Psyathome

Afecto lábil: definición, síntomas, causas, tratamiento

¿Qué es un afecto lábil?

Afecto lábil Es una condición que afecta la forma en que una persona expresa sus emociones. Una persona con esta condición puede mostrar emociones en exceso o mostrar emociones inapropiadas en situaciones específicas. Por ejemplo, puede encontrarlos riéndose o sonriendo en un funeral o durante una ocasión triste. Los cambios de humor repentinos y notables también caracterizan la condición.

Las personas con un afecto lábil pueden pensar que simplemente tienen cambios de humor, pero tienden a tener reacciones emocionales más intensas a las situaciones que la persona típica. La condición también se llama labilidad emocional, pseudobulbar afecto o afecto inapropiado.

La palabra «lábil» significa específicamente cambiar constantemente. El afecto lábil es mucho más grave que simplemente experimentar cambios de humor. Para algunas personas, podría alterar significativamente su vida personal.

A veces, una persona con afecto lábil ni siquiera se da cuenta de las emociones que exhibe o de que las emociones son inapropiadas. Experimentarán cambios de humor frecuentes y repentinos y, a veces, incluso podrían ser agresivos.

Síntomas de un afecto lábil

Un afecto lábil varía en severidad y síntomas. Las personas que tienen esta afección pueden presentarla de las siguientes maneras:

  • Llorar aparentemente sin razón, o por razones que la gente normalmente no llora.
  • Riendo o sonriendo repentinamente durante ocasiones inapropiadas como un funeral o una entrevista de trabajo
  • No mostrar emociones en situaciones en las que se esperaría, como escuchar noticias impactantes.
  • Ser incapaz de controlar sus emociones, por ejemplo, puede seguir riéndose aunque ya no le parezca divertido un chiste.
  • Mostrar emociones que no están relacionadas con los sentimientos que está experimentando (p. ej., reírse sin control a pesar de que están tristes).
  • Experimentar un cambio repentino e inesperado en las emociones, por ejemplo, una persona que se estaba riendo podría enojarse repentinamente sin aparentemente desencadenantes.
  • No sentir alivio después de expresar una emoción.

Causas de un afecto lábil

Una afección neurológica o psicótica o una lesión cerebral traumática pueden causar un efecto lábil. Cuando lo causa un trastorno neurológico, generalmente hay una desconexión en el cerebro que afecta la forma en que se envían las señales de comunicación. Con condiciones psicóticas, los delirios y las alucinaciones pueden hacer que una persona exprese emociones de manera inapropiada. El afecto lábil se ha relacionado con las siguientes condiciones:

Una lesión cerebral o una afección subyacente no siempre causan un efecto lábil. Otros posibles desencadenantes de un afecto lábil incluyen:

  • Fatiga
  • Ansiedad
  • Estrés extremo

Identificación de un afecto lábil

No se puede utilizar ninguna prueba en particular para diagnosticar un afecto lábil. Sin embargo, si ha estado experimentando cambios de humor frecuentes y repentinos, podría tener la afección. Este trastorno a menudo se diagnostica erróneamente como otras afecciones como la depresión o el trastorno bipolar.

Una condición neurológica o psicótica subyacente a menudo causa un efecto lábil. También podría ser causado por sufrir una lesión cerebral traumática severa. Para hacer un diagnóstico, su médico ordenará que se realice una serie de pruebas de rutina.

Si una afección subyacente está causando su afecto lábil, recibirá tratamiento para esa afección. Debes saber que tener cambios de humor ocasionales no significa que tengas un afecto lábil.

Al tratar de diagnosticar el afecto lábil, su médico puede hacerle algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Sientes que no tienes control sobre tus respuestas emocionales?
  • ¿Está tomando algún medicamento?
  • ¿Le han diagnosticado algún trastorno neurológico?
  • ¿Sientes alivio después de expresar una emoción?
  • ¿Está angustiado por sus respuestas emocionales a ciertas situaciones?

Tratamiento para un afecto lábil

El afecto lábil puede ser una condición perturbadora. Las personas con este trastorno son propensas a cambios de humor repentinos y extremos y pueden tener rabietas violentas. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, pueden funcionar relativamente bien en su día a día.

El tratamiento para la afección generalmente depende de lo que la está causando. Si una afección subyacente lo desencadena, el tratamiento del trastorno podría hacer que los síntomas del efecto lábil disminuyan.

En casos leves, es posible que esta afección ni siquiera necesite tratamiento. Muchas personas expresan emociones inapropiadas en ciertas situaciones de vez en cuando.

Sin embargo, si experimenta estados de ánimo lábiles con frecuencia, hable con su médico al respecto. Se podría usar medicación o terapia para tratar un afecto lábil. A menudo se considerará una combinación de ambos.

Medicamento

Se recetan medicamentos para tratar el afecto lábil según las necesidades específicas de una persona. Se considerarán cosas como la gravedad de sus condiciones y otras condiciones existentes que pueda tener. Por lo general, se prescriben los siguientes medicamentos:

  • antidepresivos: Se pueden recetar antidepresivos para ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los estados de ánimo lábiles. Sin embargo, no se recetarán en dosis muy altas. Se pueden recetar inhibidores tricíclicos o selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Nuedexta: Nuedexta (nombres genéricos: dextrometorfano, quinidina) es un medicamento que generalmente se usa para tratar la arritmia cardíaca (es decir, un latido cardíaco irregular). La FDA también lo ha aprobado para tratar el afecto lábil.

Cómo hacer frente a un afecto lábil

Dependiendo de su gravedad, un efecto lábil podría desaparecer con el tiempo. Prestar más atención a su respuesta emocional a situaciones específicas lo ayudará a sobrellevar un afecto lábil.

Si una afección subyacente o una lesión cerebral no afectan su estado de ánimo, es posible que no necesite tratamiento y podría desaparecer con algunas estrategias de afrontamiento como estas:

  • Practica ejercicios de respiración: Una excelente manera de controlar sus emociones es practicar ejercicios de respiración. Respirar lenta y controladamente podría disminuir la gravedad de los estados de ánimo lábiles.
  • Distráete: Al pasar por un estado de ánimo lábil, también podría intentar distraerse. Si se encuentra en una situación que cree que podría estar desencadenando, debe retirarse de esa situación.
  • Cuéntales a tus amigos cercanos y familiares sobre lo que estás pasando: Ya sea que su afecto lábil sea causado por una condición subyacente o que ocurra de vez en cuando, es esencial que las personas que lo rodean estén al tanto de su condición. Esto les ayuda a entender lo que está pasando la próxima vez que tenga un cambio de humor y aprender cómo ayudar.
  • Identifica tus desencadenantes: Con un afecto lábil, puede parecer que un cambio en su estado de ánimo surge de la nada, pero en la mayoría de los casos hay factores desencadenantes. La próxima vez que experimente un cambio de humor inusual, preste atención a lo que está haciendo y a las cosas que lo rodean.

Deja un comentario

Cómo denunciar a un conductor ebrio

Los conductores ebrios matan a miles de personas inocentes cada año.Informarlos a la policía podría salvar la vida de alguien. Cuando denuncie a alguien que

Cómo detener el gasto emocional

Casi todos nosotros participamos en gastos emocionales de vez en cuando. Tenemos un mal día y queremos aliviar el dolor comprando un nuevo aparato o

¿Qué es la esquizofrenia residual?

La esquizofrenia residual es uno de los cinco subtipos de esquizofrenia. Las personas con esquizofrenia residual actualmente no experimentan los síntomas positivos de la esquizofrenia,

Cómo ayudar a los niños timidos

La timidez infantil ha pasado desapercibida como problema durante muchos años, cuando los padres piensan que se trata de un rasgo de personalidad. Como el