Psyathome

Cómo lidiar con la baja tolerancia a la frustración

La frustración es una emoción que surge de los desafíos que se interponen en el camino de las metas. La capacidad de lidiar con la frustración se conoce como tolerancia a la frustración.

Las personas con alta tolerancia a la frustración son capaces de afrontar con éxito los contratiempos. Las personas con baja tolerancia a la frustración pueden frustrarse ante inconvenientes cotidianos aparentemente menores, como atascos de tráfico y niños ruidosos.

Las personas con baja tolerancia a la frustración pueden abandonar inmediatamente las tareas difíciles. La mera idea de tener que hacer cola o trabajar en una tarea que no entienden puede resultar intolerable.

Si cae en el extremo inferior del espectro de tolerancia a la frustración, puede causar algunos problemas en su vida. Afortunadamente, hay algunas cosas que puede hacer para mejorar su tolerancia a la frustración.

Consecuencias

La tolerancia a la frustración es un componente central del bienestar psicológico.Las personas que pueden manejar los contratiempos tienen más probabilidades de persistir en sus objetivos, lo que puede ayudarlos a sentirse bien y lograr más.

Aquellos con baja tolerancia a la frustración pueden darse por vencidos fácilmente o evitar las tareas difíciles por completo. Puede tener un costo grave en su logro.

También puede afectar las relaciones. Las personas con poca tolerancia a la frustración pueden ser más propensas a arremeter cuando se sienten frustradas. Pueden tener poca paciencia con el comportamiento de sus parejas o su intolerancia a las situaciones cotidianas (como esperar una mesa en el restaurante), y esto puede generar una mayor tensión en la relación.

Causas

Hay varias razones por las que algunas personas luchan con una baja tolerancia a la frustración:

  • Enfermedad mental. Las condiciones de salud mental, como la depresión y la ansiedad, pueden disminuir la tolerancia a la frustración de una persona.Los estudios también han encontrado que las personas con TDAH también tienden a tener menos tolerancia a la frustración.
  • Personalidad. La personalidad también juega un papel en la tolerancia a la frustración. Algunas personas toleran naturalmente las circunstancias frustrantes mejor que otras.
  • Sistemas de creencias. Las creencias de un individuo también juegan un papel en qué tan bien toleran la frustración. Una persona que piensa cosas como «La vida debería ser fácil» o «Otras personas siempre deben cumplir con mis expectativas», tolerará menos los factores estresantes cotidianos que otra persona.

Señales

La baja tolerancia a la frustración se ve un poco diferente en todos. Pero aquí hay algunos signos comunes:

  • Procrastinación frecuente debido a la incapacidad de tolerar la frustración asociada con una tarea difícil o aburrida
  • Intentos impulsivos de “arreglar” una situación debido a la impaciencia en lugar de esperar a que el problema se corrija solo
  • Incomodidad temporal exagerada
  • Insistir en buscar la gratificación inmediata.
  • Renunciar inmediatamente cuando se le presenta un desafío u obstáculo
  • Cada vez más irritable o enojado por los factores estresantes cotidianos
  • Pensar o insistir: “No puedo soportar esto”.
  • Evitar tareas que puedan causar angustia.

Desarrollar tolerancia a la frustración

La tolerancia a la frustración se puede aprender. Con práctica y dedicación constante, puede disminuir la intensidad de su frustración y puede aprender a expresar sus sentimientos en formas socialmente apropiadas. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarlo a desarrollar tolerancia a la frustración.

Aceptar situaciones difíciles

Los sentimientos de frustración se ven alimentados por pensamientos como «¡Estas cosas siempre me pasan a mí!» o “¿Por qué el tráfico tiene que ser tan malo todos los días? Esto es horrible.

Responda a declaraciones exageradamente negativas con declaraciones más realistas. En lugar de pensar en la injusticia de los atascos de tráfico, recuérdese: “Hay millones de automóviles en la carretera todos los días. Los atascos de tráfico van a ocurrir”.

