Psyathome

Cómo dejar de fumar marihuana

Algunas personas asumen que la marihuana es relativamente inofensiva, pero las investigaciones han demostrado que puede tener una serie de efectos negativos para la salud. Si bien puede crear menos hábito que otras sustancias, también existe un potencial de dependencia y adicción.

Si quieres dejar de fumar marihuana, hay varias cosas que puedes hacer para mejorar tus posibilidades de éxito.

Este artículo explora algunas de las tácticas que puedes probar si quieres dejar de fumar marihuana. También encontrará información sobre los síntomas de abstinencia que puede experimentar y los tipos de tratamiento profesional que pueden ayudar.

Elija un enfoque

Una vez que decidas dejar de fumar marihuana, tu primera decisión es elegir qué enfoque es el adecuado para ti y tus necesidades. Si bien algunas personas pueden encontrar que dejar la marihuana es más fácil que otras, su propia experiencia puede depender de si ha desarrollado dependencia o adicción a la sustancia.

El trastorno por consumo de cannabis es más probable que se desarrolle en personas que comenzaron a fumar hierba a una edad más temprana o que consumen mucho la droga. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) sugiere que alrededor del 30% de las personas que consumen marihuana tienen un trastorno por consumo de cannabis.

Hay dos enfoques comunes para elegir cuando está tratando de dejar de fumar marihuana: disminuir su uso o dejar de fumar de golpe.

Disminuyendo su uso

La reducción gradual es un proceso que consiste en reducir gradualmente el consumo de drogas mediante la reducción de la dosis utilizada durante un período de tiempo. El objetivo es permitir que el cuerpo de una persona se acostumbre lentamente a niveles más bajos de la sustancia mientras se minimizan los síntomas de abstinencia de la droga.

La Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción (ASAM) generalmente favorece un enfoque de disminución gradual para ayudar a minimizar los síntomas graves de abstinencia.

Si decide probar el enfoque gradual, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a mejorar sus posibilidades de éxito.

  • Date una fecha límite. Elija una fecha en la que le gustaría dejar de fumar marihuana para siempre. Luego calcule cuánto tendrá que reducir para dejar de fumar para esa fecha.
  • Elige una estrategia de reducción. Puede optar por reducir una cierta cantidad cada día o cada semana. También puede optar por cambiar a un producto de cannabis de menor potencia.

Dejar el pavo frío

Este enfoque consiste simplemente en suspender el uso de la droga. Si bien dejar de fumar de golpe no es fácil y, a menudo, conduce a síntomas de abstinencia más intensos, existen algunas razones por las que las personas podrían elegir este método.

Por ejemplo, puede ser una forma eficaz de dejar el hábito y empezar de nuevo. Las personas que dudan de su capacidad para reducir gradualmente el consumo de marihuana pueden encontrar este método más efectivo.

Para dejar de fumar marihuana, debe elegir un enfoque que funcione para usted. Puedes dejar la droga gradualmente o dejar de fumar de golpe.

Prepárate para la retirada

Una vez que decidas dejar de fumar marihuana, es una buena idea que te familiarices con los síntomas de abstinencia que podrías experimentar al dejar la droga. Al hacer esto, estará mejor preparado mentalmente y podrá planificar cómo manejará estos síntomas.

Los signos comunes de abstinencia de marihuana incluyen:

  • Agresión
  • Ansiedad
  • Cambios en el apetito
  • Antojos
  • Depresión
  • Síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, sudoración y escalofríos
  • dolores de cabeza
  • Irritabilidad
  • Dificultades para dormir
  • Pérdida o aumento de peso

Para la mayoría de las personas que dejan de consumir marihuana, los síntomas de abstinencia suelen durar alrededor de una o dos semanas. Sin embargo, algunas personas pueden continuar experimentando estos síntomas durante varias semanas o incluso meses, un fenómeno conocido como síndrome de abstinencia post-agudo (PAWS).

Los síntomas de abstinencia pueden ser desagradables y pueden hacer fracasar tus esfuerzos por dejar de fumar marihuana. Cuando los síntomas físicos y psicológicos empeoran lo suficiente, puede volver a usar la droga para encontrar alivio.

Durante este tiempo, puede ser útil tener un plan que lo ayude a cumplir con sus esfuerzos de recuperación. Busque formas de aliviar sus síntomas sin recurrir a la marihuana y considere comunicarse con su proveedor de atención médica para obtener soluciones que puedan ayudar.

