Psyathome

Los estadounidenses entienden la importancia de la salud mental, pero aún así la descuidan

Para la edición de julio de Psyathome Mind Mental Health Tracker, Amy Morin, LCSW, editora en jefe, analiza la brecha entre lo que los estadounidenses hacen por su salud física y lo que hacen (o no hacen) por su salud mental.

Para averiguar qué dijeron encuestas anteriores sobre el estado de la salud mental en los EE. UU., consulte nuestros comunicados anteriores.

No le sorprenderá saber que la mayoría de los estadounidenses valoran el cuidado de su salud física. En la última encuesta de Psyathome Mind, el 77% de los adultos dicen que la salud física es importante. Entendemos esto como un componente fundamental de nuestro bienestar general: desde nuestra primera clase de educación física cuando éramos niños hasta los controles médicos en la vejez, nos enfrentamos constantemente a la necesidad de hacer más ejercicio, comer alimentos más saludables y tomar cuidado de nuestro cuerpo.

Lo que puede sorprenderlo es que casi la misma cantidad de estadounidenses, el 76 %, reconoce la importancia de cuidar de sus mental salud. Con resultados como ese, debemos estar caminando, hablando, fortalezas mentales, ¿no? Bueno no exactamente.

Si bien podemos entender y verbalizar la necesidad de cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo, nuestras acciones reflejan una realidad muy diferente. Nuestra encuesta encontró que el 61 % de los estadounidenses pasan más tiempo trabajando en su salud física, en comparación con el 39 % que se enfoca más en su salud mental.

En medio de la actual crisis mundial de salud mental provocada por la pandemia, es crucial tratar de comprender esta discrepancia y lo que podemos hacer para equilibrar nuestras prioridades y alinear nuestras acciones con nuestras creencias. Declaramos de boquilla la realidad de que la salud mental es salud, pero a menudo no damos los pasos necesarios para vivir esa verdad.


Materia sobre la mente

Mejorar su salud física no es fácil. Nadie que haya comenzado un nuevo régimen de ejercicios desde cero o que haya tratado de revisar los malos hábitos alimenticios de toda una vida le diría que lo es. Requiere tiempo, esfuerzo, conocimientos, espacio y, muy a menudo, dinero.

Mientras tanto, muchos de los ejercicios que puede hacer para mejorar su salud mental se pueden completar en relativamente poco tiempo sin costo alguno utilizando solo las herramientas con las que nació. De hecho, podrías probar algunos ejercicios mentales ahora mismo, justo donde estás leyendo este artículo.

La pregunta, entonces, es obvia: ¿por qué tendemos a favorecer a uno sobre el otro? Todos tienen sus propias razones para abordar su salud de una manera particular, pero puede haber algunos temas comunes que nos ayuden a comprender cómo priorizamos nuestros objetivos de salud.

Es posible que no sepa cómo trabajar en su salud mental

La mayoría de las personas pueden nombrar los pasos que tomarían para mejorar su salud física. Coma menos carne roja o alimentos sobreprocesados. Sal a caminar todos los días. Usa las escaleras en lugar del elevador. Aumenta tu consumo de vitaminas.

Estos cambios no son fáciles, pero se sienten simples, tangibles y alcanzables. Estos hábitos nos resultan instantáneamente familiares, los practiquemos o no.

En el lado de la salud mental, probablemente hayas oído hablar de estrategias como la meditación y la respiración profunda, pero ¿realmente sabes cómo hacerlas? ¿Ha sido entrenado en estas prácticas desde la infancia? ¿La idea de meditar te hace pensar: «¿Cómo se supone que me voy a relajar si mi problema es que no puedo relajarme?»

Si sus respuestas a esas preguntas fueron no, no y un entusiasta sí, no está solo.

Muchas estrategias de salud mental tienen barreras de entrada muy bajas para la persona promedio, pero es posible que simplemente no sepan cuál es la mejor manera de comenzar, o incluso cómo hablar sobre su salud mental en primer lugar.

¿Esas clases de educación física que te enseñaron sobre el ejercicio y pusieron tu cuerpo en movimiento desde una edad temprana? La mayoría de las personas probablemente no asistieron a escuelas que ofrecieron experiencias educativas equivalentes en torno a la salud mental.

