Psyathome

Cómo evitar ser pegajoso en las relaciones

Cuando estás enamorado, especialmente en esas primeras etapas en las que cada llamada, mensaje de texto o reunión en persona es suficiente para dejarte zumbando, puede ser muy fácil caer en un hábito en el que constantemente anhelas la atención de tu pareja.

Sin embargo, a pesar de tus mejores intenciones, actuar de manera pegajosa con tu pareja puede no ser siempre un rasgo atractivo. En algunos casos, puede hacer más daño que bien en su relación.

Echaremos un vistazo a lo que significa ser pegajoso, por qué sucede y, lo que es más importante, cómo controlarlo para que pueda disfrutar de una relación saludable y feliz con su pareja.

¿Qué significa ser pegajoso?

Tener una personalidad pegajosa significa que una persona tiende a permanecer muy cerca de alguien en busca de apoyo, protección y más.

Si bien los niños lloran y tienen rabietas cuando se separan de una figura paterna, ser pegajoso puede manifestarse de diferentes formas en una relación romántica. Incluye participar en actos tales como:

  • Llamar a tu pareja varias veces al día.
  • Enviarles mensajes repetidamente a lo largo del día.
  • Trabajando en pánico cuando no responden
  • Acechar constantemente las actividades de tu pareja en las redes sociales
  • Sentirse amenazado por sus amigos o compañeros de trabajo del sexo opuesto
  • Querer constantemente una invitación a cada evento al que su pareja planea asistir
  • Tener cada vez menos tiempo para tus amigos
  • Buscar constantemente la tranquilidad de los sentimientos de su pareja por usted
  • Intentar acelerar la relación rápidamente profesando amor demasiado pronto, lanzando insinuaciones prematuras de matrimonio, etc.

Si estos son comportamientos en los que te encuentras participando con frecuencia, la realidad puede ser una píldora difícil de tragar. Sin embargo, aunque puede que no sea evidente de inmediato, hay una razón subyacente por la que tiendes a aferrarte a las parejas durante tus relaciones.

¿Por qué nos volvemos pegajosos?

Requerir una interacción constante o la seguridad de su pareja puede parecer arraigado en su amor por ellos, pero es más probable que indique una condición seria y separada: la ansiedad.

Cuando te encuentras imaginando los peores escenarios cuando tu pareja está fuera sin ti, o si tiendes a entrar en pánico cuando no responde en el primer intento, estás exhibiendo rasgos que se remontan a siglos.

Estos rasgos eran comportamientos que se requerían durante el proceso de evolución, cuando la supervivencia contra las criaturas salvajes dependía en gran medida de estar cerca de un adulto o un cuidador más fuerte. Este proceso fue manejado por el sistema de apego, donde las personas vulnerables buscaban de forma innata a los cuidadores para su protección, especialmente cuando estaban estresadas.

Avance rápido unos miles de años, y este comportamiento se puede encontrar de vez en cuando en las relaciones románticas. Es probable que las personas que exhiben rasgos pegajosos tengan estilos de apego ansiosos hacia sus parejas.

Es posible que se preocupen constantemente por ser menospreciados o abandonados en sus relaciones. Descubrirás que una persona pegajosa está constantemente atenta a las primeras señales de que su pareja se está alejando de ella.

Para evitar esto y sentirse más seguro en su relación, una persona pegajosa puede hacer todo lo posible para acercarse emocionalmente a su pareja. Desafortunadamente, esto puede terminar sofocando a sus seres queridos e incluso puede ser responsable de abrir una brecha en la relación.

Sin embargo, más allá de afectar solo a las parejas, las personas pegajosas en las relaciones pueden estar mal adaptadas. También se niegan a sí mismos la oportunidad de disfrutar plenamente de sus relaciones.

Pero si bien puede parecer difícil separarse de una persona de la que está tan enamorado, hay cambios simples que puede hacer para ayudarlo a evitar ser pegajoso en una relación.

Cómo no ser pegajoso

Aceptar que puede haber un problema

Una cosa importante que debe hacer al hacer un cambio es hacer un inventario personal de sus acciones. Al hacer esto, puedes observar si eres pegajoso o no.

Si descubre que está constantemente buscando comunicarse/reunirse con su pareja, o si está monitoreando incansablemente sus actividades en las redes sociales, existe una alta probabilidad de que sea pegajoso.

Aceptar este hecho te libera para dar los pasos necesarios para cambiar tu patrón de comportamiento. Es especialmente importante realizar este ejercicio, porque la palabra ‘pegajoso’ tiene un poder significativo como insulto.

Mira dentro de ti mismo para determinar si cumples con los requisitos o si una persona te está describiendo injustamente de cierta manera. Después de una cuidadosa introspección, si sus acciones no califican como pegajosas, simplemente concéntrese en construir una relación saludable con su pareja.

Habla con tu pareja al respecto

Después de aceptar que puedes parecer pegajoso, hablar con tu pareja sobre cómo les hacen sentir tus acciones puede poner las cosas en perspectiva. Puede proporcionar información sobre los cambios que se requieren para mantener interacciones saludables.

Hablar sobre las acciones que tomas que los desata más puede ser revelador. Puede discutir una idea compartida de lo que calificaría como una comunicación sana y menos asfixiante en su relación.

Puede doler escuchar que los esfuerzos que pones en la relación, aparentemente para sentirte más cerca de tu pareja, de hecho están fracasando. Sin embargo, simplemente concéntrese en el hecho de que su relación sigue en pie y puede salvarse con los cambios correctos.

Tómate un tiempo para concentrarte en ti mismo

Tómese el tiempo para redescubrirse a sí mismo. ¿Cuáles son las cosas que te gusta hacer? ¿Cuáles son esos libros que has querido leer? Dales una oportunidad.

Cuando sienta la necesidad habitual de comunicarse con su pareja en una sucesión rápida, combata y use ese desencadenante como un recordatorio para concentrarse en algo que lo beneficia directamente.

Sin embargo, esto no quiere decir que debas mantenerte alejado de tu pareja. Más bien, mantener la correspondencia y los lugares de reunión en un momento y una frecuencia que ambos acuerden que es más adecuado puede ayudar a fortalecer su relación.

Pasar más tiempo con amigos

Cuando estás enamorado, es fácil sentirse consumido por tus sentimientos y concentrar todas tus energías en tu pareja. Esto puede ser poco saludable para otras relaciones y puede forzar la conexión que ya creaste con tus amigos, mucho antes del comienzo de tu relación.

Mientras aprende a ser menos pegajoso, este es el momento perfecto para apoyarse en sus amigos y familiares. Planee citas de amistad, vaya a cenas, programe fines de semana llenos de diversión y reavive su relación con ellos.

Esto no solo fortalecerá su vínculo con los amigos, sino que también puede servir como una bienvenida diferencia de estar en contacto constante con su pareja.

Obtenga ayuda para controlar la ansiedad

Debido a que el apego a menudo proviene del miedo a ser abandonado o reemplazado, puede ser muy útil para su relación y bienestar recibir ayuda profesional si está lidiando con la ansiedad.

La terapia puede ayudarlo a comprender por qué se apega tanto a las personas y puede brindarle consejos útiles para manejar sus apegos. Esto puede transmitir beneficios que no solo promueven su bienestar, sino que incluso pueden fortalecer su relación.

Una palabra de Psyathome

Pocos estarían contentos de ser descritos como pegajosos. Si bien puede parecer una reacción a sentimientos intensos, puede hacer que su pareja se sienta abrumada y puede crear una ruptura en su relación.

El apego puede ser el resultado de la ansiedad y puede interferir en gran medida con el placer inocente que se puede derivar de una relación. Sin embargo, es muy posible salir de este comportamiento y tener interacciones más saludables con tu pareja.

Aceptar tus rasgos y hablar honestamente con tu pareja puede ayudar a controlar cualquier apego durante las relaciones.

Deja un comentario

¿Qué es un culto?

¿Qué es un culto? Una secta suele denominarse un grupo organizado o una persona solitaria cuyo propósito es dominar a otros miembros de la secta

Rol y formación del psicólogo clínico

Un psicólogo clínico es un profesional de la salud mental con una formación altamente especializada en el diagnóstico y tratamiento psicológico de enfermedades mentales, del

Peritaje psicológico. Psicólogo forense

Área de psicología forense En Psyathome tenemos una área especializada en Psicología Forense, psicóloga forense en Barcelona cuenta con una amplia experiencia en todas las

Tomar decisiones difíciles

Tener que tomar decisiones difíciles en la vida simplemente no sucede de vez en cuando, aunque todos los días tomamos decenas de decisiones, desde la

Cómo dejar de ser inestable emocionalmente

¿Qué es la inestabilidad emocional? La inestabilidad emocional, también conocida como desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad. La persona presenta una gran variación