Psyathome

Cómo lidiar con la ansiedad social en el gimnasio

La ansiedad en el gimnasio es común cuando comienzas a hacer ejercicio en un lugar nuevo. Si eres estudiante, es posible que también tengas miedo de la clase de gimnasia en la escuela. Por otro lado, para las personas con trastorno de ansiedad social (SAD), el miedo a ir al gimnasio o asistir a una clase de gimnasia puede ser tan grave que interfiere con solo pasar el día.

Imagine la idea de una próxima sesión de gimnasia o una clase de educación física que lo deje tan angustiado que se le haga un nudo en el estómago o experimente un ataque de pánico.Para algunas personas que sufren de SAD, hacer ejercicio en público o ir a una clase de gimnasia podría desencadenar sus síntomas.

Desencadenantes de ansiedad social en el gimnasio

Muchos aspectos de un gimnasio típico o una clase de educación física son lo suficientemente intimidantes para la persona promedio, y mucho menos para alguien que experimenta ansiedad social. Estos podrían incluir:

  • Cambiando frente a la gente.
  • Sentirse intimidado por personas que están en mejor forma
  • Tener problemas para usar el equipo
  • Sentir que la gente te está mirando
  • Experimentar problemas para asistir a clases grupales
  • Tener ansiedad por la sudoración u otros efectos secundarios del ejercicio.
  • Preocuparse por hacer una pequeña charla
  • Experimentar ansiedad por usar un baño público

Lidiando con la ansiedad social en el gimnasio

Los métodos para lidiar con la ansiedad social en el gimnasio se dividen en cinco categorías amplias: manejar los pensamientos negativos, generar confianza, exposición gradual, obtener ayuda y elegir alternativas.

Administrar pensamientos

La terapia para el trastorno de ansiedad social consiste en controlar los procesos de pensamiento negativos que mantienen la ansiedad. Use este método de examinar la evidencia de que el pensamiento es verdadero o falso para ayudarlo a desafiar el pensamiento para que luego pueda reemplazarlo con un pensamiento más realista y útil para ayudarlo a sobrellevarlo de las siguientes maneras.

pensamientos ansiosos

  • «Todo el mundo me está mirando. Deben pensar que estoy gorda y fuera de forma».

  • «Me siento tan ansioso, no puedo hacer este entrenamiento».

  • «¿Qué estoy haciendo aquí? No pertenezco aquí, no puedo hacer esto».

pensamientos realistas

  • «Todos están enfocados en sí mismos y en su propio entrenamiento».

  • « Puedo hacer esto. Sigue contando las repeticiones y haz lo mejor que puedas».

  • «Me propuse ponerme en mejor forma. Estoy trabajando para lograr ese objetivo».

Tus pensamientos impactan tus emociones y comportamientos, por lo que si tienes pensamientos inútiles o negativos, te hará sentir peor. Desafiar y cambiar esos pensamientos para que sean más positivos o útiles puede ayudarlo a sentirse mejor.

Crear confianza

Desarrolle su confianza para ir al gimnasio de estas cuatro maneras sencillas:

  • Sigue adelante. Cuanto más vayas al gimnasio, más fácil te resultará cada vez. Lo contrario también es cierto, y especialmente con la ansiedad: cuanto más evitas una situación, más te provoca ansiedad.
  • Investigue el equipo del gimnasio con anticipación para que te sientas menos intimidado y estés familiarizado con el propósito de cada uno. O ve con un amigo que ya sepa cómo usarlo.
  • Date cuenta de que tu confianza crecerá cuanto más ejercicio haga, más activo y en forma estará físicamente.
  • Compra ropa de gimnasia que te haga sentir seguroque te guste llevar y que te faciliten el ejercicio.

También puede comenzar a exponerse lentamente a la situación para ayudar a aliviar la ansiedad y generar confianza. Comience investigando gimnasios y tal vez caminando o conduciendo por delante de ellos. A continuación, intente ir al gimnasio y pedir un recorrido.

El objetivo es exponerse al medio ambiente, el equipo y el acto real de hacer ejercicio en el gimnasio. Una vez que comience a sentirse más cómodo en el entorno, puede comenzar a usar el equipo y tomar clases.

Además, si se da cuenta de que es el vestuario lo que provoca ansiedad, puede planificar con anticipación para que no necesite usar el vestuario. Es importante aprender a identificar sus factores desencadenantes.

Exposición Gradual

Numerosos estudios han demostrado la eficacia que puede tener el ejercicio para aliviar la ansiedad. Cuando te estés acostumbrando a un nuevo gimnasio, sé amable contigo mismo. Expóngase gradualmente a nuevas situaciones para que la ansiedad pueda disminuir y eventualmente su confianza crezca.

  • Considere ir fuera de las horas pico al principio, para evitar grandes aglomeraciones.
  • Use auriculares y escuche música o audiolibros al principio, para ayudar a controlar su ansiedad.
  • Hacer una jerarquía de cosas para lograr de pequeño a grande, y elimine todas las expectativas más allá de la etapa actual en la que se encuentra en esta lista.

