Psyathome

Abstinencia de metanfetamina: síntomas, cronología y tratamiento

La abstinencia de metanfetamina es un proceso natural pero incómodo que comienza inmediatamente después de que alguien deja de tomar metanfetamina, también conocida como metanfetamina cristalina.

Visión de conjunto

La abstinencia implica un conjunto predecible de síntomas, que desaparecen gradualmente a medida que el cuerpo se adapta a que la droga ya no está presente. La abstinencia implica síntomas físicos como fatiga y síntomas psiquiátricos como depresión o psicosis. Mientras que los síntomas físicos desaparecen, los síntomas psicológicos como la ansiedad pueden durar mucho tiempo.

En las primeras 24 horas posteriores al consumo de metanfetamina, las personas pueden comenzar a experimentar síntomas iniciales de abstinencia que pueden incluir fatiga y aumento del apetito. Puede sentirse irritable, ansioso y deprimido.

Muy bien / JR Bee

Duración y gravedad

Las investigaciones muestran que la abstinencia de metanfetamina consta de dos fases. La primera fase es más intensa durante las primeras 24 horas después del último uso de metanfetamina y gradualmente se vuelve menos intensa durante la próxima semana. A menudo hay una fase «subaguda» que dura un par de semanas más.

La gravedad de la abstinencia de metanfetamina dependerá de varios factores diferentes, como cuánto tiempo y cuánta metanfetamina ha estado usando la persona, y qué tan dependiente es la persona de la metanfetamina.

¿Cuánto durará el retiro?

Como regla general, cuanto más tiempo haya estado una persona con metanfetamina, peores serán los síntomas de abstinencia. Lo mismo se aplica a la edad, ya que las personas mayores suelen experimentar peores síntomas que las personas más jóvenes.

La segunda fase es menos intensa y dura unas dos o tres semanas más. A veces, los usuarios de metanfetamina experimentan síntomas de abstinencia durante meses, lo que se conoce como síndrome de abstinencia posagudo (PAWS).

Otros factores que pueden desempeñar un papel en la duración y la gravedad de los síntomas de abstinencia de metanfetamina incluyen:

  • La salud mental y física de una persona antes y durante el consumo de metanfetamina
  • La calidad de la metanfetamina que el individuo estaba usando
  • Antecedentes de consumo de otras drogas, incluido el alcohol.

Signos y síntomas

La experiencia de la abstinencia de metanfetamina es diferente para todos, pero hay ciertos signos y síntomas que tienden a ser comunes.

Si sus síntomas son graves, busque ayuda lo antes posible y asegúrese de decirle a su médico que se está absteniendo de la metanfetamina.

Ansiedad

La ansiedad es muy común entre las personas que están pasando por la abstinencia de metanfetamina, y los estudios muestran que las tasas de trastornos de ansiedad entre las personas que usan metanfetamina se estiman en un 30%.

Fatiga y Somnolencia

Cuando usan metanfetamina, las personas a menudo se sienten hiperactivas y sienten que no necesitan dormir. Durante la abstinencia de metanfetamina, a menudo sienten exactamente lo contrario.Especialmente durante la primera semana de abstinencia, es probable que las personas se sientan muy inactivas, cansadas y con sueño.

Los síntomas de fatiga suelen alcanzar su punto máximo alrededor del quinto día de abstinencia, durante el cual las personas duermen una media de 11 horas al día (fenómeno conocido como hipersomnia).

No es raro experimentar sueños vívidos, pero estos generalmente desaparecerán durante la primera semana más o menos.

Depresión

Tener un estado de ánimo bajo, plano o deprimido es normal durante la abstinencia de metanfetamina. Para la mayoría, desaparecerá al final de la tercera semana, aunque la depresión puede continuar para una pequeña proporción de personas que dejan la metanfetamina.

Psicosis

La psicosis puede ser un síntoma de la abstinencia de metanfetamina y consiste principalmente en alucinaciones: ver, oír y sentir cosas que no existen. También puede involucrar delirios, en los que ideas que parecen ciertas pero que en realidad no son ciertas en la realidad. Estos síntomas también pueden ocurrir cuando las personas están drogadas con metanfetamina.

Antojos de metanfetamina

La mayoría de las personas que se están absteniendo de la metanfetamina experimentan un fuerte deseo de consumir más; están experimentando ansias, que son comunes entre las personas que se abstienen de las sustancias adictivas.

