Psyathome

Depresión paralizante: definición, síntomas, tratamiento

La información presentada en este artículo puede ser desencadenante para algunas personas. Si tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la prevención del suicidio en 1-800-273-8255 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Para obtener más recursos de salud mental, consulte nuestra base de datos de la línea de ayuda nacional.

Aunque no es un término clínico formal, cuando depresión clínica o el trastorno depresivo mayor se presenta tan grave que una persona ya no puede completar las tareas básicas de la vida, como levantarse e ir a trabajar todos los días, o incluso simplemente ducharse; a veces se lo denomina depresión paralizante.

De acuerdo con la Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), aproximadamente el 7,1% de los adultos en los Estados Unidos experimentarán al menos un episodio depresivo mayor en sus vidas. La depresión paralizante no es un estado poco común del ser. Desafortunadamente, saber que no está solo no necesariamente hace que lidiar con los impactos debilitantes de esta condición sea más fácil.

Este artículo detalla los síntomas y las causas de la depresión paralizante, los tipos y cómo se diagnostica y trata.

Síntomas de depresión paralizante

Todo el mundo experimenta un día de inactividad ocasional o un período de tristeza. Pero la depresión paralizante es mucho más que eso. Sus síntomas pueden afectar tanto su estado de ánimo como su salud física. La depresión clínica no tratada puede conducir a pensamientos de autolesión y suicidio.

Obtenga consejos del podcast de Psyathome Mind

Presentado por la editora en jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio de The Psyathome Mind Podcast comparte cómo encontrar el coraje para enfrentar la depresión, con la medallista de oro olímpica Laurie Hernandez.


Siga ahora: Podcasts de Apple / Spotify / Podcasts de Google / RSS

Síntomas que afectan el estado de ánimo y los procesos de pensamiento

Una persona que lucha con una depresión paralizante puede experimentar muchos de los siguientes:

  • Sentimientos persistentes de tristeza y/o ansiedad.
  • Sentirse vacío y solo
  • Luchando con la desesperanza y viendo cada situación con pesimismo.
  • Problemas para disfrutar de actividades que solían traer placer
  • Irritabilidad y menos paciencia con los demás.
  • Sentirse constantemente inútil y como una carga para quienes lo rodean
  • Una disminución en la concentración
  • Una incapacidad para tomar decisiones.
  • Fatiga
  • Agitación o desaceleración
  • Sentimientos de inutilidad, desesperanza o culpa
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Síntomas que afectan la salud y el bienestar general

La depresión paralizante no es solo un trastorno de la mente. Los síntomas también pueden manifestarse físicamente:

  • Energía baja
  • Dormir todo el tiempo o luchar para dormir
  • Inquietud
  • Pérdida de apetito o comer en exceso
  • Fluctuaciones de peso
  • dolores de cabeza
  • dolores de cuerpo
  • Problemas digestivos

Estos síntomas varían entre las personas, pero los cambios generales en el apetito y el sueño son muy comunes entre quienes padecen una depresión paralizante.

Diagnóstico

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) define un episodio depresivo mayor como cualquier período de dos semanas o más en el que una persona experimenta lo siguiente casi todos los días durante la mayor parte del día:

  • Estado de ánimo deprimido
  • Pérdida de interés en actividades que antes traían placer
  • Trastornos del sueño
  • Cambios en el apetito
  • Disminución de la concentración y la memoria.

El diagnóstico de trastorno depresivo mayor generalmente lo realiza un médico en ejercicio o un psiquiatra. Se pueden realizar un examen físico y pruebas de laboratorio para descartar posibles condiciones físicas que podrían estar contribuyendo a los síntomas observados, como un trastorno de la tiroides.

Causas

La investigación ha encontrado un alto nivel de heredabilidad para la depresión, particularmente en casos severos de depresión. Se estima que aproximadamente el 50% de los casos de depresión paralizante pueden estar relacionados con una predisposición genética.

Aún así, la genética no es el único factor de riesgo potencial para desarrollar una depresión paralizante. De hecho, el NIMH identifica cuatro categorías principales que pueden aumentar el riesgo de depresión de una persona:

  1. Genético
  2. Biológico
  3. Ambiental
  4. Psicológico

La depresión paralizante no discrimina por edad, género, raza o etnia. Puede ocurrir en adultos que nunca antes han lidiado con depresión o en adolescentes que tienen extensos antecedentes familiares de depresión.

Puede ser una comorbilidad común de trastornos médicos graves (p. ej., cáncer o enfermedades crónicas como la diabetes), así como una respuesta a eventos traumáticos de la vida.

Los cambios importantes en la vida pueden actuar como desencadenantes de una depresión paralizante, al igual que ciertos medicamentos o niveles elevados de estrés.

