Psyathome

Cómo manejar el miedo a cocinar

Mageirocophobia, o miedo a cocinar, puede tomar muchas formas. Algunas personas solo tienen miedo de cocinar para grupos grandes, mientras que otras tienen miedo de preparar huevos revueltos para ellos mismos. La mageirocofobia es extremadamente común, aunque solo se considera una fobia cuando es lo suficientemente grave como para interferir con la vida diaria.

Tipos

La mayoría de las personas con miedo a cocinar en realidad tienen miedo de uno o más elementos o posibles resultados del proceso de cocción. Sin embargo, si su mageirocofobia es severa, es posible que la mayoría o todos estos elementos se apliquen a usted.

  • Miedo a causar enfermedades: Esta parece ser la fobia a la cocina más común de todas. Es cierto que hay una serie de posibles enfermedades transmitidas por los alimentos, y la cobertura de los medios nos ha hecho creer que son bastante comunes. Las personas que tienen este miedo generalmente temen la contaminación, el deterioro y/o la cocción insuficiente. Este miedo puede ser más común en aquellos que no entienden completamente el razonamiento detrás de muchas “reglas alimentarias”, así como en aquellos que pasan mucho tiempo leyendo sobre enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • Miedo a servir comida no comestible: Esta fobia se puede dividir en muchos factores. Muchos cocineros están abrumados por las opciones de condimentos. No confían en sus propias habilidades para mezclar sabores o determinar las mejores opciones para cada plato. Muchos cocineros temen cocinar demasiado o que la comida quede seca o empapada.
  • Preocupaciones de presentación: Algunos cocineros son perfeccionistas. Pueden preocuparse por cómo se ve la comida, si los vasos están completamente libres de manchas e incluso si el mantel está perfectamente centrado. Esta fobia parece desencadenarse con mayor frecuencia cuando se da una cena o se recibe algún otro tipo de entretenimiento en casa. Sin embargo, algunos cocineros experimentan esto incluso cuando cocinan para una familia cercana.
  • Miedo al proceso de cocción: Muchos cocineros se preocupan por cortarse, quemarse o tener otras dificultades con el proceso. Algunos tienen miedo de las técnicas que no entienden completamente, desde el escaldado hasta la caza furtiva.
  • Miedo a las recetas: Algunos cocineros se sienten intimidados por recetas que parecen complicadas o demasiado largas. Pueden cuestionar su capacidad para realizar todos los pasos o preocuparse de perder un paso.

Complicaciones

Muchas personas pueden hacer frente con éxito a la mageirocofobia de leve a moderada simplemente evitando los elementos específicos de la cocina que los ponen nerviosos. Sin embargo, los casos más severos de la fobia pueden llegar a ser limitantes para la vida.

Vivir con cualquier fobia puede eventualmente conducir a complicaciones que van desde la depresión hasta otros trastornos de ansiedad. Además, la comida juega un papel emocional importante en la vida de muchas personas, lo que hace que la mageirocofobia sea particularmente devastadora.

Muchas familias y grupos de amigos disfrutan de reunirse para comer, especialmente durante las vacaciones. Estos eventos a menudo son de naturaleza compartida, y puede ser incómodo ser siempre el que trae servilletas o papas fritas. Alternativamente, algunos grupos se turnan para organizar cenas elaboradas, y la incapacidad de corresponder puede hacerte sentir inadecuado.

Además, muchas personas se preocupan por su mageirocofobia cuando tienen hijos. Es posible que sienta la responsabilidad de alimentar a sus hijos con comidas saludables y caseras, y experimente culpa o ansiedad cuando eso no suceda.

Algunas personas con esta fobia se casan con alguien a quien le encanta cocinar. Al principio, es posible que su pareja realmente disfrute cocinar para usted. Con el tiempo, sin embargo, es posible que él o ella comiencen a resentirse por no tener un día libre de este deber. También puede comenzar a sentirse culpable o incluso dependiente, ya que su pareja le brinda sustento.

Tratamiento

Dependiendo de su gravedad, el miedo a cocinar se puede tratar de varias maneras. Si su fobia es grave o limita su vida, la terapia cognitivo-conductual puede ayudarlo a aprender a reemplazar sus miedos con un diálogo interno más positivo. Los medicamentos pueden ser útiles para controlar una fobia verdaderamente obstinada.

Una vez que su fobia ya no sea abrumadora, es posible que le resulte útil aprender y practicar nuevas habilidades en la cocina. Sin embargo, tratar de forzarte a superar la fobia en realidad puede empeorarla, ya que cocinar requiere una curva de aprendizaje bastante pronunciada. Es importante estar psicológicamente preparado para manejar los errores inevitables antes de continuar, o en realidad puede empeorar la fobia.

Con el tratamiento adecuado, la mageirocofobia se puede controlar con éxito con un terapeuta.

Deja un comentario

Efectos secundarios del haloperidol

Haldol (haloperidol) es un fármaco antipsicótico típico que se usa para tratar la esquizofrenia y el trastorno esquizoafectivo, la psicosis, la agitación y los episodios

¿Qué es el pensamiento de grupo?

¿Qué es el pensamiento de grupo? El pensamiento grupal es un fenómeno psicológico en el que las personas se esfuerzan por lograr el consenso dentro

¿Cómo combatir la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad y el miedo son las respuestas del cuerpo antes de que se perciba como una amenaza a la integridad.ya

Psicología del deporte

¿Cómo te ayuda un psicólogo deportivo a mejorar tu rendimiento? Las emociones que experimentamos y las ideas que cruzan nuestra mente afectan nuestro desempeño diario.