Ejemplos de metas para cumplir en el gimnasio

Su lista puede verse diferente dependiendo de lo que le provoque más ansiedad:

  • Ve al gimnasio y camina un poco.
  • Haga ejercicio en una máquina durante 10 minutos y luego váyase.
  • Saluda o entabla una pequeña charla con otro miembro del gimnasio.
  • Toma una clase grupal como Zumba o yoga. El yoga puede ser una gran opción para las personas con ansiedad.

Consigue ayuda

Si aún te cuesta encontrar tu lugar, ve al gimnasio con alguien que ya sepa moverse, o inscríbete en sesiones con un entrenador personal para obtener una orientación adecuada. También puede intentar encontrar alternativas al gimnasio, como una aplicación o un entrenamiento en casa que pueda hacer en su lugar. Muchas clases y gimnasios ahora transmiten clases en línea.

Elija alternativas

Si encuentra que hacer ejercicio en el gimnasio no le conviene, piense en otras actividades que pueda hacer, como hacer ejercicio en casa, caminar/correr o nadar.

Ansiedad por la clase de gimnasia

La ansiedad en el gimnasio no se limita a los adultos. Muchos niños y adolescentes también sufren de ansiedad social ante la idea de participar en una clase de educación física. Algunos de los desencadenantes de esta ansiedad pueden incluir:

  • Ser consciente de su peso/cambios en tu cuerpo
  • Preocuparse por cometer un error mientras jugaba en un equipo
  • Ser elegido último durante las selecciones de equipo
  • Siendo maltratado por otros estudiantes
  • falta de confianza en tu capacidad fisica

Si te han diagnosticado SAD, pide a tus padres que organicen una reunión con el profesor de educación física, el consejero, el director y/o el psicólogo de la escuela.

En esta reunión se puede hablar de alternativas como programas de ejercicio uno a uno o crédito por ejercicio realizado en su casa o en lugares fuera de la escuela. Como padre, puede ayudar practicando deportes con su hijo que sabe que pronto practicará en la clase de educación física.

Además, hable con su hijo adolescente sobre cómo está bien, e incluso terapéutico, reírse de uno mismo y que intentarlo es más importante que ser el mejor en un deporte. Ayude a su niño/adolescente a encontrar actividades físicas que realmente disfrute para generar confianza y amor por el ejercicio.

Beneficios del ejercicio para la ansiedad

Con toda la ansiedad que causa, es posible que se pregunte si el gimnasio o la clase de educación física valen la pena. Una revisión sistemática de 2014 mostró que el ejercicio (tanto aeróbico como no aeróbico) era eficaz como tratamiento complementario para los trastornos de ansiedad, pero menos eficaz que el tratamiento antidepresivo.

Se demostraron beneficios adicionales para las personas con SAD que combinaron el ejercicio con la terapia cognitivo-conductual grupal. Sin embargo, un metanálisis de 2013 no pudo respaldar el uso del ejercicio aeróbico como un tratamiento eficaz para los trastornos de ansiedad en comparación con las condiciones de control.

Parece que el ejercicio se puede usar mejor además del tratamiento regular para el trastorno de ansiedad social, y no necesariamente como un reemplazo para terapia o medicación. Pero cuando se agrega a estos tratamientos tradicionales, puede haber algún beneficio adicional.

Una palabra de Psyathome

¿Ha sido diagnosticado y recibido tratamiento para el trastorno de ansiedad social? De lo contrario, y si sus síntomas de ansiedad social son graves, programe una cita con su médico para una evaluación y tratamiento adicionales.

Si a usted (o a su niño/adolescente) se le diagnostica SAD, tendrá acceso a opciones de tratamiento y podrá comprender mejor sus limitaciones cuando se trata del gimnasio o la clase de educación física. Eso no quiere decir que no puedas participar, sino que te puede llevar mucho más tiempo sentirte cómodo.

Si este paso parece demasiado difícil, también puede comenzar leyendo libros de autoayuda sobre el tema para obtener más información sobre las diferentes terapias disponibles y, finalmente, avanzar hasta recibir ayuda externa.

Deja un comentario

Psicoeducación para el Trastorno de Pánico

Psicoeducación es un término clínico utilizado para describir un componente común del proceso de psicoterapia. Esta parte importante del tratamiento consiste en proporcionar educación, conciencia

Recaída y antojos de alcohol

La evidencia reciente ha demostrado que entre el 50 % y el 90 % de las personas con un trastorno por consumo de alcohol probablemente

¿Qué es la catarsis?

Una catarsis es una liberación emocional. Según la teoría psicoanalítica, esta liberación emocional está ligada a la necesidad de aliviar los conflictos inconscientes. Por ejemplo,

Cómo dejar de ser inestable emocionalmente

¿Qué es la inestabilidad emocional? La inestabilidad emocional, también conocida como desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad. La persona presenta una gran variación

Tratamiento de problemas psicológicos

A continuación te mostramos enumerados por todos los problemas psicológicos, emocionales y psicosomáticos con los que estábamos lidiando. Puede hacer clic en el enlace correspondiente

Psicología Infantil en Barcelona

¿Hay algún comportamiento de tu hijo/a que te preocupe? Si buscas un psicólogo infantil en Barcelona en Psyathome podemos ayudarte. Los psicólogos infantiles realizan un