Psyathome

Cómo navegar conversaciones difíciles durante las vacaciones

Pasar tiempo con la familia y los amigos suele ser uno de los aspectos más destacados de la temporada navideña. Sin embargo, estas reuniones pueden implicar tensión para algunas familias. Hablar de política y otros temas propicios para el desacuerdo con los seres queridos puede ser común. Tales conversaciones pueden ser estresantes e incluso pueden crear discordia en las familias. Obtenga más información sobre cómo navegar estas conversaciones difíciles durante la temporada navideña.

Política, raza y salud pública

Según un artículo de 2019, muchos estadounidenses creen que la política ha tenido un impacto negativo en su salud física, bienestar emocional y relaciones personales.

Desafortunadamente, la gente a veces no entiende el privilegio inherente de ver las decisiones que pueden determinar la diferencia entre la vida y la muerte para la gente más oprimida como «políticas justas» que simplemente pueden abstenerse de discutir con la familia.

A diferencia de los negros que se vieron afectados de manera desproporcionada por el COVID-19 y la brutalidad policial, o los indocumentados en los centros de detención de ICE, algunos tienen el privilegio de disfrutar las fiestas con sus familias aún intactas. Si bien puede ser fácil abstenerse de conversaciones difíciles con sus seres queridos, las personas pueden mejorar la vida de las personas más marginadas al abordar la ignorancia dentro de sus familias durante la temporada navideña.

Para las personas que se reúnen en esta temporada navideña, teniendo en cuenta el clima político, racial y de salud pública en los EE. UU., entablar conversaciones difíciles sobre estos temas delicados puede ser más necesario ahora que nunca.

Política

Teniendo en cuenta cómo ignorar el tema de la política afecta negativamente a las personas oprimidas, es vital tener estas conversaciones. Las decisiones pasadas de priorizar la comodidad de los miembros de su familia al no hablar de política durante las vacaciones pueden haber contribuido a las preocupaciones de seguridad de las personas marginadas (BIPOC, discapacitados, musulmanes, trans, etc.). Se ha vuelto más evidente que estas conversaciones ya no se pueden cepillar. aparte.

En un estudio etnográfico de 2017, hablar de política se consideró una práctica discursiva valorada entre generaciones familiares, alineada con la participación del movimiento laboral y el cambio social progresivo.

Un artículo de 2020 recomendó que folx «construya hacia proyectos políticos y educativos colectivos que busquen reclamar una noción politizada de ‘corazón’: una que perturba las narrativas tradicionales de familia y nación y eleva las posibilidades de movimientos interseccionales por la justicia más históricamente receptivos».

Un estudio de 2019 consideró que las conversaciones políticas son una característica central de una democracia y descubrió que «tener personas en la red que conocen los temas políticos impulsa fuertemente a las personas a discutir dichos temas con más frecuencia».

Raza

En un estudio de investigación de 2015, los rasgos físicos racializados de piel oscura y rasgos afrocéntricos estereotipados demostraron ser un factor importante en la formación de actitudes punitivas hacia los inmigrantes, con una muestra nacional de 767 adultos blancos no latinos en el experimento inicial, que luego se repitió con una encuesta de 902 adultos blancos no latinos.

Tales hallazgos refuerzan la necesidad de que los folx aborden los problemas de la supremacía blanca dentro de sus familias por el bien de la justicia racial.

Salud pública

A pesar de que la sociedad continúa volviendo a la nueva normalidad a raíz del COVID-19, los conflictos sobre cómo se manejó la pandemia pueden continuar siendo una fuente de debate en muchas familias. Para algunos, las discusiones sobre si vacunarse o no contra el virus pueden convertirse en un punto de discordia e ira.

Si bien esta crisis de salud pública puede parecer obvia, algunas personas todavía no creen que deba tomarse en serio.

Aunque puede resultar incómodo confrontar a familiares y amigos con puntos de vista diferentes, es fundamental abordar la información errónea con los miembros de la familia.

Cómo involucrarse con la familia

Cuando se esperan discusiones desafiantes, puede ser útil que las personas se preparen con anticipación para ver a sus seres queridos, especialmente dado que el clima actual puede aumentar las tensiones familiares.

