Psyathome

Cómo pensar como un optimista y mantenerse positivo

Probablemente haya escuchado una o dos cosas sobre los beneficios del pensamiento positivo. Las investigaciones sugieren que los pensadores positivos tienen mejores habilidades para hacer frente al estrés, una inmunidad más fuerte y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si bien no es una panacea para la salud, tener una visión optimista en lugar de reflexionar sobre pensamientos negativos puede beneficiar su bienestar mental general. Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para aprender a pensar de manera más positiva.

Beneficios de pensar positivamente

Ser un pensador positivo puede tener una serie de importantes beneficios para la salud. En un estudio, los investigadores encontraron que las personas que tenían una perspectiva más optimista tenían un menor riesgo de morir de una serie de enfermedades graves, entre ellas:

  • Cáncer de mama
  • Cáncer colonrectal
  • Infección
  • Enfermedad del corazón
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de ovarios
  • Enfermedades respiratorias
  • Carrera

Los estudios también han demostrado que los optimistas tienden a ser física y mentalmente más saludables que sus contrapartes más pesimistas. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que pensar de manera más positiva se asocia con una mejor inmunidad, mayor resistencia al estrés, y tasas más bajas de depresión.

Cómo pensar más positivamente

Entonces, ¿qué puedes hacer para convertirte en un pensador más positivo? Algunas estrategias comunes implican aprender a identificar los pensamientos negativos y reemplazarlos por otros más positivos. Si bien puede tomar algo de tiempo, eventualmente puede descubrir que pensar positivamente comienza a ser más natural.

Evite el diálogo interno negativo

El diálogo interno involucra las cosas que te dices mentalmente a ti mismo. Piensa en esto como la voz interior dentro de tu mente que analiza cómo te desempeñas e interactúas con el mundo que te rodea. Si su diálogo interno se centra en pensamientos negativos, su autoestima puede verse afectada.

Entonces, ¿qué puedes hacer para combatir estos patrones negativos de diálogo interno? Una forma de romper el patrón es comenzar a notar cuándo tiene estos pensamientos y luego trabajar activamente para cambiarlos.

Cuando comience a tener pensamientos críticos sobre usted mismo, tómese un momento para hacer una pausa y evaluar.

Prestar atención a su diálogo interno es un excelente lugar para comenzar cuando intenta pensar de manera más positiva. Si nota que tiende a participar en un diálogo interno negativo, puede comenzar a buscar formas de cambiar sus patrones de pensamiento y replantear sus interpretaciones de sus propios comportamientos.

Prueba el humor

Puede ser difícil mantenerse optimista cuando hay poco humor o alegría en su vida. Incluso cuando enfrenta desafíos, es importante permanecer abierto a la risa y la diversión.

A veces, el simple hecho de reconocer el humor potencial en una situación puede disminuir su estrés y mejorar su perspectiva. Buscar fuentes de humor, como ver una comedia de situación divertida o leer chistes en línea, puede ayudarlo a tener pensamientos más positivos.

cultivar el optimismo

Aprender a pensar positivamente es como fortalecer un músculo; cuanto más lo uses, más fuerte se volverá. Los investigadores creen que su estilo explicativo, o cómo explica los eventos, está relacionado con si es optimista o pesimista.

Los optimistas tienden a tener un estilo explicativo positivo. Si atribuyes las cosas buenas que suceden a tu habilidad y esfuerzo, entonces probablemente seas un optimista.

Los pesimistas, por otro lado, suelen tener un estilo atribucional negativo. Si atribuye estos buenos eventos a fuerzas externas, es probable que tenga una forma de pensar más pesimista.

Los mismos principios son válidos para la forma en que explicas los eventos negativos. Los optimistas tienden a ver los eventos malos o desafortunados como incidentes aislados que están fuera de su control, mientras que los pesimistas ven estas cosas como más comunes y, a menudo, se culpan a sí mismos.

Si se toma un momento para analizar el evento y asegurarse de que se está dando el crédito que merece por las cosas buenas y no se culpa por las cosas que están fuera de su control, puede empezar a ser más optimista.

Practica la gratitud

Considere llevar un diario de gratitud en el que pueda escribir regularmente sobre las cosas de la vida por las que está agradecido. La investigación ha encontrado que escribir pensamientos de agradecimiento puede mejorar tanto su sentido de optimismo como su bienestar general.

Cuando te des cuenta de que tienes más pensamientos o sentimientos negativos, dedica unos minutos a escribir algunas cosas de la vida que te traen alegría. Esta simple actividad puede ayudarlo a cambiar su enfoque a una mentalidad más optimista.

Sigue practicando

No hay un interruptor de encendido y apagado para el pensamiento positivo. Incluso si eres un optimista nato, pensar positivamente cuando te enfrentas a situaciones desafiantes puede ser difícil. Como cualquier meta, la clave es mantenerla a largo plazo. Incluso si te encuentras inmerso en pensamientos negativos, puedes buscar formas de minimizar el diálogo interno negativo y cultivar una perspectiva más optimista.

Finalmente, no tenga miedo de contar con la ayuda de amigos y familiares.

Cuando empieces a tener pensamientos negativos, llama a un amigo o familiar con quien puedas contar para que te brinde aliento y comentarios positivos.

Recuerda que para pensar positivamente, necesitas nutrirte a ti mismo. Invertir energía en las cosas que disfruta y rodearse de personas optimistas son solo dos formas en que puede fomentar el pensamiento positivo en su vida.

Cuándo buscar ayuda

Si le resulta difícil pensar positivamente y, en cambio, siente que los pensamientos o las emociones negativas se están apoderando de su vida, debe hablar con su médico o terapeuta. Las emociones negativas que causan angustia o interfieren con su capacidad para funcionar normalmente pueden ser un signo de una afección de salud mental, como depresión o ansiedad.

Un médico o profesional de la salud mental puede evaluar sus síntomas y recomendar tratamientos que pueden ayudar. La psicoterapia y los medicamentos pueden usarse para abordar los síntomas y mejorar su capacidad de pensar de manera más positiva.

Una palabra de Psyathome

Aprender a pensar positivamente no es una solución rápida, y es algo que puede llevar algún tiempo dominar. Analizar sus propios hábitos de pensamiento y encontrar nuevas formas de incorporar una perspectiva más positiva en su vida puede ser un gran comienzo para adoptar un enfoque de pensamiento más positivo.

Deja un comentario

Metoidioplastia versus faloplastia

Hay varios tipos de cirugías de afirmación de género que están disponibles para hombres transgénero y algunas personas no binarias que desean someterse a una

Razones por las que no duermes bien

Dormir mal es un problema común para muchas personas. Las investigaciones sugieren que aproximadamente el 30 % de todos los adultos estadounidenses luchan por conciliar

Eutimia en el Trastorno Bipolar

La eutimia en el trastorno bipolar es un término que se utiliza para describir un estado de ánimo relativamente estable, en el que no se

Superar la fobia a volar

Las estadísticas indican que el avión es el medio de transporte más seguro: la posibilidad de sufrir un accidente aéreo es de 1 en 2,4

Sexo doloroso: dispareunia

La dispareunia es un problema que implica relaciones sexuales dolorosas. De hecho, si experimentas dolor o molestias durante la penetración, es posible que padezcas este

Cómo ayudar a los niños timidos

La timidez infantil ha pasado desapercibida como problema durante muchos años, cuando los padres piensan que se trata de un rasgo de personalidad. Como el

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga