Psyathome

Cómo superar el perfeccionismo

¿Eres un perfeccionista? Muchas personas tienen rasgos de perfeccionistas e incluso están orgullosos de ellos, pero existen diferencias importantes entre los perfeccionistas y los grandes triunfadores, y ser un gran triunfador es mucho mejor para tu salud y felicidad. Si tiene tendencias perfeccionistas, es vital encontrar estrategias para superarlas y convertirse en un gran triunfador no perfeccionista. El perfeccionismo puede robarle la paz mental, el disfrute de la vida y la autoestima. Aunque es un proceso que puede tomar un poco de tiempo y práctica, deshacerse de la carga del perfeccionismo puede disminuir en gran medida el nivel de estrés que siente a diario.

Distinciones importantes entre perfeccionistas y grandes triunfadores

Antes de profundizar en las estrategias para dejar de lado el perfeccionismo, es importante recordar los conceptos básicos de lo que es y no es el perfeccionismo; esto puede ayudarlo a mantenerse motivado para hacer cambios. El perfeccionismo se diferencia del alto rendimiento en una forma importante: dónde se encuentra su enfoque. Si te esfuerzas por alcanzar la excelencia, puedes sentirte feliz por tus logros y aprender de tus errores.

El perfeccionismo es diferente en que el enfoque es menos indulgente; los perfeccionistas se castigan a sí mismos por cualquier cosa que parezca faltar, y esto les roba la satisfacción y el orgullo que proviene de todas las cosas que hacen bien. Uno de los problemas más importantes que enfrentan los perfeccionistas es el temor de que si dejan de buscar la perfección, se convertirán en personas de bajo rendimiento y sus objetivos se quedarán en el camino. Deja que esto te tranquilice: ¡dejar de lado las actitudes perfeccionistas puede ayudarte a sobresalir más!

Los perfeccionistas en realidad logran menos que aquellos con actitudes más saludables, porque su enfoque en la perfección les roba la motivación y puede provocar la procrastinación y otros comportamientos contraproducentes.

Dicho esto, aquí hay algunos pasos importantes que puede tomar para mantener una actitud más saludable.

Haga un análisis de costo-beneficio

Eche un vistazo más de cerca a sus rasgos perfeccionistas. Puede pensar que es más efectivo gracias a ellos (aunque según la investigación, esto probablemente no sea cierto), pero ¿a qué costo? El perfeccionismo tiene muchas consecuencias negativas, y es posible que estés experimentando varias de ellas en este momento. Haz una lista de todas las formas en que el perfeccionismo te está haciendo daño (y a quienes te rodean), y estarás más motivado para deshacerte de estas tendencias.

Toma conciencia de tus tendencias

Puede que no te des cuenta de lo generalizado que puede ser el perfeccionismo. Al volverse más consciente de sus patrones, estará en una mejor posición para modificarlos. Si puede, es una gran idea registrar sus pensamientos perfeccionistas a medida que surgen en su cabeza. Si no es práctico para usted anotar los pensamientos a medida que surgen, es una buena idea repasar su día cada noche y recordar los momentos en que sintió que había fallado o que no lo había hecho lo suficientemente bien, y escriba lo que pensó. En el momento. Esto te ayudará a ser más consciente de los pensamientos perfeccionistas a medida que te lleguen en el futuro. (¡Incluso puede escribir en un diario sus sentimientos acerca de estos pensamientos, pero no sienta que ha ‘fracasado’ si no tiene tiempo para hacer esto!)

Enfócate en lo positivo

Si está luchando contra el perfeccionismo, probablemente haya perfeccionado la habilidad de detectar errores incluso en los mejores trabajos de los demás y de usted mismo. Puedes buscarlo naturalmente y notarlo por encima de todas las demás cosas. Si bien este hábito puede ser difícil de abandonar, puede suavizar su tendencia a notar lo malo al hacer un esfuerzo consciente para notar todo lo que es bueno en su trabajo y en los logros de los demás. Si nota algo que no le gusta de usted o de su trabajo, por ejemplo, busque otras cinco cualidades que hacer me gusta. Esto equilibrará su enfoque crítico y se convertirá en un nuevo hábito positivo.

Altere su diálogo interno

Aquellos que luchan con el perfeccionismo tienden a tener una voz crítica en su cabeza que les dice que su trabajo no es lo suficientemente bueno, que no se esfuerzan lo suficiente y son no es suficiente. Si vas a superar el perfeccionismo, ¡debes trabajar para cambiar esta vocecita! El diálogo interno negativo puede perpetuar comportamientos poco saludables y causar estragos en su autoestima;Al alterar su diálogo interno, puede recorrer un largo camino para disfrutar más de la vida y obtener una mayor apreciación de sí mismo y de su trabajo.

Tome pasos de bebé

Los perfeccionistas tienden a establecer metas de excelencia irrazonable sin curva de aprendizaje. Estos objetivos tienden a ser poco realistas y causan problemas al ser tan rígidamente exigentes y dejar poco margen para el error. En cambio, puede reducir mucho el estrés cambiando sus objetivos. No tienes que sacrificar el resultado final, pero si te fijas metas pequeñas y te recompensas cuando las logras, tenderás a ser más indulgente con los errores. Por ejemplo, normalmente puede abordar la tarea de ponerse en mejor forma ejercitándose cinco veces a la semana. Desafortunadamente, si no está acostumbrado a hacer ejercicio regularmente, puede sentirse bastante dolorido por un cambio tan rápido y tal vez darse por vencido. Pero al establecer la meta de hacer ejercicio una o dos veces la primera semana, y agregar un entrenamiento adicional periódicamente hasta que haya alcanzado su meta, es más probable que alcance su meta y disfrute de muchos más «éxitos» en el proceso.

Disfruta el Proceso

Es posible que esté acostumbrado a concentrarse en los resultados y castigarse si sus resultados no son perfectos. La sugerencia anterior (establecer pasos de bebé) puede ayudarlo a crear un proceso más placentero a partir de su esfuerzo. También puede disfrutar el proceso de alcanzar una meta involucrándose con un grupo que también está tratando de lograr la misma meta que usted persigue o escribir en un diario sobre cómo sentir y tu que aprender mientras te acercas a tu meta. Si descubre que no logra la perfección, puede reflexionar y ver todo lo que ha ganado simplemente trabajando hacia una meta digna, evaluando y apreciando las ganancias que ha logrado. hizo hacer en el proceso.

Una forma importante de recuperarse del perfeccionismo es empezar a centrarse más en el proceso de llegar a una meta, en lugar de simplemente centrarse en la meta misma.

Aprende a manejar las críticas

Si tiende a ver las críticas como un ataque, reaccionando a la defensiva, un cambio de actitud puede ayudar. La crítica constructiva puede brindarle pistas importantes sobre cómo mejorar su desempeño, convirtiendo sus desempeños menos que perfectos en peldaños útiles que conducen a la excelencia. Si las críticas que recibe son directas o duras, está bien recordarles a los demás (y a usted mismo) que los errores son una excelente manera de aprender.

Deja un comentario

La bulimia y su salud bucal

Al principio, puede no parecer obvio que un trastorno psiquiátrico podría causar problemas dentales. Sin embargo, los dentistas suelen detectar algunos de los primeros signos