Apetito incrementado

Mientras toman metanfetamina, las personas a menudo experimentan una falta de apetito por la comida. Eso cambia durante la abstinencia de metanfetamina, durante la cual es probable que las personas tengan fuertes antojos de carbohidratos (alimentos azucarados o con almidón), especialmente al comienzo de la abstinencia y, por lo general, hasta la segunda y tercera semana.

Afrontamiento y Alivio

La abstinencia de metanfetamina puede ser difícil, pero hay algunas cosas que puede hacer para sobrellevar sus síntomas y facilitar el proceso.

  • Ejercicio: El ejercicio y la medicación pueden ayudar con la ansiedad, aunque se necesita más investigación para confirmarlo.
  • Distráete: Aunque estos antojos comienzan bastante intensos, la frecuencia y la intensidad de los antojos de drogas disminuyen gradualmente durante dos a cinco semanas. Lo mejor que puede hacer es tratar de hacer frente a los antojos hasta que disminuyan. Encuentre formas de mantenerse ocupado y distraído para no concentrarse en estos antojos.
  • Evite los desencadenantes: Si hay ciertas situaciones o personas que tienden a desencadenar sus ansias, tenga cuidado de evitarlas durante su período de abstinencia para minimizar el riesgo de una recaída.
  • Coma una dieta saludable: Su apetito por la comida puede regresar durante la abstinencia, pero es importante tratar de mantener todo con moderación. Trate de no comer más de lo que normalmente comería antes de tomar metanfetamina, ya que puede desarrollar una adicción sustitutiva a la comida.

Si los síntomas de depresión continúan después de la interrupción de la metanfetamina, consulte a su médico. Los medicamentos suelen ser útiles para tratar estos síntomas.

Advertencias

A menudo es mejor pasar por el proceso de desintoxicación y abstinencia de metanfetamina bajo la supervisión de profesionales capacitados.

Si bien puede parecer desalentador, el mejor lugar para ir si tiene síntomas graves es un hospital o un centro de desintoxicación administrado médicamente. Si bien los síntomas generalmente desaparecen después de la primera semana de abstinencia, las personas pueden tener serias dificultades para tratar de hacer frente a los síntomas, como la psicosis, por sí mismos.

Los medicamentos antipsicóticos se pueden recetar junto con otros medicamentos para tratar los síntomas psiquiátricos.

Si usted o alguien que conoce está experimentando psicosis durante la intoxicación por metanfetamina o la abstinencia de metanfetamina, llame al 911 e informe a los paramédicos sobre el uso de drogas.

Tratamiento a largo plazo

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas sugiere que la terapia conductual es uno de los tratamientos a largo plazo más efectivos actualmente disponibles para la adicción a la metanfetamina. Dos de los tipos principales que se pueden usar son la terapia cognitivo-conductual (CBT) y el manejo de contingencias (CM).

  • Terapia de conducta cognitiva se enfoca en cambiar los pensamientos y creencias subyacentes que contribuyen a los comportamientos inadaptados.
  • Manejo de la contingencia utiliza el condicionamiento operante para fomentar la abstinencia de metanfetamina. Las personas reciben incentivos, como vales, por pasar las pruebas de drogas.

Otros enfoques que también se pueden usar incluyen educación familiar, asesoramiento individual y grupos de apoyo de 12 pasos.

Recursos

Si usted o un ser querido está listo para dejar la metanfetamina, hable con su médico para que le aconseje. Su médico puede evaluar su salud y derivarlo a centros de tratamiento en su área.

También debe buscar asistencia médica si tiene síntomas de abstinencia graves o preocupantes, como depresión, paranoia o psicosis.

Una palabra de Psyathome

Si bien la abstinencia de metanfetamina puede ser difícil, la adicción es tratable y la recuperación es posible. Cuidarse durante este tiempo es vital. Practique técnicas efectivas de prevención de recaídas y sea amable consigo mismo. Lo que es más importante, no tenga miedo de comunicarse con amigos, familiares, grupos de apoyo o profesionales de tratamiento si necesita ayuda.

Deja un comentario

¿Qué es la higiene del sueño?

¿Qué es la higiene del sueño? Higiene del sueño es el término que se utiliza para describir hábitos o comportamientos de sueño saludables que puede

Agrupación para la memoria y el recuerdo

La agrupación implica organizar la información en la memoria en grupos relacionados. Los recuerdos se agrupan naturalmente en agrupaciones relacionadas durante el recuerdo de la

Resuelve conflictos familiares

Lo más común es que familias con problemas familiares acudan a la consulta expresando malestar, ya sea de alguno de sus integrantes o del grupo