Metas tangibles, resultados tangibles

¿Por qué la gente adquiere el hábito de levantar pesas o correr varios días a la semana en primer lugar? Para ser más fuertes, para ser más rápidos y sentir menos aliento, y para ver los resultados cuando se miran en el espejo. Cuando sigue y desarrolla esos hábitos, recibe comentarios positivos directos y fáciles de entender para reforzar aún más el comportamiento.

Es más difícil ver esos resultados directos cuando estás trabajando para reducir tus pensamientos negativos o controlar tu ansiedad. No hay una escala para pisar que diga: «¡Felicidades! Ahora te sientes mejor». Querer estar menos estresado o más emocionado por afrontar el día son objetivos mucho menos tangibles que se componen de pasos igualmente intangibles en el camino.

Debido a que no siempre sabemos cómo hablar sobre nuestra salud mental en primer lugar, es posible que tengamos dificultades para establecer objetivos alcanzables, que pueden ser uno de los caminos más rápidos para rendirnos o nunca comenzar. Es importante cambiar la forma en que todos pensamos acerca de nuestra salud mental.

No se concentre en eliminar el estrés de su vida como meta; en su lugar, concéntrese en una o dos cosas que puede hacer hoy para respirar un poco más tranquilo. Ya sea llamando a un viejo amigo, enviando una tarjeta de agradecimiento o reservando tiempo para estar afuera y lejos de las pantallas, tiene a su disposición herramientas de salud mental más tangibles de lo que cree.

El estigma de los problemas de salud mental puede interponerse en el camino

Si bien alguien podría decirle fácilmente a los demás que está levantando pesas o yendo a correr, es menos probable que quiera que los demás sepan que está escribiendo en un diario o viendo a un terapeuta. Y seamos realistas, muchas actividades físicas son divertidas y, a menudo, experiencias sociales que te complace compartir con los demás.

En consecuencia, puede invertir menos tiempo en actividades que su familia, amigos o círculo social más amplio podrían no favorecer.

Una y otra vez, los resultados de nuestras encuestas Mental Health Tracker muestran que incluso las personas que buscan tratamiento para problemas de salud mental, y están satisfechas con los resultados, sienten el estigma asociado a algo como la terapia.

Estamos mejorando en reconocer y tener estas conversaciones, pero está claro que aún quedan obstáculos por superar.

Puede estar trabajando en su salud mental sin darse cuenta

Si bien la razón principal de alguien para hacer ejercicio puede ser cuidar su salud física, sus actividades pueden ser igual de beneficiosas para su salud mental.

Innumerables estudios han analizado los beneficios para la salud mental del ejercicio que se extienden mucho más allá de una sensación única de euforia del corredor. Entonces, incluso si cree que está favoreciendo mucho su salud corporal, existe una gran posibilidad de que esté cuidando bien su mente al mismo tiempo.

Somos más reactivos que proactivos con respecto a nuestra salud

Con demasiada frecuencia, parece que las acciones saludables, físicas o mentales, son una respuesta directa a una dolencia o algún tipo de momento de crisis. Es bueno tomar medidas en esos momentos para mejorar su salud, pero es incluso mejor tomar medidas preventivas que le ayuden a protegerse contra los problemas en primer lugar.

Como era de esperar, nuestra última encuesta mostró que el valor que se le da a la salud corporal aumenta con la edad:

  • Millennials y Gen Z están divididos, invirtiendo casi el mismo tiempo en el cuidado de su salud mental y física.
  • El 54% de los miembros de la Generación X favorecen su salud física.
  • Más del 80% de los adultos mayores de 57 años (Boomers y la Generación Silenciosa) invierten más tiempo en el cuidado de su salud física.


Si bien inspira la esperanza de que las personas más jóvenes puedan adoptar un enfoque más equilibrado con respecto a su salud, solo la mitad de la Generación Z calificó su salud mental y física como importante. Para las personas más jóvenes, los problemas de salud de cualquier tipo pueden parecer un problema para otro día, mes o año.

Como muestran los datos de las generaciones anteriores, una vez que llega ese día, mes o año, el enfoque parece estar en los medicamentos, dolores y dolencias físicas que tienden a presentarse con la edad.

