Psyathome

Diferencias clave entre el trastorno bipolar 1 y bipolar 2

El trastorno bipolar es una afección de salud mental definida por períodos (más conocidos como episodios) de alteraciones extremas del estado de ánimo. La bipolaridad afecta el estado de ánimo, los pensamientos y el comportamiento de una persona.

Hay dos tipos principales de trastornos bipolares: bipolar I y bipolar II. De acuerdo con la Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, el trastorno bipolar I implica episodios de manía grave y, a menudo, depresión. El trastorno bipolar II implica una forma menos grave de manía llamada hipomanía.

Muy bien / Hugo Lin

Síntomas

A pesar de la gran diferencia en lo que respecta a la manía en los dos tipos de trastorno bipolar, existen bastantes similitudes en los síntomas.

Episodios depresivos

En el trastorno bipolar I, un episodio depresivo mayor (uno o más) generalmente ocurre, pero no es necesario. El trastorno bipolar II implica uno o más episodios depresivos mayores. Los síntomas comunes que ocurren en un episodio depresivo mayor incluyen:

  • Insomnio o hipersomnia
  • Llanto inexplicable o incontrolable
  • fatiga severa
  • Pérdida de interés en las cosas que el paciente disfruta durante la eutimia
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.

Ambos trastornos pueden incluir períodos de eutimia—estados libres de síntomas o «normales».

Manía

Los episodios maníacos duran al menos siete días. Una persona que experimenta un episodio maníaco puede experimentar:

  • Sentimientos de euforia
  • Menos necesidad de dormir
  • Aumento del deseo sexual
  • Alucinaciones o delirios
  • Aumento marcado de la energía

Durante un episodio maníaco, las personas pueden involucrarse en comportamientos arriesgados o imprudentes. Por ejemplo, alguien puede permitirse un comportamiento sexual arriesgado, gastar cantidades excesivas de dinero o tomar decisiones impulsivas.

Es importante tener en cuenta que experimentar manía no significa automáticamente que una persona se volverá violenta o peligrosa.

A veces, las personas asumen que un «episodio maníaco» significa que alguien se convierte en un «maníaco». Eso no es cierto.

hipomanía

Una persona que experimente un episodio hipomaníaco puede experimentar síntomas similares, pero su funcionamiento no se verá afectado de manera notable. Muchas personas que experimentan hipomanía asociada con bipolar II disfrutan del aumento de energía y la disminución de la necesidad de dormir.

Un episodio de hipomanía no se intensifica hasta el punto de que una persona necesita hospitalización, lo que puede suceder con una persona que experimenta manía, especialmente si se está convirtiendo en un peligro para los demás y/o para ellos mismos.

Causas

Si bien la causa exacta del trastorno bipolar sigue sin estar clara, se cree que la genética juega un papel importante. Esto se evidencia, en parte, por estudios de gemelos en los que uno o ambos tenían un diagnóstico bipolar I. En el 40 % de los gemelos idénticos (aquellos con conjuntos de genes idénticos), se encontró que ambos gemelos eran bipolares en comparación con menos del 10 % de los gemelos fraternos (que no comparten todos los mismos genes).

Otros factores contribuyentes incluyen anomalías en los circuitos cerebrales de una persona, irregularidades en los neurotransmisores y factores ambientales como trauma o abuso infantil.

Diagnóstico

Al diagnosticar el trastorno bipolar (sin importar el tipo), un médico de salud mental debe descartar otras enfermedades como el trastorno esquizoafectivo, la esquizofrenia, el trastorno delirante o el trastorno esquizofreniforme que pueden compartir síntomas similares.

El trastorno bipolar no se puede diagnosticar como otras enfermedades en las que un análisis de sangre, una radiografía o un examen físico pueden proporcionar un diagnóstico definitivo. El diagnóstico se basa en un conjunto de criterios que una persona debe cumplir para ser considerada bipolar.

Un diagnóstico informado probablemente incluiría pruebas específicas para excluir otras contribuciones físicas a los síntomas bipolares. Esto puede implicar una prueba de detección de drogas, pruebas de diagnóstico por la imagen (tomografía computarizada o resonancia magnética del cerebro), electroencefalograma (EEG) y una batería completa de análisis de sangre de diagnóstico. Su médico también le hará preguntas, y debe hacer todo lo posible para trabajar en estrecha colaboración con su equipo de atención médica para confirmar un diagnóstico y encontrar el plan de tratamiento adecuado para usted.

Guía de discusión sobre el trastorno bipolar

Obtenga nuestra guía imprimible para ayudarlo a hacer las preguntas correctas en su próxima cita con el médico.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno bipolar I es altamente individualizado y se basa en los tipos y la gravedad de los síntomas que pueda experimentar una persona.

