Psyathome

Cómo la experiencia cambia el cerebro

neuroplasticidad, también conocida como plasticidad cerebral, es un término que se refiere a la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse como resultado de la experiencia. Aunque, cuando las personas dicen que el cerebro posee plasticidad, no están sugiriendo que el cerebro sea similar al plástico.

Plasticidad se refiere a la maleabilidad del cerebro, que se define como «fácilmente influenciable, entrenado o controlado». Neuro se refiere a las neuronas, las células nerviosas que son los componentes básicos del cerebro y el sistema nervioso. Por lo tanto, la neuroplasticidad es cuando las células nerviosas cambian o se ajustan.

Muy bien / JR Bee

¿Qué es la neuroplasticidad?

El cerebro humano está compuesto por aproximadamente 100 mil millones de neuronas. Los primeros investigadores creían que la neurogénesis, o la creación de nuevas neuronas, se detenía poco después del nacimiento.

Hoy en día, se sabe que el cerebro posee la notable capacidad de reorganizar vías, crear nuevas conexiones y, en algunos casos, incluso crear nuevas neuronas, un concepto llamado neuroplasticidad o plasticidad cerebral.

Hay dos tipos principales de neuroplasticidad:

  • plasticidad funcional: la capacidad del cerebro para mover funciones de un área dañada del cerebro a otras áreas no dañadas
  • plasticidad estructural: la capacidad del cerebro para cambiar realmente su estructura física como resultado del aprendizaje

Cómo funciona la neuroplasticidad

Los primeros años de la vida de un niño son una época de rápido crecimiento del cerebro. Al nacer, cada neurona de la corteza cerebral tiene aproximadamente 2500 sinapsis o pequeños espacios entre las neuronas donde se transmiten los impulsos nerviosos. A la edad de tres años, este número ha crecido a la friolera de 15.000 sinapsis por neurona.

Sin embargo, el adulto promedio solo tiene alrededor de la mitad de ese número de sinapsis. ¿Por qué? Porque a medida que adquirimos nuevas experiencias, algunas conexiones se fortalecen mientras que otras se eliminan. Este proceso se conoce como poda sináptica.

Las neuronas que se usan con frecuencia desarrollan conexiones más fuertes y las que rara vez o nunca se usan eventualmente mueren. Al desarrollar nuevas conexiones y eliminar las débiles, el cerebro puede adaptarse al entorno cambiante.

Beneficios de la neuroplasticidad

Hay muchos beneficios de la neuroplasticidad cerebral. Al permitir que su cerebro se adapte y cambie, esto ayuda a promover:

  • La capacidad de aprender cosas nuevas.
  • La capacidad de mejorar sus capacidades cognitivas existentes
  • Recuperación de accidentes cerebrovasculares y lesiones cerebrales traumáticas
  • Fortalecimiento de áreas si algunas funciones se pierden o declinan
  • Mejoras que pueden aumentar la aptitud cerebral

Características de la neuroplasticidad

Hay algunas características definitorias de la neuroplasticidad.

La edad y el entorno juegan un papel

Si bien la plasticidad ocurre a lo largo de la vida, ciertos tipos de cambios son más predominantes en edades específicas. El cerebro tiende a cambiar mucho durante los primeros años de vida, por ejemplo, a medida que el cerebro inmaduro crece y se organiza.

En general, los cerebros jóvenes tienden a ser más sensibles y receptivos a las experiencias que los cerebros mucho más viejos. Pero esto no significa que los cerebros adultos no sean capaces de adaptarse.

La genética también puede influir. La interacción entre el medio ambiente y la genética también juega un papel en la configuración de la plasticidad del cerebro.

La neuroplasticidad es un proceso continuo

La plasticidad continúa a lo largo de la vida e involucra células cerebrales distintas de las neuronas, incluidas las células gliales y vasculares. Puede ocurrir como resultado del aprendizaje, la experiencia y la formación de la memoria, o como resultado de un daño al cerebro.

Mientras que la gente solía creer que el cerebro se fijaba después de cierta edad, investigaciones más recientes han revelado que el cerebro nunca deja de cambiar en respuesta al aprendizaje.

En casos de daño al cerebro, como durante un derrame cerebral, las áreas del cerebro asociadas con ciertas funciones pueden lesionarse. Eventualmente, las partes sanas del cerebro pueden hacerse cargo de esas funciones y las habilidades pueden restaurarse.

La plasticidad cerebral también tiene limitaciones

Sin embargo, es importante señalar que el cerebro no es infinitamente maleable. Ciertas áreas del cerebro son en gran parte responsables de ciertas acciones. Por ejemplo, hay áreas del cerebro que juegan papeles críticos en cosas como el movimiento, el lenguaje, el habla y la cognición.

