Psyathome

Cómo practicar la terapia de exposición para la paruresis

La paruresis también se conoce como vejiga tímida. Esta condición se refiere a la dificultad y/o incapacidad y miedo de orinar en baños públicos o cuando hay otras personas cerca. Está relacionado con el trastorno de ansiedad social (SAD) en el sentido de que es un tipo de fobia al desempeño que es específica del uso de baños públicos.

Signos de paruresis

La paruresis puede variar de leve a severa. Los síntomas de la paruresis incluyen los siguientes:

  • Necesitar total privacidad al usar un baño
  • Miedo de que otras personas te escuchen cuando usas el baño.
  • Incapacidad total para usar baños que no sean en casa
  • Sentirse ansioso por tener que usar el baño
  • No beber para no tener que usar el baño
  • Evitar eventos por la necesidad de usar el baño público
  • Pensamientos negativos sobre ti mismo cuando usas el baño

Impacto de la paruresis

En una encuesta realizada a 63 pacientes afiliados al Asociación Internacional de Paruresis (IPA), se demostró que la paruresis había sido un problema durante un promedio de un par de décadas para los pacientes. También había afectado significativamente sus vidas, de modo que un tercio evitaba las fiestas, los eventos deportivos y las citas, mientras que la mitad se limitaba a elegir su trabajo. En términos de ansiedad social en general, los pacientes eran más propensos a decir que experimentaron problemas en el desempeño que en los entornos de interacción social.

Tratamiento de la paruresis

El tratamiento más común para la paruresis es la terapia de exposición gradual, que según las investigaciones puede tener éxito.

La terapia de exposición gradual implica el uso gradual de los baños en circunstancias cada vez más difíciles y, por lo general, se realiza bajo la supervisión de un terapeuta conductual capacitado.

Sin embargo, si tiene un socio dispuesto, hay pasos que puede tomar para intentar una exposición gradual por su cuenta. Antes de comenzar la terapia de exposición, haga que un médico descarte causas médicas.

Necesitarás lo siguiente:

  • Un amigo o familiar de confianza que lo ayude con las exposiciones
  • Al menos una hora dos veces por semana para practicar
  • Papel y bolígrafo para escribir una jerarquía.
  • Acceso a lugares para practicar exposiciones

Si la paruresis es solo uno de los muchos temores sociales que le afectan, es poco probable que la terapia de exposición por sí sola mejore el amplio alcance de su ansiedad. Reúnase con un psicólogo o psiquiatra para determinar el mejor curso de acción para su ansiedad social.

Pasos para superar la paruresis por su cuenta

1. Solicite la ayuda de un amigo o familiar de confianza.

Esta persona estará presente durante las primeras exposiciones para imitar las situaciones que experimentarías en público. Si no puede encontrar un socio, es posible seguir los pasos utilizando ubicaciones públicas naturales.

2. Infórmese si la urgencia de orinar le dificulta más o menos hacerlo.

Si tener que orinar con urgencia facilita el proceso, asegúrese de beber mucho líquido antes de cada sesión de exposición. Si la necesidad se vuelve muy urgente y aún no puede orinar, consulte a un médico o urólogo.

3. Construya una escala de jerarquía conductual.

Haga una lista de lugares o situaciones en las que le resulte difícil usar los baños. Para cada elemento de la lista, asígnele un valor del 0 al 10, siendo 0 muy fácil (p. ej., su casa) y 10 el más difícil (p. ej., un baño público ocupado).

4. Comience con un elemento calificado con 0, como orinar en casa mientras un invitado está presente.

Haga que su pareja permanezca en su casa en otra habitación mientras intenta orinar. Si es posible, permita que la orina fluya durante 3 segundos antes de detenerse.

No pase más de 4 minutos tratando de orinar. Si no funciona, tómese un breve descanso y vuelva a intentarlo. A veces, retroceder un paso en su jerarquía también puede ayudar.

5. Reúnete con tu pareja para un descanso de 3 minutos.

6. Una vez más, intente orinar.

No use estrategias de afrontamiento como abrir un grifo o tratar de no hacer ruido. Esto solo extenderá el tiempo necesario para la exposición, ya que más adelante deberá aprender a actuar sin técnicas de afrontamiento.

7. Continúe de esta manera, alternando exposiciones y descansos hasta por una hora.

8. Si la sesión ha tenido éxito, pase al siguiente elemento más fácil de su jerarquía y practique esta exposición en su próxima sesión.

Tenga el objetivo de trabajar en las exposiciones al menos dos veces por semana; varias veces por semana es aún mejor.

9. Después de 8 a 12 sesiones, debería encontrar una gran mejora en su capacidad para orinar libremente.

Completar de 15 a 20 sesiones es la meta ideal.

Si todo lo anterior suena demasiado desalentador o demasiado para empezar, considere unirse a un grupo de apoyo de paruresis. Allí conocerá a otras personas que están luchando con los mismos problemas y que podrán brindarle apoyo mientras trabaja para superar esta dificultad.

Una palabra de Psyathome

Si continúa luchando con este problema, considere consultar a un profesional de salud mental para recibir tratamiento. Los métodos de tratamiento que no sean la exposición gradual pueden ser útiles, como las técnicas de relajación, la psicoterapia y la terapia cognitivo-conductual (TCC).

Deja un comentario

¿Por qué la gente se suicida?

Es difícil imaginar qué llevó a un amigo, familiar o celebridad a suicidarse. Es posible que no haya habido señales de advertencia claras, y es

Resuelve conflictos familiares

Lo más común es que familias con problemas familiares acudan a la consulta expresando malestar, ya sea de alguno de sus integrantes o del grupo

Cómo aumentar la productividad personal

Te sientes identificado con lo siguiente que necesitas tu mejoras productividad personal: Empieza el día y lo tienes todo perfectamente organizado, sabes qué tareas tienes