Psyathome

¿Qué es la compasión?

¿Qué es la compasión?

La compasión implica sentir el dolor de otra persona y querer tomar medidas para ayudar a aliviar su sufrimiento. La palabra compasión en sí misma deriva del latín y significa «sufrir juntos».

Se relaciona con otras emociones como la simpatía, la empatía y el altruismo, aunque los conceptos tienen algunas diferencias clave. La empatía se refiere más a la capacidad general de tomar la perspectiva de otra persona y sentir las emociones de los demás. La compasión, por otro lado, es lo que sucede cuando esos sentimientos de empatía van acompañados del deseo de ayudar.

Este artículo analiza la definición de compasión y cómo reconocer esta emoción. También cubre algunos de los beneficios de la compasión y lo que puede hacer para convertirse en una persona más compasiva.

Signos de compasión

Algunas señales de que tienes compasión por los demás incluyen:

  • Sentir que tienes mucho en común con otras personas, incluso si eres muy diferente en muchos aspectos.
  • Ser capaz de entender por lo que otras personas están pasando y sentir su dolor.
  • Ser consciente de las emociones, pensamientos y experiencias de otras personas.
  • Actúa cuando ves que alguien más está sufriendo.
  • Tener un alto nivel de inteligencia emocional para que seas capaz de comprender, gestionar y actuar sobre tus propias emociones y las emociones de los demás.
  • Sentir gratitud cuando otras personas expresan compasión por sus propias dificultades.

Tipos de compasión

La compasión a menudo se presenta en una de dos formas, que varían según el lugar al que se dirijan estos sentimientos. Tu experiencia de compasión puede estar dirigida hacia otras personas o puede estar dirigida internamente hacia ti mismo:

  • Compasión por los demás: Cuando experimentas compasión por otras personas, sientes su dolor y quieres encontrar una manera de aliviar su sufrimiento. Estos sentimientos lo obligan a tomar medidas para hacer lo que pueda para mejorar la situación.
  • Autocompasión: Esto implica tratarte a ti mismo con la misma compasión y amabilidad que mostrarías a los demás. En lugar de castigarte por los errores que hayas cometido en el pasado, te sientes comprensivo, consciente y te aceptas a ti mismo y a tus imperfecciones.

Cómo practicar la compasión

Hay una serie de pasos diferentes que puede tomar para mostrar compasión a los demás.

  • Habla con amabilidad
  • Pide disculpas cuando hayas cometido un error
  • Escuche atentamente y sin juzgar
  • Animar a otras personas
  • Ofrecerse para ayudar a alguien con una tarea
  • Sé feliz por el éxito de otra persona.
  • Aceptar a las personas por lo que son
  • Perdonar a la gente por cometer errores
  • Muestra respeto
  • Expresar gratitud y aprecio
  • Se paciente

Cuando practicas la compasión, comienzas empatizando con la situación de otra persona. Miras por lo que están pasando sin juzgar e imaginas cómo te sentirías en su situación.

La compasión y la empatía comparten elementos comunes, pero la compasión va un paso más allá. En lugar de simplemente imaginarse en sus zapatos, la compasión lo impulsa a tomar medidas para ayudar a esa persona. Debido a que puede sentir esas emociones con tanta intensidad, casi como si le estuviera pasando a usted, existe una fuerte motivación para encontrar una manera de cambiar la situación o aliviar el dolor de la otra persona.

Impacto de la compasión

La compasión puede tener un impacto positivo en tu vida, desde mejorar tus relaciones hasta aumentar tu felicidad en general. Algunos de los efectos positivos de la compasión:

  • Dar se siente bien: Una de las razones por las que la compasión puede ser tan efectiva es que tanto dar como recibir pueden mejorar tu bienestar psicológico. Ser el destinatario de la compasión puede ayudarlo a obtener el apoyo que necesita para superar un momento difícil. Pero dar compasión a los demás puede ser igual de gratificante. Por ejemplo, los investigadores han descubierto que dar dinero a otras personas que lo necesitan en realidad produce mayores recompensas de felicidad que gastarlo en nosotros mismos.
  • Las personas compasivas viven más: Participar en actividades como el voluntariado para ayudar a aquellos por los que siente compasión puede mejorar su longevidad. Un estudio encontró que las personas que se ofrecen como voluntarias porque se preocupan por los demás tienden a vivir más que las personas que no se ofrecen como voluntarias.
  • La compasión contribuye a una vida con propósito: Un estudio encontró que la felicidad que proviene de vivir una vida con propósito y significado, una que está alimentada por la bondad y la compasión, puede desempeñar un papel en una mejor salud. En el estudio, los participantes que experimentaron lo que se conoce como felicidad eudaimónica, o el tipo de felicidad que proviene de vivir una vida significativa que implica ayudar a los demás, experimentaron niveles más bajos de depresión, una inmunidad más fuerte y menos inflamación.
  • La compasión mejora las relaciones: La compasión también puede ayudarlo a construir el apoyo social y las conexiones que son importantes para el bienestar mental. También puede proteger sus relaciones interpersonales. La investigación sugiere que la compasión es un predictor clave del éxito y la satisfacción de las relaciones.