Recordarte a ti mismo que estos sentimientos son temporales y que mejorarás en unos días puede ayudar.

Comprenda sus factores desencadenantes

Cuando intenta dejar de fumar marihuana, es esencial deshacerse de cualquier parafernalia relacionada con la marihuana en su hogar. Deshacerse de la droga en sí es crucial, pero también debe eliminar las pipas, tazones, bongs, vaporizadores y productos relacionados.

Tenerlos fácilmente disponibles hace que sea más fácil y más tentador ceder a un antojo de drogas.

Sería útil si también pasaras un tiempo pensando en los desencadenantes que te hacen querer fumar marihuana. ¿Hay ciertos momentos del día en los que es más probable que fume? ¿Siente la necesidad de fumar más en entornos, situaciones específicas o cerca de ciertas personas?

Una vez que esté más consciente de las cosas que desencadenan su consumo de drogas, puede planificar cómo lidiar con esos desencadenantes. A veces, esto puede implicar evitar o eliminar las cosas que te presionan para que fumes marihuana. En otros casos, deberá explorar mecanismos de afrontamiento saludables que lo ayuden a controlar sus impulsos.

No sea demasiado duro consigo mismo si comete un error y vuelve a fumar. La recaída es común para cualquiera que esté tratando de dejar de fumar. La investigación ha encontrado que, por lo general, a las personas les toma algunos intentos antes de tener éxito.

Un desliz no significa que haya fallado; es solo un contratiempo temporal.

Conozca sus desencadenantes

Ya sea que esté disminuyendo su uso o dejando de fumar de golpe, es vital estar al tanto de las personas, los objetos o las situaciones que pueden desencadenar el deseo y el uso de drogas. Identificar estos factores desencadenantes y encontrar formas de evitarlos o hacerles frente puede ayudarlo a tener más éxito.

Consejos para dejar la marihuana

Independientemente de la estrategia que decidas utilizar para dejar de fumar marihuana, varias técnicas pueden ayudarte a cumplir tus objetivos. Algunas cosas que puede probar se enumeran a continuación.

Encuentra distracciones

Encontrar maneras de mantenerse ocupado puede ayudarlo a distraerse de algunos de los desagradables síntomas de abstinencia. También puede mantener su mente alejada de los antojos de drogas que podría estar experimentando.

Busca cosas que puedas hacer que te ayuden a dejar de pensar en fumar marihuana. Si suele fumar durante períodos específicos, como los fines de semana, busque actividades que lo ayuden a mantenerse ocupado y distraído.

Crear una nueva rutina también puede ser útil cuando está dejando una sustancia como la marihuana. Mantener una rutina durante momentos estresantes puede ser importante para su bienestar mental, pero apegarse a los viejos hábitos (aquellos que incluían el uso regular de drogas) puede hacer que la recuperación sea mucho más difícil.

Ejercicio

Cuando deje la marihuana, es posible que el ejercicio regular le resulte útil por varias razones.

En primer lugar, puede actuar como una valiosa distracción cuando llega el antojo. También puede ayudarlo a sentirse mejor y con más energía a medida que enfrenta los síntomas de abstinencia.

Algunas investigaciones también sugieren que el ejercicio puede ayudar a complementar otros tratamientos para el trastorno por consumo de cannabis. Los investigadores indican que, dado que el consumo de marihuana puede afectar los sistemas que regulan el estrés y las recompensas, el ejercicio podría ayudar a reducir los síntomas de abstinencia, ayudar a controlar el estrés y reducir los antojos de drogas.

Un pequeño estudio publicado en la revista Más uno encontraron que el ejercicio moderado reducía el consumo de marihuana y los antojos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los adultos realicen 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada cada semana, lo que equivale a unos 30 minutos de caminata rápida cinco días a la semana.

Cuídate

Puede ser un desafío lidiar con los síntomas de abstinencia de la marihuana, por lo que cuidarse es especialmente importante durante este tiempo. Asegúrese de descansar lo suficiente y comer una dieta saludable que incluya grasas omega-3.

La vitamina D también puede ser importante. Muchas personas no obtienen suficiente vitamina D en su dieta para prevenir la deficiencia de vitamina D. Pregúntele a su médico si podría beneficiarse de los suplementos de vitamina D.

Cuando te encuentres luchando contra el estrés o la ansiedad, intenta implementar algunas técnicas efectivas de manejo del estrés, como la respiración profunda o la relajación muscular progresiva.

Además, concéntrese en encontrar un sentido de equilibrio en su vida. Practicar la atención plena, en la que aprendes a concentrarte en el momento presente y desarrollas un sentido más fuerte de autoconciencia, puede ayudarte a estar más en sintonía con tus necesidades.

Encuentre soporte

Su sistema de apoyo social también puede jugar un papel importante en el logro de sus metas.

Puede notar que algunas personas en su vida pueden brindarle menos apoyo, especialmente si gran parte de su vida social se centra en el consumo de marihuana. En estos casos, es posible que deba considerar reevaluar algunas de sus relaciones y lugares donde pasa su tiempo.

Cree límites con las personas que hacen que sea más difícil dejar de fumar. Habla con amigos que te apoyen sobre tus objetivos. Pueden ofrecerle el aliento y el apoyo que necesita para tener éxito.

Cómo obtener ayuda para la adicción a la marihuana

Si quieres dejar de fumar marihuana, también es importante recordar que no tienes que hacerlo todo solo. Obtener ayuda de un especialista en adicciones puede aumentar sus posibilidades de dejar la marihuana con éxito.

Comience por hablar con su médico o profesional de la salud mental acerca de sus opciones de tratamiento.

Actualmente no hay medicamentos aprobados por la FDA para el tratamiento de los trastornos por consumo de marihuana, pero se están realizando investigaciones en esta área. Los ensayos clínicos han demostrado que la buspirona, un medicamento contra la ansiedad, puede reducir los antojos y el consumo de drogas y disminuir los síntomas de irritabilidad.

Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos para tratar trastornos de salud mental concurrentes.

La terapia es generalmente el tratamiento recomendado para el trastorno por consumo de marihuana. Las estrategias específicas que se pueden utilizar incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC), que aborda los patrones de pensamiento negativos subyacentes que contribuyen al comportamiento adictivo. Su terapeuta también puede ayudarlo a encontrar mecanismos de afrontamiento que lo ayudarán a lidiar con los pensamientos o emociones que a menudo contribuyen al uso de drogas.
  • Manejo de la contingencia, que implica el uso de recompensas para reforzar y fomentar la abstinencia de drogas. Por ejemplo, puede obtener las recompensas deseadas al pasar una prueba de drogas.
  • Entrevista motivacional, que es un enfoque que ayuda a las personas a desarrollar una fuerte motivación para realizar cambios de comportamiento positivos en sus vidas. Este tipo de terapia puede ser útil para las personas que luchan por encontrar la motivación para dejar de fumar marihuana.

Las estrategias de autoayuda son importantes, pero a veces es posible que necesite una mano amiga. Comuníquese con su médico o busque un profesional de la salud mental que se especialice en el tratamiento de las adicciones.

Una palabra de Psyathome

Si bien la marihuana puede crear menos hábito que otras sustancias, algunas personas luchan contra los efectos secundarios desagradables o la dependencia. Si te preguntas cómo dejar de fumar marihuana, es importante recordar que existen herramientas y recursos disponibles que pueden ayudarte.

Es posible tener éxito por su cuenta, pero hablar con su médico o terapeuta también puede ser un buen punto de partida. Elegir una manera de dejar de fumar, establecer metas y cuidarse a sí mismo mientras trabaja para dejar la marihuana puede ayudarlo a sentirse mejor y mejorar su capacidad para cumplir sus metas.

Deja un comentario

10 grandes beneficios de sonreír

Sonreír te hace atractivo Nos atraen naturalmente las personas que sonríen. Mientras que las expresiones faciales más severas o negativas como fruncir el ceño, fruncir

¿Qué es la automaticidad?

¿Alguna vez has hecho algo sin pensar realmente, como cepillarte los dientes o conducir al trabajo? Para muchos, esas rutinas diarias son cosas que pueden

Es un nuevo día para la neurodiversidad

Donde antes los conceptos de neurodiversidad y neurodivergencia eran extraños para las personas neurotípicas, en los últimos años hemos comenzado a ver una mayor conciencia

Tomar antidepresivos para el TLP

Si bien la psicoterapia se considera el aspecto central del tratamiento del trastorno límite de la personalidad (TLP), a muchas personas se les recetan antidepresivos

Psicología del deporte

¿Cómo te ayuda un psicólogo deportivo a mejorar tu rendimiento? Las emociones que experimentamos y las ideas que cruzan nuestra mente afectan nuestro desempeño diario.

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga