratamiento

El tratamiento para la PPD puede incluir medicamentos, terapia o una combinación de ambos.

Los antidepresivos se recetan comúnmente para tratarlo. Estos regulan los químicos en el cerebro que manejan las emociones. Pero pueden tardar algunas semanas en hacer efecto. Y, a veces, el primer antidepresivo no funciona, por lo que se puede probar con un nuevo medicamento.

Algunos antidepresivos son seguros si estás amamantando, pero otros no. Su médico discutirá con usted las opciones de tratamiento, así como cualquier efecto secundario que pueda experimentar.

Su médico también puede derivarlo a un terapeuta. Un profesional de salud mental con licencia puede ayudarte a encontrar formas saludables de lidiar con el estrés, así como estrategias para lidiar con la depresión mientras te cuidas a ti misma y a tu bebé.

Causas

La depresión posparto afecta hasta al 15% de las madres. Si bien no se conocen por completo todas las razones por las que algunas madres desarrollan depresión posparto y otras no, investigaciones recientes han identificado varios factores de riesgo.

Los factores de riesgo psicosociales para la depresión posparto incluyen:

  • Depresión y ansiedad durante el embarazo.
  • Acontecimientos vitales estresantes durante el embarazo
  • Poco apoyo social
  • Conflicto de relación
  • De bajos ingresos
  • estatus de inmigrante
  • Edad materna joven
  • Bajo apoyo de socios

La depresión posparto puede estar relacionada con la sensibilidad a las fluctuaciones hormonales. Las mujeres que anteriormente tenían la afección tienen más probabilidades de volver a experimentarla después del nacimiento de otro bebé.

Las fluctuaciones normales en los niveles hormonales durante el embarazo y después del parto pueden provocar cambios en los patrones de sueño. Y estas interrupciones en el sueño pueden contribuir a la aparición de la depresión posparto.

Un estudio encontró que la dificultad para conciliar el sueño durante los primeros tres meses después del parto puede ser un factor de riesgo.

Pronóstico

Es importante buscar tratamiento para la depresión posparto. Sin tratamiento, los síntomas pueden empeorar.

Además de experimentar dolor emocional, las mujeres con depresión posparto tienen un mayor riesgo de suicidio.En casos extremos, las mujeres con esta afección lastimaron o incluso mataron a sus bebés.

También existe un mayor riesgo de que las madres con depresión posparto tengan dificultades para formar vínculos saludables con sus bebés. Esto puede tener consecuencias a largo plazo en los niños y las familias. Y también puede afectar la relación de pareja.

Algunas personas pueden encontrar que los síntomas se resuelven por sí solos. En otros, los síntomas pueden desaparecer con medicamentos, terapia o una combinación de ambos. La mayoría de las madres se sienten mejor después de unos seis meses de tratamiento.

Albardilla

Llegar a otras personas en busca de ayuda puede ser difícil, pero es muy importante cuando se trata de depresión posparto.

Muchas nuevas madres se sienten demasiado avergonzadas o culpables para decirle a alguien que están luchando. Pero la depresión posparto puede ocurrirle a cualquiera después del parto. Por eso es importante recordar que no es un signo de debilidad y no sirve como evidencia de que eres un mal padre.

Podrías pedirle a alguien que te ayude a cuidar al bebé para que puedas tomar una siesta. O es posible que deba decirle a su pareja qué tipo de cosas serían útiles para usted en este momento.

Algunas personas pueden decir: «Avísame si necesitas algo», pero es posible que no sepan cómo ayudar. Así que solicite que lo ayuden con las tareas del hogar o los mandados si estas cosas parecen abrumadoras. O simplemente hágale saber a alguien que necesita hablar.

Es importante trabajar en el cuidado de sí misma cuando está lidiando con la depresión posparto. Por supuesto, esto puede ser difícil cuando también está cuidando a su nuevo bebé.

Pero comer una dieta bien balanceada, hacer un poco de ejercicio (una vez que su médico lo autorice) y descansar lo suficiente pueden ayudarlo a sentirse mejor.

También puede ayudar unirse a un grupo de apoyo para nuevas madres. Probablemente encontrará que muchos de ellos también están experimentando (o han experimentado) PPD.

Una palabra de Psyathome

Si cree que puede estar experimentando depresión posparto, hable con su médico de inmediato. Comparta sus síntomas y hable sobre sus inquietudes, aunque puede ser difícil hacerlo. Su médico puede ayudarlo a obtener el tratamiento que necesita para sentirse lo mejor posible.

Si le preocupa que un ser querido pueda estar experimentando depresión posparto, pregúntele cómo está. Ofrezca asistencia práctica o apoyo emocional si puede hacerlo.

Deja un comentario

Psicología del deporte

¿Cómo te ayuda un psicólogo deportivo a mejorar tu rendimiento? Las emociones que experimentamos y las ideas que cruzan nuestra mente afectan nuestro desempeño diario.

Tratamiento para dejar de tirar del pelo.

Si te arrancas el cabello con frecuencia, es posible que padezcas un trastorno llamado tricotilomanía. Aunque la tricotilomanía es menos peligrosa que otras conductas impulsivas,

Trastornos del desarrollo infantil.

¿Te preocupa tu desarrollo? ¿Necesita apoyo para algunos de los trastornos que están afectando a su hijo? Los trastornos del desarrollo pueden aparecer de repente