También puede ser beneficioso considerar cómo reducir las situaciones que se vuelven demasiado acaloradas para las fiestas, en términos de lo que ha funcionado antes para manejar los desacuerdos familiares.

En algunos casos, establecer límites con los familiares puede ser un territorio nuevo que bien vale la pena el esfuerzo, por lo que puede ser mejor dejarles saber a los familiares que sus declaraciones o preguntas son problemáticas y pedirles que se abstengan de tales violaciones.

Las conversaciones pueden facilitar el cambio social

Un artículo de 2018 que utilizó un estudio de caso de recuperación liderada por la comunidad en Nueva Zelanda luego de múltiples terremotos en 2010 y 2011 arrojó luz sobre cómo «el desastre, como momento de interrupción, puede provocar una mayor conciencia de la dinámica de poder y contestación».

De esta manera, los turbulentos eventos de 2020 pueden haber marcado un punto de inflexión para que los estadounidenses tengan en cuenta el trabajo crítico que es necesario para lograr el cambio social.

Si surgen tensiones familiares, puede ser útil centrarse en qué factores unen a sus seres queridos en lugar de qué divide a los familiares, como en el caso de intereses comunes o pasatiempos compartidos. También se pueden generar ideas sobre temas alternativos o temas de conversación con anticipación para garantizar que el conflicto se mantenga al mínimo.

Pasar las vacaciones solo

Con todo lo que sucede en el mundo, puede decidir que es mejor pasar las vacaciones solo, especialmente si está marginado por factores como la raza, la clase, el género, la capacidad, la orientación sexual, etc.

La realidad vivida de la opresión puede hacer que sea aún más crucial priorizar su salud mental mientras equilibra el deseo (u obligación) de estar con la familia, especialmente si no lo apoyan o no siempre lo han apoyado.

En tales situaciones, reunirse con la familia para las festividades puede generar temores de gaslighting (como que los parientes malinterpreten a las personas trans).

Si llega a creer que es mejor pasar la temporada navideña solo, puede ser útil reflexionar sobre las tradiciones navideñas familiares que disfruta y que aún puede participar. Además, elabore un plan para usted que incluya algunos actividades que proporcionarán una sana distracción.

Priorizar su salud mental

Si se encuentra navegando en conversaciones difíciles durante la temporada navideña, puede beneficiarse al desarrollar un plan de seguridad para controlar su salud mental, especialmente si está experimentando los impactos del duelo.

Los días festivos pueden ser un desencadenante si faltan familiares en los centros de detención de ICE o conoce a personas que se han visto afectadas negativamente por el COVID-19 o la brutalidad policial.

Puede ser útil hacer una lista de personas a las que puede llamar si es necesario, así como las estrategias de afrontamiento que funcionan mejor para usted en momentos de angustia, tristeza o enojo. Dado que conoce a su familia y puede anticipar ciertos comentarios, preguntas y discusiones, es importante pensar con anticipación y elaborar declaraciones o un guión que lo ayude a responder. Dar prioridad a su salud mental significa practicar el establecimiento de límites antes de estar con su familia.

Una palabra de Psyathome

Las vacaciones pueden ser estresantes por una variedad de razones. Si bien algunos pueden disfrutar de pasar tiempo con familiares y amigos durante las fiestas, este puede no ser el mejor enfoque para usted. O tal vez se trata de establecer límites con los seres queridos por adelantado para minimizar los riesgos de daño, especialmente si pertenece a un grupo marginado.

En situaciones tan singulares como la dinámica familiar individual, puede ser útil recordar que sus necesidades son la principal prioridad, independientemente de las expectativas obligatorias. Esto puede significar que prioriza el tiempo con amigos en lugar de la familia durante las vacaciones. O tal vez toma un escape muy necesario de los demás y se acurruca con un buen libro o ve una película o un programa de televisión que le brinda alegría y paz. Si se siente solo o necesita hablar con alguien, la Línea de ayuda nacional de SAMHSA (800-662-HELP) es una excelente opción.

Deja un comentario