Psyathome

Depresión Perinatal: Síntomas, Causas, Tratamiento

El embarazo y las semanas inmediatamente posteriores al nacimiento son un desafío físico, emocional y mental. No es raro experimentar sentimientos de euforia y felicidad en un momento, solo para sentir tristeza, fatiga y ansiedad al siguiente. Si bien estas emociones pueden reflejar cambios de humor normales durante el embarazo y el posparto, hay casos en los que estos cambios de humor pueden reflejar algo más serio.

¿Qué es la depresión perinatal?

La depresión perinatal es la depresión experimentada durante o después del embarazo. La afección afecta a una de cada siete mujeres, lo que la convierte en una de las complicaciones médicas más comunes durante el embarazo y el posparto. Se utilizan varios términos para describir los trastornos del estado de ánimo que provocan sentimientos depresivos durante el embarazo o después del parto, incluida la depresión posparto, la depresión materna, la depresión prenatal y la depresión posparto.

La depresión durante el embarazo generalmente cubre el período del embarazo hasta los primeros 12 meses después del parto.

Síntomas

Es natural experimentar altibajos emocionales durante el embarazo y el posparto; los cambios de humor leves durante el embarazo son comunes. Sin embargo, si los sentimientos de depresión o ansiedad durante o después del embarazo persisten durante algunas semanas o interfieren con las actividades diarias, es hora de pedir ayuda. Los síntomas de la depresión perinatal incluyen:

  • Tristeza persistente
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba
  • Sentimientos de vacío
  • Sentimientos de desesperanza
  • Llanto frecuente
  • Reducción de la capacidad para pensar o concentrarse.
  • Problemas para dormir
  • Fatiga o poca energía
  • Irritabilidad
  • Aumento de los sentimientos de ansiedad y preocupación.
  • Pérdida de interés en el cuidado de sí mismo y/o del niño
  • Mala vinculación con el bebé
  • Cambios en el apetito y el peso
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Diagnóstico

El diagnóstico de la depresión del embarazo sigue algunas de las mismas pautas que el diagnóstico de otras formas de depresión, pero su médico considerará el inicio periparto como un especificador importante, lo que a menudo resulta en un diagnóstico de trastorno depresivo mayor (MDD, por sus siglas en inglés) con inicio periparto. Dicho esto, existen algunas discrepancias leves en el marco temporal de la depresión perinatal entre el DSM-5 y otras organizaciones como el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

El DSM-5 cita el inicio de los síntomas en cualquier momento durante el embarazo o dentro de las cuatro semanas posteriores al parto; sin embargo, muchas organizaciones profesionales, incluida la ACOG, reconocen que los síntomas de la depresión perinatal pueden ocurrir hasta 12 meses después del parto.

Hacerse una prueba de detección de la depresión del embarazo

ACOG recomienda:

  • Al menos una proyección para los síntomas de depresión y ansiedad durante el período perinatal
  • Una proyección de seguimiento durante la visita posparto integral

ACOG y la Academia Americana de Pediatría (AAP)Ambos recomiendan:

  • Detección con una herramienta validada como la Escala de depresión posparto de Edimburgo (EPDS, por sus siglas en inglés), que es una pantalla simple de 10 preguntas que completa la madre
  • Una referencia de un médico para servicios de salud mental adicionales si se necesita más tratamiento

Causas

Las causas de la depresión perinatal involucran una variedad de vulnerabilidades médicas, sociales y psiquiátricas. Dicho esto, la depresión en general es más común en mujeres que en hombres, con el doble de mujeres afectadas.

La aparición inicial de los síntomas de depresión a menudo alcanza su punto máximo durante los años reproductivos, lo que apunta a la actividad hormonal como una de las causas de la depresión del embarazo. Los cambios hormonales durante el embarazo y el período posparto pueden desempeñar un papel en los síntomas de la depresión perinatal.

Existen varios factores de riesgo para la depresión perinatal, que incluyen:

  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • ansiedad materna
  • Estrés de la vida
  • Falta de apoyo social
  • Embarazo no deseado
  • De fumar
  • Mala calidad de relación
  • Antecedentes de abuso físico o sexual
  • Complicaciones del embarazo

Las mujeres con depresión o ansiedad actuales que quedan embarazadas deben ser monitoreadas de cerca durante el embarazo y el período posparto.

Tratamiento

Aunque los síntomas diarios pueden parecer abrumadores y permanentes a veces, la depresión durante y después del embarazo es tratable. A través de una combinación de diferentes terapias, medicamentos y cuidado personal, puede comenzar a sentirse mejor. Dado que la depresión perinatal está bajo el paraguas de los trastornos depresivos, se deben seguir las opciones terapéuticas comprobadas para tratar la depresión.

Terapia y Consejería

La psicoterapia suele ser la primera línea de defensa cuando se trata la depresión perinatal. Durante la terapia, puede comenzar a comprender su diagnóstico y cómo afecta su vida. Un terapeuta también trabajará con usted para desarrollar estrategias que disminuyan la gravedad de los síntomas. Hay varias formas de psicoterapia, pero se han estudiado dos en particular para tratar la depresión perinatal.

  • Terapia cognitiva conductual (TCC) enfatiza el vínculo entre pensamientos y sentimientos. A través de las sesiones de asesoramiento de la TCC, trabajará para identificar y reformular los patrones de pensamiento negativos en pensamientos positivos. Esto puede ayudarte a reconocer cómo tu forma de pensar influye en tus emociones.
  • terapia interpersonal también ha tenido éxito en el tratamiento de la depresión perinatal.Este tipo de terapia se enfoca en tratar problemas interpersonales que pueden contribuir al desarrollo de la depresión, con el objetivo de adaptarse socialmente y mejorar sus relaciones con otras personas.

antidepresivos

Es posible que su médico también le hable sobre los antidepresivos, que son un grupo de medicamentos comúnmente recetados para tratar la depresión. Actúan aumentando los niveles de un grupo de sustancias químicas en el cerebro llamadas neurotransmisores (principalmente serotonina, norepinefrina y dopamina) que participan en la regulación del estado de ánimo. Hay opiniones divergentes sobre el uso de antidepresivos durante el embarazo, y también se debe tener especial consideración durante la lactancia.

Hable con su médico sobre los riesgos asociados con la toma de medicamentos durante el embarazo, así como los riesgos asociados con la depresión no tratada. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué es lo mejor para usted.

Acupuntura

Además, la investigación preliminar ha demostrado que las terapias alternativas como la acupuntura y la acupresión pueden ser intervenciones útiles para controlar los síntomas de depresión durante el embarazo.

Albardilla

A veces, controlar los síntomas de la depresión durante el embarazo y cuidar a un recién nacido puede resultar abrumador. Además de cualquier plan de tratamiento que pueda incluir terapia o medicamentos, hay varios consejos de autocuidado y afrontamiento que puede probar para aliviar algunos de los síntomas de la depresión del embarazo.

  • Ejercicio y actividad física. Mantenerse físicamente activo y realizar ejercicios que disfrute no solo beneficia su salud, sino que también puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la depresión.Trate de incluir algún tipo de ejercicio la mayoría de los días de la semana. Hable con su médico si no está seguro de la seguridad de una actividad en particular.
  • Descanso adecuado. El sueño y el descanso de calidad durante el embarazo y el posparto son fundamentales para controlar los síntomas de la depresión y la salud de su bebé. La falta de sueño puede hacer que lidiar con los factores estresantes de la vida sea más desafiante. Si bien es común despertarse durante la noche, trate de dormir siete o más horas cada noche, que es la cantidad recomendada para adultos.
  • Dieta saludable y nutrición. Su cuerpo necesita calorías y nutrientes adicionales durante el embarazo y la lactancia. Para apoyar la salud en general, concéntrese en una dieta llena de frutas frescas, verduras, grasas saludables, carbohidratos complejos y proteínas magras. Lo que comes puede determinar cómo te sientes tanto física como mentalmente.
  • Grupos de apoyo. Una forma de ayudar a aliviar parte del estrés y los sentimientos de soledad es encontrar su comunidad. Ya sean amigas, otras mujeres que están pasando por lo mismo, familiares o un grupo de apoyo dirigido por un terapeuta, compartir su experiencia con otras personas puede ayudarla a sentirse apoyada y a encontrar nuevas formas de sobrellevar la situación.

Una palabra de Psyathome

El embarazo y la maternidad pueden producir una variedad de sentimientos, desde pura emoción y alegría hasta tristeza, soledad y vacío. Para algunas mujeres, estos altibajos son temporales, pero para otras, estos sentimientos persisten o aumentan en intensidad a medida que pasa el tiempo.

Si experimenta algún síntoma de depresión perinatal, lo más importante que debe recordar es que no está sola. Existen formas seguras y eficaces de tratar y controlar los síntomas de la depresión. Por eso es importante hablar con su médico de inmediato. Pedir ayuda es el primer paso para encontrar maneras de sentirse mejor para que pueda comenzar a disfrutar plenamente de este momento extraordinario de su vida.

Deja un comentario

Síntomas de TEPT de inicio tardío

Para ser diagnosticado con trastorno de estrés postraumático (PTSD), debe experimentar un conjunto específico de síntomas durante al menos un mes después de la exposición

Comprender su miedo a los ascensores

Aunque no tiene un nombre oficial de «fobia», el miedo a los ascensores es relativamente común. Según Elevator Escalator Safety Foundation, más de 210 mil

Resuelve conflictos familiares

Lo más común es que familias con problemas familiares acudan a la consulta expresando malestar, ya sea de alguno de sus integrantes o del grupo

Tratamiento de tics nerviosos.

Los tics nerviosos no son cómodos. La persona quiere eliminarlos pero se siente incapaz. Se frustra cuando no puede dejar de estar nervioso y hacer