Tipos

Hay varias formas de trastornos depresivos que pueden conducir a un episodio de depresión paralizante:

  • Trastorno depresivo persistente: También conocida como distimia, esta forma de depresión se caracteriza por síntomas de depresión que duran dos o más años.
  • Depresión posparto o trastorno depresivo mayor de inicio periparto: Depresión que se desarrolla durante el embarazo o después del parto y que puede provocar ansiedad extrema o agotamiento y puede dificultar que un nuevo padre se vincule con sus bebés o los cuide, y mucho menos a sí mismos.
  • Depresión psicótica o trastorno depresivo mayor con características psicóticas: Depresión combinada con síntomas de psicosis, para incluir delirios y alucinaciones.
  • Trastorno afectivo estacional (SAD) o trastorno depresivo mayor con patrón estacional: Depresión que generalmente se desarrolla durante los meses de invierno en respuesta a la menor cantidad de luz del día.
  • Trastorno bipolar: Una persona que experimenta altibajos extremos en su estado de ánimo, y esos bajos resultan en episodios depresivos mayores.
  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo (DMDD): Un tipo de trastorno del estado de ánimo diagnosticado en la infancia, que se presenta como períodos extremos de irritabilidad e ira.
  • Trastorno disfórico premenstrual (TDPM): Más grave que el síndrome premenstrual (SPM), pero desencadenado de manera similar por cambios en el ciclo menstrual, el TDPM puede provocar síntomas graves de irritabilidad, depresión y ansiedad en la semana anterior al inicio del ciclo menstrual.

Tratamiento

Dependiendo del tipo de depresión que pueda estar experimentando, existe una variedad de opciones de tratamiento para ayudarlo a superar un período de depresión paralizante.

Psicoterapia

Es posible que haya oído hablar de la psicoterapia como «terapia de conversación» en el pasado. Este tipo de terapia implica que usted trabaje con un profesional de salud mental con licencia para hablar sobre lo que está experimentando y formular soluciones que puedan ayudar.

Hay varios enfoques de psicoterapia diferentes, que incluyen:

Si bien se reconoce generalmente que algunos enfoques son más efectivos que otros, la psicoterapia en su conjunto es la forma de tratamiento más comúnmente recetada para la depresión, incluso cuando también se usan otras opciones de tratamiento (como medicamentos).

Esto se debe a la grandes cantidades de investigación que reconocen a la psicoterapia como una herramienta de tratamiento eficaz en la batalla contra la depresión.

Medicamento

Los antidepresivos pueden ayudar a alterar la química de su cerebro para que pueda regular mejor su estado de ánimo y su respuesta al estrés. Hay cinco clases principales de antidepresivos disponibles, aunque es probable que esté más familiarizado con estas dos clases:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)

No todos los antidepresivos funcionarán para todos los pacientes que luchan contra la depresión paralizante, y algunos pueden tener efectos secundarios como náuseas, aumento de peso y problemas para alcanzar el orgasmo.

Es posible que deba trabajar con su médico para encontrar el antidepresivo adecuado para usted. Pero para los pacientes que pueden encontrar un medicamento que les ayude, los resultados pueden cambiarles la vida.

Terapia electroconvulsiva

La terapia electroconvulsiva (TEC) de hoy no se parece en nada a lo que puede haber visto retratado en la televisión y las películas de períodos de tiempo anteriores. La TEC ahora es indolora (los pacientes son anestesiados antes del tratamiento) y puede ser una opción de tratamiento extremadamente efectiva para pacientes que no han podido lograr resultados con medicamentos o psicoterapia.

Puede sonar aterrador al principio, pero si ha estado luchando con una depresión paralizante durante un largo período de tiempo, vale la pena hablar con su médico.

Autocuidado

Hay muchas prácticas de cuidado personal que pueden ayudarlo a lidiar con un período de depresión paralizante y pueden incluir:

Si actualmente está lidiando con un episodio de depresión paralizante, participar en cualquiera de estas actividades probablemente parezca imposible. Pero si puede obligarse a intentarlo, y si puede evitar aislarse, es posible que experimente una mejora gradual en el estado de ánimo con el tiempo.

Albardilla

No hay nada fácil en lidiar con una depresión paralizante. Y si tiene un trabajo o hijos que cuidar, puede sentirse aún más debilitante mientras lucha por mantenerse al día con sus responsabilidades diarias.

Hacer frente a la vida mientras intenta superar este episodio depresivo puede parecer imposible, pero comprometerse con el tratamiento y hacer lo que pueda cada día puede ayudar. Llegar a las personas que ama y hacerles saber con qué está tratando y qué puede necesitar de ellos también puede significar obtener el apoyo necesario.

Mereces vivir una vida feliz y saludable. Usted no está solo. Y no siempre te sentirás así.

Deja un comentario

Síntomas, otros efectos y tratamientos

Una persona que ha sido agredida sexualmente generalmente experimentará altos niveles de angustia inmediatamente después. El trauma de ser agredido puede hacer que te sientas

Tratamiento para dejar de tirar del pelo.

Si te arrancas el cabello con frecuencia, es posible que padezcas un trastorno llamado tricotilomanía. Aunque la tricotilomanía es menos peligrosa que otras conductas impulsivas,

Cómo aumentar la productividad personal

Te sientes identificado con lo siguiente que necesitas tu mejoras productividad personal: Empieza el día y lo tienes todo perfectamente organizado, sabes qué tareas tienes

Personalidad obsesiva

En nuestra vida laboral y personal, es normal ver cuando seremos más estrictos y rígidos. Sin embargo, si eres muy rígido, excesivamente rígido, siempre quieres