En la medida en que hablar sobre nuestra salud mental es un fenómeno relativamente nuevo, los adultos mayores que crecieron en una era en la que era más probable que guardaran esas cosas para sí mismos parecen menos propensos a comenzar a concentrarse en su salud mental ahora.

Por qué algunas personas pueden no encajar en el molde

Hay una buena posibilidad de que la mayoría de las personas esperen hasta que experimenten angustia emocional antes de invertir tiempo en su salud mental. También es probable que muchas personas no sepan cómo ser proactivas en el cuidado de su salud mental sin el apoyo de un profesional de la salud mental.

Aquellos que se enfocan más en su salud mental (39%), entonces, pueden hacerlo en respuesta a una crisis o enfermedad mental. Las personas que priorizan su salud mental son:

  • Es más probable que vea a un terapeuta (30 % frente a 13 % de los que priorizan la salud física).
  • Mayor probabilidad de tener una enfermedad mental diagnosticada (39% vs 19% de quienes priorizan la salud física).
  • Más propensos a estar estresados ​​(61% vs 43% de los que priorizan la salud física).

Cómo invertir tiempo en el cuidado de su salud mental

Hay muchas cosas que puede hacer para abordar tanto su salud mental como su salud física al mismo tiempo; duerma lo suficiente, coma una dieta bien balanceada y haga ejercicio regularmente.

Pero también hay muchas cosas que puede hacer para concentrarse en mejorar su salud mental. Aquí hay algunas actividades que pueden mejorar la salud mental:

La mayoría de estas opciones tienen un costo muy bajo o gratuito, no toman mucho tiempo y se pueden realizar en cualquier lugar. Puede sentirse menos «activo» para trabajar en su salud mental, pero tenga la seguridad de que incluso unos pocos minutos al día de ciertas prácticas o ejercicios pueden tener beneficios significativos, y también le dejan tiempo para incluir un poco de ejercicio tradicional en su día.

Si bien puede haber momentos en los que un área necesite más atención que la otra, el cuidado de su mente y su cuerpo es un componente esencial para vivir su mejor vida.

Tómese un momento para considerar cuánto tiempo está dedicando a su salud mental en comparación con su salud física. Es posible que descubras que tiene sentido cambiar un poco tus prioridades para que puedas sentirte lo mejor posible, tanto física como emocionalmente. O puede darse cuenta de que ha estado cuidando su salud mental todo el tiempo de maneras que nunca esperó.

Metodología

Psyathome Mind Mental Health Tracker es una medición mensual de las actitudes y comportamientos de los estadounidenses en torno a su salud mental. La encuesta se realiza en línea, a partir del 28 de abril de 2021, a 4000 adultos que viven en los EE. UU. La muestra total coincide con las estimaciones del Censo de los EE. UU. en cuanto a edad, género, raza/etnicidad y región.

Deja un comentario

Síntomas de la psicosis bipolar

Más de la mitad de las personas que viven con trastorno bipolar experimentarán al menos un síntoma de psicosis a lo largo de sus vidas.La

Autocuidado para Nochevieja

Si vas a estar solo para la víspera de Año Nuevo, puede ser una gran oportunidad para pasar tiempo celebrándote a ti mismo. Además de

Trastorno esquizoide de la personalidad.

Es una condición que afecta a aquellas personas que evitan las actividades sociales y cualquier interacción con otras personas. Si tienes un trastorno esquizoide, seguramente

Cómo dejar de ser inestable emocionalmente

¿Qué es la inestabilidad emocional? La inestabilidad emocional, también conocida como desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad. La persona presenta una gran variación

Cómo ayudar a los niños timidos

La timidez infantil ha pasado desapercibida como problema durante muchos años, cuando los padres piensan que se trata de un rasgo de personalidad. Como el

Problemas de pareja

Los problemas de pareja pueden ser de muchos tipos: celos, distanciamiento por diversos motivos, aparición de hijos, mala comunicación, infidelidad… cualquiera de estos problemas puede

Mujeres que quieren demasiado

La ninfomanía, también conocida como hipersexualidad femenina, es una adicción interminable, una adicción al sexo que afecta a todos los ámbitos de la vida y