El daño a áreas clave del cerebro puede resultar en déficits en esas áreas porque, si bien es posible cierta recuperación, otras áreas del cerebro simplemente no pueden hacerse cargo por completo de las funciones que se vieron afectadas por el daño.

Cómo mejorar la neuroplasticidad

Hay cosas que puede hacer para ayudar a animar a su cerebro a adaptarse y cambiar. Algunas de las formas en que puede utilizar la neuroplasticidad de manera beneficiosa incluyen:

Enriqueciendo su entorno

Se ha demostrado que los entornos de aprendizaje que ofrecen muchas oportunidades para la atención enfocada, la novedad y el desafío estimulan cambios positivos en el cerebro. Esto es particularmente importante durante la niñez y la adolescencia, pero enriquecer su entorno puede continuar brindando recompensas cerebrales hasta bien entrada la edad adulta.

Las cosas que puede probar incluyen:

  • Aprendiendo un nuevo lenguaje
  • Aprendiendo a tocar un instrumento
  • Viajar y explorar nuevos lugares
  • Creación de arte y otras actividades creativas.
  • Leer

Descansar mucho

La investigación ha demostrado que el sueño juega un papel importante en el crecimiento dendrítico en el cerebro. Las dendritas son los crecimientos al final de las neuronas que ayudan a transmitir información de una neurona a la siguiente. Al fortalecer estas conexiones, es posible que pueda fomentar una mayor plasticidad cerebral.

Se ha demostrado que el sueño tiene efectos importantes en la salud física y mental. Algunos investigadores sugieren que esto se debe en parte a la genética y en parte a la composición de la materia gris en el cerebro.

Puede encontrar formas de mejorar su sueño practicando una buena higiene del sueño. Esto incluye desarrollar un horario de sueño constante y crear un ambiente que contribuya a un buen sueño.

Hacer ejercicio regularmente

La actividad física regular tiene una serie de beneficios para el cerebro. Algunas investigaciones indican que el ejercicio podría ayudar a prevenir la pérdida de neuronas en áreas clave del hipocampo, una parte del cerebro involucrada en la memoria y otras funciones. Otros estudios sugieren que el ejercicio juega un papel en la formación de nuevas neuronas en esta misma región.

Un estudio de 2021 agrega que el ejercicio físico también parece aumentar la plasticidad cerebral a través de su impacto en el factor neurotrófico derivado del cerebro (una proteína que afecta el crecimiento de los nervios), la conectividad funcional y los ganglios basales, la parte del cerebro responsable del control motor y el aprendizaje. .

El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda realizar al menos 150 minutos de ejercicios cardiovasculares de intensidad moderada (como caminar, bailar, nadar o andar en bicicleta) por semana y un mínimo de dos días de ejercicios de fortalecimiento (levantamiento de pesas o ejercicios de peso corporal). ).

Problemas con la plasticidad cerebral

Los cambios cerebrales a menudo se ven como mejoras, pero no siempre es así. En algunos casos, la estructura y función del cerebro pueden verse influenciadas negativamente o cambiar.

Por ejemplo, la plasticidad del cerebro puede ser problemática cuando provoca cambios perjudiciales causados ​​por el uso de sustancias, enfermedades o traumas (incluidas lesiones cerebrales o experiencias traumáticas que resultan en un trastorno de estrés postraumático o TEPT). Incluso el envenenamiento por plomo puede afectar negativamente la plasticidad del cerebro.

También existen algunas condiciones médicas que pueden limitar o dificultar la plasticidad cerebral. Entre ellos se encuentran una variedad de trastornos neurológicos pediátricos como la epilepsia, la parálisis cerebral, la esclerosis tuberosa y el síndrome X frágil.

Cómo se descubrió la neuroplasticidad

Las creencias y teorías sobre cómo funciona el cerebro han evolucionado sustancialmente a lo largo de los años. Los primeros investigadores creían que el cerebro estaba «fijo», mientras que los avances modernos han indicado que el cerebro es más flexible.

Primeras teorías

Hasta la década de 1960, los investigadores creían que los cambios en el cerebro solo podían tener lugar durante la infancia y la niñez. Al principio de la edad adulta, se creía que la estructura física del cerebro era mayormente permanente.

En su libro de 2007, «The Brain that Changes Itself: Stories of Personal Triumph From the Frontiers of Brain Science», que analizó históricamente las primeras teorías, el psiquiatra y psicoanalista Norman Doidge sugirió que esta creencia de que el cerebro era incapaz de cambiar principalmente proviene de tres fuentes principales:

  • Una antigua creencia de que el cerebro era muy parecido a una máquina extraordinaria, capaz de cosas asombrosas pero incapaz de crecer y cambiar.
  • La incapacidad de observar realmente las actividades microscópicas del cerebro.
  • La observación de que las personas que habían sufrido un daño cerebral grave a menudo no podían recuperarse

Al principio, el psicólogo William James sugirió que el cerebro quizás no era tan inmutable como se creía anteriormente. Allá por 1890, en su libro «Los principios de la psicología», escribió: «La materia orgánica, especialmente el tejido nervioso, parece estar dotada de un extraordinario grado de plasticidad». Sin embargo, esta idea fue ignorada en gran medida durante muchos años.

teorías modernas

En la década de 1920, el investigador Karl Lashley encontró evidencia de cambios en las vías neuronales de los monos rhesus. En la década de 1960, los investigadores comenzaron a explorar casos en los que los adultos mayores que habían sufrido accidentes cerebrovasculares masivos pudieron recuperar el funcionamiento, demostrando que el cerebro era más maleable de lo que se creía anteriormente. Los investigadores modernos también han encontrado evidencia de que el cerebro es capaz de reconfigurarse después de un daño.

La investigación moderna ha demostrado que el cerebro continúa creando nuevas vías neuronales y alterando las existentes para adaptarse a nuevas experiencias, aprender nueva información y crear nuevos recuerdos.

Gracias a los avances tecnológicos, los investigadores pueden obtener una visión nunca antes posible del funcionamiento interno del cerebro. A medida que florece el estudio de la neurociencia moderna, la investigación ha demostrado que las personas no están limitadas a las habilidades mentales con las que nacen y que los cerebros dañados a menudo son bastante capaces de cambios notables.

Una palabra de Psyathome

El cerebro tiene una asombrosa capacidad para cambiar a lo largo de nuestra vida, permitiéndonos aprender cosas nuevas o recuperarnos después de sufrir una lesión cerebral. Sin embargo, existen limitaciones en cuanto a cuánto puede adaptarse el cerebro.

Desafiarnos constantemente, hacer del sueño una prioridad y hacer ejercicio regularmente también puede ayudar a mejorar la plasticidad cerebral. Evitar ciertas sustancias también es beneficioso.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo funciona la neuroplasticidad?

    Cuando participamos en diferentes experiencias a lo largo de la vida, el cerebro cambia y se adapta. A veces, esto implica fortalecer o debilitar las vías. Otras veces, puede mover ciertas funciones de un área a otra, como si una parte del cerebro se dañara.

  • ¿Cómo se aumenta la neuroplasticidad?

    Aprender cosas nuevas, viajar a lugares en los que nunca ha estado y participar en actividades creativas pueden ayudar a aumentar la neuroplasticidad. Dormir lo suficiente y hacer ejercicio regularmente también respaldan el crecimiento y la salud del cerebro.

  • ¿Por qué es importante la neuroplasticidad?

    Sin neuroplasticidad, sería difícil aprender o mejorar la función cerebral. La neuroplasticidad también ayuda en la recuperación de lesiones y enfermedades cerebrales.

  • ¿Cuál es un ejemplo de neuroplasticidad?

    La investigación ha encontrado que los niños con ceguera tienen una mayor conectividad y reorganizan los circuitos neuronales en comparación con los niños sin esta afección. Esto sugiere que el cerebro se adapta a la incapacidad de ver cambiando su estructura y función, proporcionando a los niños con ceguera una mayor capacidad para utilizar la información recibida de los otros sentidos (como el oído y el tacto).

Deja un comentario

¿Qué es la alosexualidad?

¿Qué significa el término ‘Alosexual’? alosexualidad El término alosexual describe a las personas que experimentan atracción sexual hacia otras personas. Este término es esencialmente lo

Perfil de la carrera de psicólogo

Un psicólogo es alguien que estudia la mente y el comportamiento. Si bien las personas a menudo piensan en la terapia de conversación cuando escuchan

Episodio 34: Psicóloga Andrea Bonior

Todos los lunes en The Psyathome Mind Podcast, la editora en jefe Amy Morin, LCSW, entrevista a autores, expertos, empresarios, atletas, músicos y otras personas

Problemas de la convivencia

Hay varias razones por las que decidiste vivir con tu pareja: Razones económicas. Si compartes piso, ahorras en tus gastos. Planes futuros o matrimonio. Hace