Los estabilizadores del estado de ánimo son el núcleo del proceso de tratamiento y, a menudo, se utilizan otros agentes, como:

  • Un estabilizador del estado de ánimo, como el litio.
  • Anticonvulsivos para estabilizar los cambios de humor
  • Antipsicóticos para controlar los síntomas psicóticos, como delirios y alucinaciones, así como los antipsicóticos «atípicos» más nuevos que tienen sus propias propiedades estabilizadoras del estado de ánimo.
  • Antidepresivos (prescritos con menos frecuencia ya que pueden desencadenar un episodio maníaco)

En casos más severos, la terapia electroconvulsiva (TEC) puede usarse para ayudar a aliviar la manía o la depresión severa.

Ambos tipos deben ser tratados adecuadamente

Dado que la hipomanía es menos severa que la manía que ocurre en el trastorno bipolar I, el trastorno bipolar II a menudo se describe como «más leve» que el trastorno bipolar I, pero esto no es completamente exacto. Ciertamente, las personas con bipolar I pueden tener síntomas más graves durante la manía, pero la hipomanía sigue siendo una afección grave que puede tener consecuencias que cambian la vida y, por lo tanto, debe abordarse adecuadamente.

Además, la investigación sugiere que el trastorno bipolar II está dominado por episodios de depresión más prolongados y graves. De hecho, con el tiempo, es menos probable que las personas con trastorno bipolar II vuelvan a funcionar completamente normales entre episodios.

Una estudio concluyó específicamente que el tipo II bipolar estaba relacionado con una peor calidad de vida relacionada con la salud en comparación con el tipo I. Esto siguió siendo cierto incluso durante largos períodos de eutimia.

Por lo tanto, los expertos tienden a creer que el trastorno bipolar II es igualmente (si no más) discapacitante que el trastorno bipolar I porque puede llevar a que se pasen más días deprimidos durante toda la vida y no les vaya tan bien en general entre los episodios.Se debe buscar un tratamiento adecuado para todos los tipos de trastornos bipolares, y debe trabajar en estrecha colaboración con su equipo de atención médica para determinar el mejor tratamiento para usted.

Albardilla

Al igual que con muchas afecciones de salud mental, el trastorno bipolar se asocia con cierto estigma en la sociedad, lo que puede dificultar el manejo de la afección para usted o un ser querido. Sepa que el estigma muy a menudo se desarrolla debido a la falta de conocimiento: aquellos que hacen comentarios o discriminan generalmente son ignorantes o tienen miedo en base a lo que creen que saben sobre el trastorno.

Ya sea que alguien con trastorno bipolar enfrente el estigma directamente o no, sepa que la mejor manera de lidiar con la afección es conectarse con otras personas que la están experimentando y obtener ayuda profesional. También puede luchar contra el estigma para ayudarlo a sobrellevarlo mejor y leer sobre sus derechos.

en niños

El trastorno bipolar puede ocurrir en niños de cualquier edad. Es importante que los padres y cuidadores sean conscientes de los signos únicos: deben prestar atención al funcionamiento, los sentimientos y los antecedentes familiares del trastorno del niño. Con un diagnóstico oportuno, se puede establecer mejor un plan de tratamiento para el manejo de los síntomas.

Una palabra de Psyathome

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo complejo. Si le preocupa que usted o un ser querido tenga síntomas de un episodio bipolar, busque atención médica para una evaluación adecuada.

Aunque bipolar no es curable, es tratable. Con la medicación y el apoyo adecuados, los síntomas pueden controlarse hasta el punto en que la calidad de vida no se vea afectada drásticamente.

Deja un comentario

Cronofobia o el Miedo al Tiempo

La cronofobia se caracteriza por el miedo al paso del tiempo, generalmente porque las personas temen que su tiempo en la Tierra sea limitado o

Cómo olvidar cosas a propósito

Hay muchas razones por las que podrías querer olvidar un recuerdo. Algunos recuerdos pueden hacer que te estremezcas de vergüenza, mientras que otros pueden ser

Psicología Infantil en Barcelona

¿Hay algún comportamiento de tu hijo/a que te preocupe? Si buscas un psicólogo infantil en Barcelona en Psyathome podemos ayudarte. Los psicólogos infantiles realizan un

Problemas de pareja

Los problemas de pareja pueden ser de muchos tipos: celos, distanciamiento por diversos motivos, aparición de hijos, mala comunicación, infidelidad… cualquiera de estos problemas puede