Psyathome

Causas, Síntomas, Consecuencias y Tratamientos

El trauma sexual se refiere a los desafíos físicos y psicológicos que soportan los sobrevivientes de agresión sexual.

Se estima que una de cada cinco mujeres y una cuarta parte de los hombres en los Estados Unidos han experimentado contacto sexual forzado o no deseado. Esto puede conducir a resultados perjudiciales para un sobreviviente.

Los niños también se ven comúnmente afectados por traumas sexuales. Aproximadamente una de cada nueve niñas y uno de cada 53 niños menores de 18 años enfrentarán agresión sexual a manos de un adulto.

Los efectos de la violencia sexual a veces pueden manifestarse en síntomas de trastorno de estrés postraumático en los sobrevivientes. Esta guía examinará las señales y consecuencias de la violencia sexual. También analizará las formas en que se puede brindar tratamiento después de la agresión.

Causas del Trauma Sexual

El trauma sexual es el resultado de que el cuerpo experimenta una gran cantidad de tensión. En estas situaciones, el cuerpo produce la hormona del estrés, el cortisol. Esta hormona encabeza la respuesta a ambientes tensos y agitados.

Después de una violencia extrema, los niveles de cortisol aumentan en el cuerpo para evitar el shock.

Mayores cantidades de esta hormona del estrés protegen contra circunstancias extenuantes. Sin embargo, este volumen también eleva los niveles de estrés del cuerpo. Cuando esto sucede, la persona se encuentra en una respuesta constante de lucha o huida, incluso sin desencadenantes. Esto puede resultar en una condición llamada estrés tóxico.

Síntomas del Trauma Sexual

La respuesta de una persona a la agresión sexual puede ser variada y personal. Por un lado, puede haber poca o ninguna respuesta a la violencia que ha tenido lugar. Aquí, el cuerpo simplemente puede optar por dejar atrás el daño.

Otras veces y, muy comúnmente, los signos evidentes apuntan a fuertes respuestas a la violencia. Se estima que el 50% de las mujeres norteamericanas muestran síntomas de trauma sexual. El cuerpo puede responder a la violencia sexual a través de medios psicológicos, emocionales (y) o físicos. Estas medidas incluyen:

Síntomas físicos

La hiperexcitación, también llamada hiperactividad, es una respuesta común al trauma en los sobrevivientes de agresión sexual. La hiperactividad significa que su cuerpo está en una respuesta de miedo constante, incluso sin desencadenantes. Durante estados hiperactivos, un sobreviviente puede experimentar:

  • Dificultad para dormir
  • dolores de cabeza
  • Desafíos de concentración
  • Dolor de pecho
  • Dificultades estomacales

Signos Psicológicos

Los efectos del trauma sexual también pueden entrometerse en la función mental. Los síntomas psicológicos del trauma sexual incluyen:

  • Dificultad para concentrarse
  • Arrebatos emocionales aleatorios
  • Autolesiones
  • Abuso de sustancias

Efectos emocionales

Las reacciones emocionales son un reconocimiento profundamente arraigado del trauma. La respuesta psicológica a la violencia sexual se ve en:

  • Entumecimiento emocional para evitar sentir dolores específicos.
  • Evitar todas las personas, lugares y cosas que puedan desencadenar un recuerdo del evento.
  • Pensamientos intrusivos que reproducen escenas traumatizantes

El trauma sexual puede causar un cambio en la personalidad. Si una persona anteriormente extrovertida comienza a alejarse de los demás después del asalto, esto podría ser una reacción a la violencia sexual.

Efectos de la violencia sexual

Cuando la agencia sexual de una persona se ve comprometida, las consecuencias pueden ser graves. Estos efectos pueden manifestarse de diferentes maneras a través de líneas físicas, emocionales o de comportamiento.

Las consecuencias del trauma sexual incluyen:

Desafíos de salud mental

Cuando una persona es coaccionada o manipulada para tener actividad sexual, esto puede producir claros síntomas de daño psicológico.

La depresión severa puede seguir al dolor abrumador que resulta de la agresión sexual. La ansiedad también puede manifestarse cuando los sobrevivientes pueden sentir la necesidad de abordar las situaciones con mucho miedo y precaución.

El asalto podría conducir a un comportamiento dañino, como autolesión o abuso de sustancias. En casos severos, los sobrevivientes de violencia sexual pueden comenzar a considerar el suicidio.

Efectos físicos

Un sobreviviente de asalto puede notar cambios corporales después del evento. Es posible que estos cambios no siempre se atribuyan al trauma sufrido, pero podrían ser un resultado directo de sus efectos.

Los desafíos en la parte inferior del abdomen, el dolor crónico y las dificultades para dormir son consecuencias comunes. Asimismo, los trastornos alimentarios, la fatiga crónica, la diabetes y las enfermedades cardíacas están todos relacionados con el daño de la agresión sexual.

Resultados conductuales

El asalto también puede afectar a los sobrevivientes en sus interacciones sociales con los demás. Los sobrevivientes pueden comenzar a evitar el contacto físico con otros y pueden evitar el sexo por completo. Este dolor también puede impedir las posibilidades de confiar en las personas.

Tratamiento para Trauma Sexual

Vivir con el trauma de la agresión sexual puede ser muy difícil de soportar. Su impacto puede atravesar todos los aspectos de la vida, dejando cicatrices físicas, emocionales, mentales y sociales.

Sin embargo, aunque los efectos de la violencia sexual nunca se pueden minimizar, se pueden manejar adecuadamente con el tratamiento adecuado.

Los siguientes son tratamientos confiables para superar el trauma sexual:

Terapia de conducta cognitiva

La TCC se enfoca en los pensamientos y patrones negativos que siguen al trauma. Esta forma de terapia ayuda a navegar las emociones y el dolor de la agresión sexual. También es útil para contrarrestar estos efectos al enseñar comportamientos positivos que pueden manejarlos.

Terapia de grupo

Los sobrevivientes de agresión sexual pueden encontrar un lugar seguro y reconfortante para curarse de su dolor en la terapia de grupo. Hablar con otras personas que han pasado por una experiencia similar, escuchar cómo se las arreglan y consolarse mutuamente en tiempos difíciles puede ofrecer un importante sistema de apoyo.

Compartir experiencias puede ayudar a controlar la gravedad de los síntomas del trauma en los sobrevivientes.

Terapia Psicodinámica

El aislamiento, la evasión, el adormecimiento y más sirven como recordatorios emocionales del dolor del asalto. Esta forma de terapia puede ayudar a abordar los conflictos emocionales que resultan del trauma y puede ayudar a reavivar la autoestima.

Esta forma de terapia enseña diferentes sistemas de pensamiento y cómo afrontar el trauma.

Medicamento

Las opciones farmacéuticas como los ISRS también son muy recomendables para controlar el trauma. Estos medicamentos ayudan a aumentar el nivel de serotonina en el cerebro, una hormona que afecta el estado de ánimo, el sueño y el apetito. Los ISRS se usan comúnmente para controlar la depresión, la ansiedad y el TEPT.

Una palabra de Psyathome

La agresión sexual es un hecho preocupantemente común y capaz de producir daños duraderos.

Para los sobrevivientes de agresión sexual, el trauma de esta experiencia puede ser difícil de superar. Con los sistemas de apoyo adecuados, terapia experta o medicamentos, los sobrevivientes pueden superar y prosperar a pesar de los desafíos anteriores.

Deja un comentario

Nadia baloch muy bien mente

Reflejos Trabajó en una agencia de marketing digital para las marcas de Unilever y se centró en la creación y edición de contenido de redes

Apego seguro y otros estilos de apego

Características del apego seguro Los niños que tienen un apego seguro generalmente se alteran visiblemente cuando sus cuidadores se van y se alegran cuando sus

Trastorno de personalidad dependiente

¿Te suenan estas afirmaciones? No puedo valerme por mí mismo. Necesito ayuda y protección en todo momento. ¡Cuesta tanto tomar decisiones! Tal vez te suenen