Según un estudio publicado en la revista Emociónla compasión es el predictor más importante de una relación feliz. Curiosamente, el estudio encontró que, si bien las personas tienden a obtener los mayores beneficios cuando su pareja nota sus actos de bondad, en realidad experimentan beneficios ya sea que su pareja los note o no. Estos hallazgos sugieren que la compasión en sí misma puede ser su propia recompensa.

La compasión es buena tanto para la salud física como mental. No solo eso, se siente bien ayudar a los demás y puede contribuir a un mayor sentido de propósito y significado en su vida.

Cómo ser más compasivo

Si bien algunas personas tienden a ser más compasivas por naturaleza, los expertos también sugieren que hay pasos que puede seguir para cultivar un mayor sentido de compasión tanto para usted como para los demás:

  • Lleva tu atención a la situación.: El primer componente de la compasión es volverse más consciente de lo que otras personas están experimentando. Imagínate en sus zapatos. Ser capaz de ver las cosas desde la perspectiva de otra persona puede ayudarte a sentir compasión por su situación. Practica ponerte en el lugar de otra persona e imagina cómo te sentirías. Concéntrese en sentir cómo podrían sentirse.
  • Deja ir el juicio: Aceptar a las personas como son y evitar juzgar es importante. Concéntrese en aceptar a las personas por lo que son sin criticar o culpar a la víctima.
  • Practica la atención plena: La atención plena es una práctica de centrarse en el presente, volverse más consciente de sus propios pensamientos y observar estos pensamientos sin juzgarlos. La investigación sugiere que las intervenciones basadas en la atención plena pueden ser efectivas para mejorar la autocompasión.
  • Prueba la meditación de bondad amorosa: Esta forma de meditación, también conocida como meditación de compasión, consiste en meditar mientras se dirigen pensamientos amables y compasivos hacia uno mismo o hacia los demás. La investigación sugiere que esta forma de meditación puede ayudar a las personas a mejorar su conexión con los demás y aumentar el bienestar.

Peligros potenciales de la compasión

Una trampa potencial de la compasión es que la exposición constante a la angustia de los demás puede contribuir a lo que se conoce como fatiga por compasión.

¿Qué es la fatiga por compasión?

La fatiga por compasión implica sentimientos de agotamiento físico y emocional, así como un retraimiento mental de las personas traumatizadas. Puede reducir los sentimientos de empatía y compasión por las personas que necesitan ayuda.

Las personas que trabajan en roles de ayuda o cuidado (como enfermeras, médicos o trabajadores de atención de emergencia) a menudo experimentan un estado extremo de tensión, así como una preocupación por aquellos a quienes ayudan. Debido a esto, los ayudantes pueden experimentar síntomas de trauma por sí mismos, y esto puede debilitar potencialmente sus sentimientos de compasión.

Encontrar formas de combatir la fatiga por compasión es particularmente importante en el cuidado de la salud y otras profesiones de ayuda. La investigación sugiere que las intervenciones que involucran la meditación consciente pueden ayudar a las personas en estos roles a experimentar una mayor compasión por los demás, mejorar los sentimientos positivos y reducir la angustia.

Si bien es bueno tener compasión por los demás, también es crucial que se tome el tiempo que necesita para cuidarse a sí mismo.

Una palabra de Psyathome

La compasión te permite sentir lo que sienten los demás y motiva comportamientos prosociales que pueden mejorar el bienestar de los demás así como mejorar tu propio bienestar físico y mental. Si bien algunas personas experimentan la compasión con mayor frecuencia por naturaleza, hay cosas que puede hacer para ayudar a mejorar su propia capacidad de sentir compasión por los demás.

Aprender esta habilidad requiere algo de tiempo y práctica, pero vale la pena seguir trabajando para desarrollar tus habilidades de compasión. Estar abierto a sentir lo que otros sienten puede ayudarlo a crear conexiones más profundas y significativas. Actuar sobre estos sentimientos de compasión puede beneficiar a otros, pero como sugiere la investigación, a veces la compasión es su propia recompensa.

Deja un comentario

Comprender su miedo a los ascensores

Aunque no tiene un nombre oficial de «fobia», el miedo a los ascensores es relativamente común. Según Elevator Escalator Safety Foundation, más de 210 mil

Sexo doloroso: dispareunia

La dispareunia es un problema que implica relaciones sexuales dolorosas. De hecho, si experimentas dolor o molestias durante la penetración, es posible que padezcas este