Cuando te sorprendas pensando en la injusticia de la vida, considera si es una situación que puedes cambiar o si necesitas cambiar la forma en que respondes a ella. Si la situación está fuera de tu control, entonces concéntrate en la aceptación.

Dése una charla de ánimo

La frustración puede provenir de dudar de su incapacidad para tolerar la angustia. Pensar “No soporto esperar en la fila” o “Estoy demasiado abrumado para volver a intentarlo” aumentará su frustración. Estos tipos de pensamientos también pueden impedir que realices tareas que podrían generar sentimientos de frustración.

Recuerde que puede hacer frente a los sentimientos angustiantes. Ya sea que respire hondo y vuelva a intentarlo, o cuente hasta 10 cuando se sienta molesto, experimente con habilidades de afrontamiento que lo ayudarán a lidiar con la frustración de una manera saludable.

Presiona Reproducir para obtener consejos sobre cómo completar tareas

Presentado por la editora en jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio de The Psyathome Mind Podcast comparte cómo realizar tareas con un truco respaldado por la ciencia conocido como «agrupación de tentaciones». Haga clic a continuación para escuchar ahora.


Siga ahora: Podcasts de Apple / Spotify / Podcasts de Google / RSS

Aprende a calmar tu cuerpo

Los sentimientos de frustración pueden provocar síntomas fisiológicos, como aumento del ritmo cardíaco y aumento de la presión arterial. Los cambios en su cuerpo pueden hacer que dude de su capacidad para lidiar con la frustración, lo que puede conducir a un círculo vicioso que es difícil de romper.

Saber cómo calmar tu cuerpo puede ser clave para calmar tu mente. Las respiraciones profundas, la meditación, la relajación muscular progresiva y la actividad física pueden ayudarlo a controlar los síntomas físicos de la frustración de manera saludable.

Experimente con diferentes estrategias de relajación hasta que descubra lo que funciona para usted. Luego, cuando sus sentimientos de frustración comiencen a aumentar, puede entrar en acción y calmar su cuerpo antes de que los síntomas se vuelvan demasiado intensos.

Practica tolerar la frustración

Al igual que cualquier otra habilidad, la tolerancia a la frustración requiere práctica. Comience poco a poco y trabaje en la práctica de sus habilidades.

Haga a propósito algo que sea levemente frustrante, como trabajar en un rompecabezas difícil o esperar en una fila larga. Controle su diálogo interno y use habilidades de afrontamiento saludables para lidiar con sus sentimientos.

Cuando tenga éxito en el manejo de su frustración, ganará confianza en su capacidad para tolerar la angustia. Con el tiempo, puede exponerse gradualmente a situaciones cada vez más frustrantes.

Una palabra de Psyathome

Si bien puede sentirse tentado a asumir que simplemente nació con un fusible corto, su baja tolerancia a la frustración no tiene por qué ser permanente. Puede tomar medidas para desarrollar esta tolerancia, lo que podría mejorar su calidad de vida.

Entonces, si tiene dificultades para mejorar su tolerancia a la frustración por su cuenta, o si parece ser un síntoma de un problema mayor, hable con un profesional de la salud mental. El tratamiento puede variar desde terapia de conversación y abordar los pensamientos que alimentan su frustración, hasta considerar medicamentos que traten problemas subyacentes como la depresión.

Deja un comentario

¿Qué es la demencia precoz?

¿Qué es la demencia precoz? Originalmente, la demencia precoz se consideraba una condición que marcaba el inicio temprano de la demencia. Esta condición ya no

Qué hacer y cómo afrontar

El término “enfermo de amor” puede sonar como un estado mental imaginario o exagerado. Si bien el mal de amores no es una condición de

Tratamiento de tics nerviosos.

Los tics nerviosos no son cómodos. La persona quiere eliminarlos pero se siente incapaz. Se frustra cuando no puede dejar de estar nervioso y hacer

Tratamiento para dejar de tirar del pelo.

Si te arrancas el cabello con frecuencia, es posible que padezcas un trastorno llamado tricotilomanía. Aunque la tricotilomanía es menos peligrosa que otras conductas impulsivas,