Psyathome

Cómo animar a tus padres a ir a terapia

Para los adolescentes y adultos jóvenes, así como para los adultos, es un reto reconocer que tus padres necesitan terapia. A veces, los padres asocian la búsqueda de asesoramiento con tener “algo malo en ellos”. Después de todo, durante generaciones, los problemas de salud mental fueron temas tabú y no se discutieron.

Entonces, tal vez temes que tus padres duden sobre todo el tema. O descartar totalmente tus ideas por completo. Aunque la terapia no siempre es una sugerencia bienvenida, puedes abordar la conversación de manera productiva y ayudar a tus padres a ver el valor de la terapia.

El estigma de la terapia

El estigma que rodea a los problemas de salud mental ha disminuido, pero aún perdura. Por lo tanto, es posible que tus padres no sean del todo receptivos a lo que tienes que decir. Pueden temer que los demás los perciban negativamente después de enterarse de que están en tratamiento. Partiendo de la filosofía de que debemos cuidarnos y no pedir ayuda, algunos padres pueden sentir que el problema que enfrentan es una debilidad que harían mejor en ocultar.

Afortunadamente, la búsqueda de servicios de salud mental está más normalizada que en el pasado. Asegúrate de compartir eso con tus padres. Es probable que conozcan a alguien que se haya beneficiado de psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales u otros especialistas en salud mental, ya sea en su familia extendida, escuela o vecindario.

Abordando el tema

El primer paso puede parecer el más difícil: cómo iniciar la conversación cuando te sientes incómodo. Primero, avisa a tus padres de que tienes algo importante que discutir con ellos para que no los tomen por sorpresa. Establezca un tiempo. Luego, cuando empieces a hablar, recuerda ser amable durante esta conversación incómoda.

No puede equivocarse al comenzar con la declaración: “Los amo a los dos. Pero parece que hay algo que debe abordarse”.

Al abordar el tema con amor, establece un ambiente reconfortante. Luego explique por qué sugiere que necesitan ayuda sin acusar ni culpar. Cíñete a los hechos y las observaciones.

Razones comunes para sugerir terapia

A continuación, indique lo que ha observado. Trate de hacerlo de una manera neutral y fáctica, sin juzgar.

Adicción y Alcoholismo

Por ejemplo, podrías decir que has notado que tu papá se desmayó varias veces en el piso, que encontraste botellas de licor vacías en la basura y lo escuchaste balbucear muchas veces. Tal vez el alcohol lo esté afectando y necesite ayuda.

Problemas conyugales

Tal vez el problema sea la amargura entre tus padres. Una vez más, comience la conversación con hechos. Podría decir que notó que sus padres duermen en habitaciones diferentes, que no cenan juntos y que discuten con más frecuencia.

Puedes decir que escuchas los gritos desde tu habitación en el piso de arriba mientras estudias para tus exámenes. Luego agregue que se pregunta si un terapeuta matrimonial podría tener consejos para ayudarlos a superar esto.

Depresión

Tal vez el problema es que tu mamá parece extremadamente deprimida desde hace meses. Concéntrate en eso. Puede decir que no es un experto y que todos nos sentimos deprimidos a veces, pero que ha notado que no sonríe, ha perdido peso últimamente y parece haberse retirado de socializar con amigos y participar en sus pasatiempos.

Ofrezca la idea de que a veces todos necesitamos apoyarnos en los demás y pedir ayuda. Asegúrele que no hay nada de malo en necesitar ayuda.

Permita silencios incómodos. Esté abierto a que un padre niegue que existe un problema o exprese temor de “ir allí” o abrir esta caja de Pandora. Comprenda que los padres pueden reaccionar de innumerables maneras. Simplemente mantenga la calma y sepa que está tratando de hacer algo bueno para ellos y la familia.

Ayuda a tus padres a ver la importancia de la terapia

Si bien no es tu responsabilidad ocuparte de este problema, podrías ser un catalizador positivo para su curación. Es posible que no se den cuenta de cuánto afecta su problema a toda la familia. Obviamente, están sufriendo.

Al llamar su atención sobre el asunto, los está ayudando a reconocer que podrían tener un problema y que podrían necesitar ayuda externa. Quizás el problema es más grande de lo que pueden manejar. Y eso está bien. Puede ayudar ofreciéndoles recursos educativos de la biblioteca o remitiéndolos a recursos en línea.

Consejería de adicción y alcoholismo

En el caso del alcoholismo, o trastorno por consumo de alcohol, como se le llama ahora, puede compartir información sobre los síntomas. Incluso hay cuestionarios para ayudar a sus padres a determinar si tienen un problema con el alcohol.

Consejería Matrimonial

Al discutir el tema de la consejería matrimonial, podrías decirles a tus padres que hay varias formas de consejería matrimonial para elegir. Podría mencionar que los estudios han demostrado que si comienza a asesorar temprano, puede tener más éxito. Las parejas pueden aprender a manejar mejor sus desacuerdos y construir una relación basada en el afecto y la amistad.

Consejería de depresión

La depresión afecta a toda la familia. A veces se piensa que la depresión es una enfermedad invisible, pero el impacto en las familias es real. Es posible que los niños deban asumir roles de adultos para que la casa funcione de manera eficiente y pueden sentirse culpables o frustrados. Podrían preocuparse de que haya algo que hayan hecho para causar la depresión en primer lugar.

Dra. Danielle Johnson, FAPA y directora médica de Lindner Center of HOPE, dice que la pandemia de COVID-19 “ha cobrado un precio particular en las mujeres debido al aumento de la pérdida de empleo y la inseguridad financiera. También hubo un aumento de las responsabilidades de los cuidadores debido a la pérdida de cuidado infantil debido al cierre de guarderías y escuelas, el cuidado de padres enfermos y la enseñanza de niños que estaban aprendiendo virtualmente”. El impacto en muchas mujeres fue masivo.

Una palabra de Psyathome

Si bien cualquiera de sus padres o ambos podrían beneficiarse de la terapia, la decisión de intervenir es suya. El alcoholismo, los problemas matrimoniales y la depresión son solo tres razones comunes por las que podrías sugerirles a tus padres que busquen ayuda. Hay muchas otras condiciones que se beneficiarían enormemente de las soluciones terapéuticas.

El punto es que si está notando un problema recurrente y persistente que la terapia podría ayudar de manera productiva, debe sentirse capacitado para sugerir terapia para aumentar el bienestar y la curación de sus padres.

¿El último consejo de Johnson? Ella dice: “Los adolescentes y adultos jóvenes pueden alentar a sus padres a buscar terapia recordándoles la importancia que tienen para la familia y que es necesario priorizar el cuidado de ellos mismos para que tengan suficiente para dar a los demás”.

Deja un comentario

Síntoma destacado del TDAH: olvido

ADHD Symptom Spotlight es una serie que se sumerge profundamente en un síntoma característico o pasado por alto del TDAH cada semana. Esta serie está

Hospitalización por Trastornos de la Alimentación

Trastornos de la alimentaciónpueden ser enfermedades extremadamente peligrosas y potencialmente mortales. Las personas con trastornos de la alimentación experimentan con frecuencia complicaciones médicas, que pueden

¿Qué es la psicología intercultural?

¿Qué es la psicología intercultural? La psicología intercultural es una rama de la psicología que analiza cómo los factores culturales influyen en el comportamiento humano.

¿Qué es la ley de la atracción?

¿Qué es la ley de la atracción? La ley de la atracción es una filosofía que sugiere que los pensamientos positivos traen resultados positivos a

Cómo frenar el comer emocional

Referencias Asociación Americana de Psiquiatría. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (Quinta edición). Washington, DC: Asociación Americana de Psiquiatría; 2013. Braden A, Flatt

Cómo ayudar a los niños timidos

La timidez infantil ha pasado desapercibida como problema durante muchos años, cuando los padres piensan que se trata de un rasgo de personalidad. Como el

Ansiedad social o fobia

¿Qué es la fobia social? Tienes fobia social y temes a las situaciones sociales., los evitas o tienes pensamientos negativos sobre ellos. Probablemente estés preocupado